sábado 15 de mayo de 2021
NOVEDADES | 13-08-2020 09:12

Cómo es el proceso de blindaje de autos

Es un trabajo que requiere de mano de obra artesanal y en países como en México aumenta cada vez más. Enterate todos los detalles.

Cada vez que aumenta la inseguridad, las consultas por sistemas antirrobo incrementan abruptamente y en el caso de los autos, las dudas que suelen ocurrir tratan acerca del blindaje. Roturas de vidrios para robar algo del interior, clavos en la calzada, emboscada para el secuestro de personas o de un vehículo en particular, son algunas de las situaciones más comunes por las que varios conductores deciden blindar sus unidades, aunque obviamente, este proceso no es nada barato.

En algunos países como México, los niveles de inseguridad han crecido de forma exponencial a lo largo de las décadas, ya sea por bandas delictivas o aumento del narcotráfico, pero reforzar la estructura de un vehículo determinado se ha convertido en una de las soluciones más comunes para preservar la integridad física ante una situación de peligro.

¿Cómo es el proceso?

Blindar un auto sale aproximadamente 35.000 dólares, muy parecido a la cifra para realizar el mismo procedimiento en Argentina, aunque los montos siempre pueden variar de acuerdo al tipo de blindaje y el tamaño del vehículo. 

Blindado

Generalmente, el proceso para llevar a cabo esta acción es casi 100 por ciento artesanal, ya que las personas que se encuentran en este rubro deben tener en cuenta diferentes espacios milimétricos para reforzar. Además, para comenzar con el proceso se retiran todos los componentes de la unidad hasta que queda la estructura de la carrocería y posteriormente se producen los refuerzos.

Una vez que se realiza esta acción, entran en juego las placas de acero de alta resistencia y el Kevlar (fibra polimérica utilizada en los chalecos antibalas). Además, las láminas de vidrio de las ventanillas, el parabrisas y la luneta, también son modificadas y se insertan cristales más resistentes con un proceso especial y un espesor más elevado que resista cualquier impacto, incluso balas de distinto calibre.

Los neumáticos también son protegidos mediante una plancha ubicada en la parte interna de la llanta, que brinda protección ante cualquier elemento punzante que impacte contra el aro de rodamiento (sistema antidesbande). Tras los diferentes refuerzos, el vehículo vuelve a ser armado, aunque en determinados casos se ven modificadas las prestaciones del propulsor ya que el peso puede aumentar considerablemente. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en