domingo 16 de febrero de 2020
PRUEBAS ESPECIALES | 07-02-2020 09:00

Manejamos el nuevo BMW Serie 1

Está disponible en dos versiones que, además de estrenar diseño, tecnología y motorizaciones más potentes, ya no cuentan con su clásica tracción trasera. Probamos la versión deportiva.

Pocas veces ocurre que un modelo que se lanza a nivel mundial tarde apenas tres meses en llegar a la Argentina. Más allá de la inmediatez, el arribo de la tercera generación del Serie 1 -presentada recientemente en el Salón del Automóvil de Frankfurt- genera tanto interés como curiosidad entre los clientes del mundo premium.

 BMW 1 M135i xDrive M Performance

Es que el flamante modelo de acceso a la marca germana abandonó su característica tracción trasera, modificando radicalmente su arquitectura. Parabrisas accedió a un breve contacto en las oficinas de BMW Argentina con las dos versiones disponibles en nuestro país.

Cambio de paradigma
Indudablemente, la adopción de la tracción delantera (integral en las versiones tope de gama) implicó para BMW una reestructuración conceptual de este modelo, que ahora se produce sobre una nueva plataforma.

 BMW 1 M135i xDrive M Performance
 BMW 1 M135i xDrive M Performance junto al entrada de gama, 118i Advantage. 

Para los puristas de la deportividad, este rotundo giro elimina uno de los rasgos de personalidad más importantes del modelo, pero a cambio ofrece un mejor aprovechamiento del espacio interior (en especial, se ha corregido la anchura de las plazas traseras), debido a las ausencias del puente y el diferencial trasero, entre otros elementos.

Respecto de su antecesor, el nuevo hatch es 5 mm más corto (4.319 mm), 34 mm más de ancho (1.799 mm) y 13 mm más alto (1.434 mm), mientras que la distancia entre ejes se acortó 20 mm (2.670 mm). En tanto, el volumen del baúl aumentó en 20 litros, para alcanzar una capacidad de 380 dm3.

 BMW 1 M135i xDrive M Performance

Estéticamente está mejor proporcionado que sus antecesores. Combina un estilo tan elegante como deportivo, fundamentalmente en esta versión M. La trompa ya no es tan lanzada y se advierten recursos estilísticos similares a los de modelos de gamas superiores de BMW.

Un claro ejemplo de ello es el mayor tamaño de los riñones que forman la parrilla (ahora unidos entre sí), que en esta variante M se destacan por lucir una malla tridimensional de color gris, en tanto que las agresivas tomas de aire y los faros delanteros de led encuadran su personalidad.

 BMW 1 M135i xDrive M Performance

Por dentro, el panel de a bordo luce totalmente renovado y digitalizado: el enorme tablero de instrumentos cuenta con un display de 12,3 pulgadas, mientras que la flamante pantalla flotante de 10,2 pulgadas está ubicada sobre el torpedo y se manipula a través de un práctico e intuitivo “joystick” sobre la consola central.

Por primera vez, el Serie 1 tiene la opción de integrar un techo panorámico (en esta versión M135i xDrive MPerformance), mientras que el detalle curioso viene de la mando de unas molduras retroiluminadas que crean un efecto traslúcido dentro el habitáculo y se pueden setear en seis colores distintos.

 BMW 1 M135i xDrive M Performance

Un ratito al volante
La versión de entrada, denominada 118i Advantage, está equipada con el motor 1.5 de tres cilindros y 140 caballos que entrega 22,4 kgm de torque. Se trata de una evolución del que probamos en la última versión de la saga anterior, que se acopla a una transmisión automática Steptronic de doble embrague y 7 velocidades, con tracción delantera.

 BMW 1 M135i xDrive M Performance

Pero esta versión M135i xDrive M Performance, con tracción integral de acople automático, está impulsada por el motor de cuatro cilindros más potente de BMW. Se trata de un 2.0 que, gracias a la tecnología BMW TwinPower Turbo, es capaz de desarrollar 306 CV y entregar 45,8 kgm de torque entre 1.750 rpm y 4.500 rpm. Trabaja asociado con una transmisión automática de 8 velocidades Steptronic Sport que dispone de levas en el volante y la función Launch Control. Con esta configuración, la marca declara que el nuevo Serie 1 acelera de 0 a 100 km/h en apenas 4,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (limitada).

 BMW 1 M135i xDrive M Performance

No fue posible realizar mediciones propias ni manejarlo en diferentes superficies, pero valga mencionar algunos elementos que ofrece este modelo para no extrañar la tracción trasera, como ser el actuador de limitación de deslizamiento de la rueda contigua (ARB). Este elemento (de serie en toda la gama) que proviene del modelo eléctrico BMW i3s, si bien trabaja estrechamente con el control de estabilidad, está situado en la unidad de control del motor. Es por ello que recibe la señal de manera más directa y contribuye a impedir el subviraje ante una eventual pérdida de tracción.

Durante nuestro breve contacto aprovechamos para exagerar las maniobras, teniendo en cuenta que la pista estaba mojada adrede, y en ningún momento advertimos la pérdida del control del vehículo.

 BMW 1 M135i xDrive M Performance

Cabe destacar que el nuevo Serie 1 cuenta con una configuración de suspensión especialmente adaptada a las diferentes variantes de motor (todas con eje trasero multibrazo), mientras que esta variante dispone de una suspensión M Sport que se caracteriza por tener una reducción de 10 mm respecto de las otras alternativas.

Más tecnológico
Como anunciamos anteriormente, el nuevo Serie 1 se ofrece inicialmente en dos versiones: 118i Advantage y M135i xDrive M Performance, a 64.900 y 38.900 dólares, respectivamente.

 BMW 1 M135i xDrive M Performance

De serie, ambos compartes muchos elementos de seguridad, como los frenos ABS con EBD, control de tracción y estabilidad, control de velocidad crucero y función de secado de frenos (cuando el sensor de lluvia detecta agua en el parabrisas, las pastillas de frenos se acercan inmediatamente a los discos para eliminar cualquier rastro de humedad), sensores de estacionamiento delanteros y traseros, cámara de retroceso, asistente de estacionamiento paralelo y perpendicular, cinturones de seguridad de tres puntos en todas las plazas (con limitador de tensión para conductor y acompañante) y ocho airbags.

Sin embargo, ninguno cuenta con sistemas de seguridd activa, como control de velocidad crucero adaptativo, sensor de proximidad y frenado automático de emergencia, elementos que ya se ven en modelos de marcas generalistas.

 BMW 1 M135i xDrive M Performance

En materia de confort, las diferencias se dan principalmente en el climatizador digital bizona, los revestimientos interiores y del volante, el espejo retrovisor con antideslumbramiento, los faros de led con regulación automática del alcance de las luces y los asientos delanteros eléctricos con dos memorias para el conductor, exclusivos del M Performance.

La nueva generación del Serie 1 incorpora el conocido comando por voz Intelligent Personal Assistant, que tras iniciar el sistema con el comando “Hola, BMW”, el conductor puede activar para acceder a diferentes funciones del vehículo.
La frutilla del postre es que, al igual que el nuevo Serie 3, equipa el novedoso asistente de marcha atrás denominado Intelligent Park Assistant, que es capaz de almacenar hasta los últimos 50 metros recorridos y dirigir el vehículo en reversa exactamente por la misma trayectoria que siguió cuando avanzaba.

Alejandro Cortina

Alejandro Cortina

Comentarios