martes 4 de agosto de 2020
PANORAMA | 13-07-2020 15:24

El inesperado motivo por el que pueden desaparecer miles de empleos

Más allá de la caída que está sufriendo la industria automotriz mundial en general y de los estragos causados por la pandemia del coronavirus, un asunto “ecológico” puede hacer que se pierdan la mitad de los puestos de trabajo en Alemania hacia 2030.

Es sabido que previo a la pandemia, la industria automotriz mundial estaba atravesando una crisis profunda. Más allá de los vaivenes económicos, muchos afirman que se trata de un tema generacional, debido a que los jóvenes priorizan otro tipo de gastos (principalmente viajes) a la compra de autos. En este sentido, con el avance de la tecnología también se advierte que muchos optan por utilizar los cada vez más difundidos servicios para compartir los vehículos, también denominados car sharing. Básicamente, estos sistemas consisten en tomar un auto en un lugar, para luego dejarlo en otro cercano al destino, pagando solo por el tiempo o distancia de uso. Esto implica evitar gastos extra de estacionamiento, seguro, mantenimiento, patentes, entre otras consideraciones.

 

La “amenaza” verde

Pero el gran desafío que se avecina en los países más desarrollados y con legislaciones cada vez más duras para bajar la emisión de gases contaminantes, será no perder una buena cantidad de empleos debido a un cambio radical en la mecánica de los vehículos.

Tomando como ejemplo una de las mayores potencias de la industria automotriz mundial, de acuerdo a los datos de la Oficina Federal de Estadística Alemania (Destatis), alrededor de 830.000 personas estaban directamente empleadas por el sector en 2019.

 

En enero de este año, un informe de la Plataforma Nacional Futuro de la Movilidad (NPM), una agencia de investigación patrocinada por el gobierno alemán, derivó en que más de 400.000 puestos de trabajo en la industria automovilística alemana podrían desaparecer para el año 2030.

La crudeza de este informe tiene un argumento poco esperado: el cada vez más veloz paso de los motores de combustión interna a la electromovilidad, influenciada por los objetivos climáticos de la Unión Europea para 2030 para el sector del transporte.

Y el principal motivo se debe a que los autos eléctricos requieren unas seis veces menos piezas que los de motor de combustión. Eso equivale a una menor cantidad importante de trabajadores para producirlos. Por otro lado, hay que tener en cuenta la gran inversión necesaria para que la electromovilidad sea competitiva, motivo por el cual se necesitan recortes en los puestos de trabajo para ahorrar dinero.

 

Otros enfoques

Según la Asociación Alemana de la Industria Automotriz (VDA) estas estimaciones está basadas en un escenario muy poco realista, pero admite que la pérdida de puestos de trabajo a gran escala es inevitable en una industria con cambios tan drásticos.

Por motivos varios, como la falta de conciencia ambiental por parte de los gobiernos en la mayoría de los países como uno de los principales, en nuestra región estamos todavía lejos de experimentar un cambio tan abrupto en materia de movilidad. Sin embargo, las sucesivas crisis vienen deteriorando con fuerza a la gran mayoría de las terminales locales, muchas de las cuales están haciendo malabares para subsistir. Y eso que por ahora ninguna planta de Latinoamérica fabrica vehículos eléctricos en gran escala...

 

 

Galería de imágenes

Comentarios

Más en