jueves 17 de octubre de 2019
MANTENIMIENTO | 06-01-2019 16:06

Cuando todas doblan

Estos dispositivos incrementan las condiciones de seguridad, tanto cuando se circula a altas velocidades como en los momentos de estacionar lentamente.

El sistema Active Steering de BMW, cambia intencionadamente el ángulo de las ruedas en función del ángulo de giro del volante determinado por el conductor. El 4 control de Renault actúa sobre las cuatro ruedas, por ejemplo en modelos Espace. Las cuatro ruedas directrices mejoran la estabilidad y el control del automóvil, así como su estacionamiento.

A diferencia de los proyectos llevados a cabo por otros fabricantes, en los que se investiga la utilización de un sistema “steer-by-wire” puro (dirección sin columna, que funciona en base a impulsos eléctricos transmitidos por cables), es decir, sin intervención de componentes mecánicos entre el volante y las ruedas delanteras, Active Steering implica la presencia de una columna de dirección para establecer una unión permanente entre el volante y las ruedas.

De este modo no solamente se garantiza el buen funcionamiento de la dirección, incluso si falla o se desconecta completamente el sistema de asistencia, sino que sólo así es posible que el conductor siga teniendo una sensación auténtica al maniobrar. Los sistemas “steer-by-wire” puros no son capaces de simular tal sensación de modo realista porque lo impide su propia configuración. El elemento central del guiado de las ruedas es la así llamada dirección superpuesta.

Lee también: Un buque con 3.500 autos de Nissan está a la deriva en el Océano Pacífico

Se trata de un engranaje planetario, integrado en la columna de la dirección dividida. Un motor eléctrico interviene en los movimientos del engranaje planetario mediante un engranaje hipoide de auto bloqueo para aumentar o reducir el ángulo de la dirección en función de cada situación concreta.

Adicionalmente, el sistema de dirección asistida regulable (similar al sistema Servotronic) se ocupa de controlar el momento de la fuerza que se aplica en el volante. Estos dos componentes unidos permiten adaptar el ángulo de las ruedas delanteras y el momento de la fuerza en el volante en función de cualquier situación de conducción.

En condiciones de manejo normales, es decir, a velocidades bajas o medianas, el sistema Active Steering interviene modificando la relación de la dirección, con lo que se puede maniobrar más fácilmente.

Lee también: Antes e su lanzamiento, manejamos el nuevo Kia Sportage GT Line

En situaciones críticas, es capaz de cambiar el ángulo de giro de las ruedas determinado por el conductor, consiguiendo estabilizar el auto más rápidamente que él. De esa manera se obtienen ventajas dinámicas al conducir.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario