domingo 16 de febrero de 2020
NOVEDADES | 28-05-2019 14:32

Monopatines eléctricos: un nuevo sistema de movilidad sustentable

La empresa Grin arribó al país con la implementación de una inédita aplicación para el alquiler de este tipo de vehículos amigables con el medioambiente.

A partir de la semana pasada, comenzó a funcionar la nueva plataforma perteneciente a la empresa mexicana Grin, para el alquiler de monopatines eléctricos en la Ciudad de Buenos Aires (al menos por el momento).

El servicio contará con 500 estaciones alrededor de Capital Federal (centros comerciales y algunos locales adheridos), aunque los primeros sitios de retiro ya se encuentran ubicados en algunos barrios porteños, como Palermo y Recoleta.

Para hacer uso de los monopatines eléctricos, el usuario deberá descargarse la aplicación de Grin o Rappi (empresa asociada a la compañía mexicana), y cargar los datos personales, sumados a los de la tarjeta de crédito para abonar el servicio. Por otro lado, para desbloquear el vehículo, cada unidad poseerá un código QR que deberá ser escaneado y una vez hecho el pago, el rodado se destrabará.

Además, el sistema cuenta con posición satelital para controlar el rango de cobertura por donde circulan los usuarios. En el caso de quedar fuera de ese alcance, se cobrará un recargo.

A su vez, este tipo de vehículos están pensados para tramos cortos o para complementar con otros medios de transporte público. Por otro lado, para su uso, la persona deberá ser mayor de 18 años, utilizar casco, sumado a transitar al mando de una sola persona por ciclovías correspondientes, o en el mismo sentido vehicular.

Con respecto a los monopatines, poseen motores eléctricos que impulsan al vehículo hasta una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora, sumado a los frenos en ambas ruedas, luces led, entre lo más destacado.

Los costos para alquilar alguna de estas unidades son los siguientes: para el desbloqueo del rodado, el valor es de 15 pesos, sumado a los ocho pesos por cada minuto de viaje. Esto significa, que en caso de utilizarlo por 10 minutos, el precio total sería de 95 pesos.

Por último, por la noche, diferentes personas se ocupan de recargar las baterías de los distintos monopatines, para devolverlos al día siguiente en cada estación, con la autonomía completa. A su vez, cada comercio de retiro recibirá un abono mensual por ofrecer el servicio, tendrá mayor visibilidad en las aplicaciones de alquiler, e incrementará el tránsito peatonal por la zona del local, ya que para retirar las unidades, las personas deberán pasar por el lugar donde se encuentra ubicada la estación.

 

Galería de imágenes

Comentarios