viernes 18 de octubre de 2019
NOTICIAS | 25-01-2019 08:41

Todo lo que tenés que saber sobre unas 24 Horas de Daytona con color argentino

Este fin de semana se corren las míticas 24 Horas de Daytona y habrá una importante representación nacional. Agustín Canapino, tricampeón de Turismo Carretera, participará con un prototipo Cadillac DPi del equipo del argentino Ricardo Juncos.

Las diferencias económicas hacen que las grandes oportunidades internacionales sean cada vez más lejanas para los pilotos argentinos. Por ejemplo, ya van casi 18 años sin un compatriota en la Fórmula Uno. Por eso, cuando ocurren cosas como la siguiente, suscitan la atención de todo el automovilismo local. Más si encima se da en un contexto único: un piloto argentino en un equipo "argentino", enfrentando a nombres de la élite mundial. Agustín Canapino, el piloto del momento del deporte motor local, disputará este fin de semana las 24 Horas de Daytona de la Serie IMSA en el legendario circuito estadounidense con un Cadillac DPi del Juncos Racing, el equipo del argentino Ricardo Juncos, un bonaerense radicado en Estados Unidos y dueño de una historia increíble.

Para Ricardo Juncos, un argentino que post crisis de 2001 viajó a Estados Unidos solamente con 400 dólares prestados, esto representa un paso muy importante en su trayectoria como dueño de equipo. Comenzó en tierras norteamericanas como mecánico de un equipo de karting y hoy es dueño de una de las estructuras más importantes de las divisionales menores de la IndyCar, con varios campeonatos logrados. En 2018 se dió el gustó de debutar en la mismísima Indy, disputando las 500 Millas, y este año competirá en IMSA por primera vez, expandiéndose al mundo del Endurance.

Lee también:  Cómo es la 488 Pista con el equipamiento especial Piloti Ferrari

A Canapino, que a sus 29 años ya cuenta con tres títulos de TC, uno de Súper TC2000 y siete de Top Race en su palmarés, se le abrió esta puerta internacional luego de realizar unas pruebas en el simulador de Dallara, constructor del chasis, en Indianápolis a fines de 2018. Esta es su primera experiencia en una carrera de duración tan larga, con vehículos de diferentes clases y a bordo de un auto de estas características, pero ya sorprendió a todos al girar más rápido que sus compañeros Will Owen, Rene Binder y Kyle Kaiser, por lo que tendrá un rol bastante protagónico en una carrera en la que el Juncos Racing intentará dar batalla a los equipos oficiales de la categoría. El arrecifeño fue el elegido por el equipo para clasificar y también para realizar la largada el sábado.

¿Qué son las 24 Horas de Daytona?

Una carrera (de 24 horas de duración como su nombre indica) que abre la temporada del automovilismo internacional y va por su edición número 59. Por su prestigio se la considera parte de la "Triple Corona" del automovilismo de endurance a nivel mundial, junto a las 24 Horas de Le Mans y las 12 Horas de Sebring. Actualmente la carrera forma parte del WeatherTech SportsCar Championship, la principal categoría de endurance del automovilismo norteamericano.

En esta ocasión participarán 47 vehículos, divididos en 4 categorías: DPi, LMP2, GTD y GTLM. En DPi, la clase "reina" y con los autos más veloces, participarán 11 autos, entre ellos el auto número 50, el del Juncos Racing que será conducido por Canapino, los estadounidenses Kyle Kaiser (campeón 2017 de la Indy Lights con el Juncos Racing) y Will Owen (cuarto en Daytona en 2018) y el austríaco Rene Binder (con experiencia en Fórmula 2, IndyCar y WEC).

Lee también:  Oficial: Mick Schumacher se unió a Ferrari

Por reglamento, cada piloto debe manejar un mínimo de dos horas y no puede hacerlo por más de 13 horas, además de que cada piloto no puede manejar más de cuatro horas por cada tramo de seis horas. El trabajo de los equipos en boxes es fundamental, y las imágenes de la carrera durante la noche son espectaculares.

El auto del Juncos Racing es un prototipo desarrollado por Cadillac y Dallara llamado Cadillac DPi.V .R. Tiene un peso de 930 kilos, mide 4,75 metros de largo, tiene una altura de 1,15 metros y lleva neumáticos Michelin R18. Es impulsado por un motor Cadillac V8 desarrollado por Earnhardt Childress Racing en Carolina del Norte, Estados Unidos, con una potencia de 600 CV y cilindrada de 6.200 cc. La caja de cambios es una Xtrac secuencial de seis marchas con paddle shift. Por todo eso, este prototipo alcanza una velocidad máxima superior a los 325 kilómetros por hora en el sector del óvalo de Daytona.

La de 2019 será la primera edición con clases separadas entre DPi y LMP2: estaban unificados en la clase Prototipos, pero IMSA los separó debido a que los DPi tienen mayor potencial de desarrollo y los limitaban para crear paridad. En cuanto a los autos de GT, también están divididos en dos clases: GT Le Mans y GT Daytona. Estos vehículos están basados en súper deportivos de producción como Chevrolet Corvette, Lamborghini Huracán, Ford GT, Ferrari 488 y Porsche 911  entre otros. Los GTLM son más rápidos que los GTD y allí es donde compiten los equipos oficiales de GT, mientras que los GTD siguen el reglamento GT3 de FIA y es una categoría más abierta a la participación amateur.

En la GTD competirá por tercer año consecutivo el argentino Ezequiel Pérez Companc, que fue 37° en la clasificación general de 2017 y 33° en 2018 con un Lamborghini Huracán. En esta edición participará con un Audi R8 LMS GT3 junto al estadounidense Parker Chase, el escocés Ryan Dalziel y el alemán Christopher Haase.

Lee también:  FOTOGALERÍA | Los mejores del Dakar 2019

¿Hubo antecedentes argentinos en Daytona? Si, y muy buenos. En la primera edición, allá por 1959, los ganadores fueron el marplatense Roberto Mieres y el húngaro afincado en Argentina Antonio Von Dory, a bordo de un Porsche 718 RSK.  Oscar Larrauri fue el otro que subió al podio, siendo segundo en 1987 y tercero en 1989 con un Porsche 962, prototipo del Grupo C, del equipo Brun. Además también compitieron Néstor García Veiga, Guillermo Maldonado, Juan Manuel Fangio II y Gastón Mazzacane entre otros. También se destaca la "Misión Argentina" de 1993, con dos Oldsmobile Cutlass de tripulación completamente criolla. Allí fueron los pilotos de TC Emilio Satriano, Fabián Acuña, Jorge Oyhanart y Eduardo "Lalo" Ramos (finalizaron 25°) y Oscar Aventín, Juan Manuel Landa, Osvaldo Morresi y Osvaldo "Cocho" López (terminaron 35°).

Los grandes candidatos del 2019 parecen ser los Mazda: el #77 de Jarvis-Nuñez-Bernhard-Rast se quedó con la pole position, pero todas las luces se las lleva el auto #10, el Cadillac DPi en el que participará Fernando Alonso junto a Kamui Kobayashi, Jordan Taylor y Ranger van der Zarde. Tampoco hay que dejar fuera al Cadillac #5 del Mustang Sampling Racing, el campeón defensor. Este año en su tripulación se suma el inglés Mike Conway al brasileño Christian Fittipaldi y los portugueses Joao Barbosa y Filipe Albuquerque. En la edición del 2018 marcaron el récord de distancia recorrida en las 24 Horas, con 4.629 kilómetros.

En la clase DPi también participan otros nombres históricos como Rubens Barrichello (Cadillac #85), Juan Pablo Montoya (Acura #6), y Helio Castroneves (Acura #7), además de otros ex F1 sin tanta gloria como Alexander Rossi, Felipe Nasr y el mencionado Fittipaldi. En otras categorías hay figuras como el pentacampeón de IndyCar Scott Dixon o el ex F1 Alex Zanardi, que en 2001 perdió sus piernas en una carrera de CART y a los 52 años hará su debut en el semi óvalo de Daytona, en un BMW especialmente adaptado.

Canapino fue el encargado de clasificar en la tarde del jueves: quedó séptimo con un tiempo de 1m34s679, a 0.994 de la pole position, a sólo dos décimas del mejor Cadillac y por delante de los otros tres autos privados de DPi.  El LMP2 más rápido giró en 1m35s904 y el GT más rápido fue un Porsche 911 que registró 1m42s257.  La competencia se largará el sábado a las 16:35 de Argentina y será televisada por Fox Sports 3 y el sitio oficial de IMSA.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario