martes 15 de octubre de 2019
TEST | 07-03-2019 15:35

Manejamos el nuevo Honda HR-V

El único SUV compacto de producción local presenta ligeros cambios estéticos y leves mejoras tecnológicas. Mantiene los atributos de modularidad y espacio interior, junto a una mecánica eficiente, a costa de faltantes de equipamiento y un precio algo elevado.

El tiempo pasa rápido; tanto es así, que parece mentira que hace seis años conocíamos el Honda Urban SUV Concept. Fue en el Salón de Detroit de 2013, cuando la marca japonesa adelantaba lo que sería su próximo crossover urbano. En aquel momento parecía una futurística interpretación de un SUV compacto, pero aquel concepto llegó a la realidad con muy pocos cambios. 

Tiempo después llegarían las confirmaciones de la producción en Brasil y la Argentina. Aquí se puso a la venta a mediados de 2015 y pronto causó una revolución, con una loable aceptación por parte del público, hecho que suele suceder cada vez que un producto supera las expectativas conocidas: lo recuerdo con la primera Ford EcoSport en 2003, o más recientemente con el Volkswagen Golf VII o la Fiat Toro. En todos estos casos, la alta demanda llegó a causar problemas de disponibilidad, con las consecuentes demoras en la entrega de unidades a clientes.  

En el HR-V esas alternativas fueron superadas cuando Honda aumentó la producción en su planta de Campana, que también produce unidades para exportación hacia algunos estados del sur de Brasil. La misma comenzó a despachar la serie 2019 de este modelo desde diciembre, y desde fines de enero está en los concesionarios locales, manteniendo las bondades que supieron colocarlo como un referente.

Resumen

Básicos: Velocidad máxima 196,2 km/h // Potencia 140 CV // Consumo promedio 12 km/l

Calificación:

Diseño aerodinámico (✭✭✭✭1/2): A pesar de los años, su diseño se mantiene vigente. Los retoques estéticos le cayeron bien. Entre los de su tipo es uno de los mejores en el aspecto aerodinámico. 

Confort espacio interior (✭✭✭✭1/2): Con plazas traseras amplias y confortables, el espacio interior se manifiesta como una referencia. La posición de manejo agrada y la modularidad es ejemplar.

Lo más: Motor-prestaciones • Habitabilidad-practicidad interior • Distancias de frenado • Suspensiones respuesta dinámica.

Motor prestaciones  (✭✭✭✭): Sumamente confiable y probado, el motor 1.8 da muestras de eficacia. A pesar de no sorprender en potencia, obtiene buenas prestaciones. 

Instrumental equipamiento (✭✭✭): Acusa faltantes de confort, que en una variante EXL deberían ser tenidos en cuenta. El instrumental ofrece información justa. La calidad general es muy buena.

Lo menos: Rueda de auxilio temporal • Faltantes de equipamiento • Sin opción manual o 4x4.

Suspensión dirección (✭✭✭✭): Con un esquema de suspensión algo firme, se desenvuelve bien en la ruta y ante maniobras exigidas. Buen trabajo de la dirección.

Transmisión caja (✭✭✭1/2): Desde la marca aseguran que recibió algunos cambios en la puesta a punto. La CVT se muestra bien acoplada al motor, aunque tiene los vicios propios de su tecnología.

Seguridad frenos (✭✭✭✭): Nivel de seguridad sin alteraciones de mención. Las luces mejoraron, pero esperábamos tecnología full led. Los frenos funcionan de manera ejemplar. 

RECORRÉ TODO EL HONDA HR-V EN HD

Sutilezas exteriores
Los cambios que este nuevo HR-V dispone en su exterior pasan por la adopción de una imponente parrilla cromada, conforme a los últimos diseños de Honda, que continúa por sobre las también renovadas ópticas. Las mismas adoptan tecnología led para las luces diurnas, mientras que las bajas ahora tienen proyectores halógenos.

Asimismo, los rompeniebla delanteros son de led en las versiones EX y EXL. El paragolpes delantero altera levemente el diseño sobre su parte inferior, con un aspecto general algo más marcado.

Honda HR-V 2019

Lateralmente percibimos que en la versión EXL ya no hay manijas delanteras de puertas cromadas, mientras que las llantas de diecisiete pulgadas mantienen la terminación pulida, aunque ahora ganaron protagonismo las partes pintadas de negro. En el sector posterior el mayor cambio reportado aparece en las ópticas, con interior oscurecido y dos tiras de led horizontales para las luces de freno, de serie en las tres versiones.

Placer de viajar
El leve cambio estético trajo un imperceptible incremento de tres centímetros en el largo de la carrocería, aunque no acusa ninguna otra alteración. Mantiene la distancia entre ejes de 2,61 metros, bastante extensa y que le proporciona una amplia habitabilidad en las plazas traseras, con espacio apto para tres adultos.

Los tapizados de cuero son exclusivos del EXL, que en los asientos delanteros tienen nuevo diseño y materiales. Cómodos y con buena sujeción lateral, proponen para el conductor óptima postura, no demasiado elevada, beneficiada por amplios reglajes del volante. A su vez, el tablero mantiene su diseño, pero incorporó dos aros iluminados en blanco que engloban cuentarrevoluciones y computadora de a bordo. El central mantiene la iluminación, siendo el único que cambia a color verde si la conducción que llevamos a cabo se manifiesta como “ecológica”. Como contra, no posee indicador de temperatura del refrigerante del motor, mientras que la computadora de a bordo presenta un display monocromático algo desactualizado.

Honda HR-V 2019
Lo que se mantuvo fue la calidad percibida en todo el interior, excelente y palpable principalmente en los paneles de puertas, tapizados casi por completo. Todo permanece perfectamente encastrado, incluyendo la amplia consola central que alberga múltiples comandos, como el freno de mano eléctrico y el selector de la transmisión CVT en posición elevada. Esta consola ganó una nueva terminación negro piano (propenso a las rayas) en la parte central, mientras que los marcos de los parlantes incorporan embellecedores cromados, sólo en las versiones más equipadas.

 

Equipo remador
La incorporación más importante del interior pasa por un nuevo sistema multimedia, similar al visto en el WR-V. Se trata de una pantalla de siete pulgadas añadida al panel de a bordo (que podría ser más fácilmente violentada en caso de robo), y que dispone de navegador satelital, Bluetooth y la adopción del sistema de conexión para smartphone vía Android Auto o Apple Carplay.  

Otras de las mejoras pasan por espejos plegables eléctricamente y función Tilt Down para el espejo derecho (exclusivos del EXL), mientras que la entrada de gama LX ahora ofrece control de velocidad crucero y Bluetooth, conforme al resto de la gama.
Pensamos que este rediseño hubiera sido ideal para sumar algunos elementos de confort en la versión más equipada, tal como acceso y arranque manos libres, climatizador bizona, espejo interior fotocromático o techo corredizo, elementos que algunos de sus competidores ofrecen a valores similares. En seguridad mantiene todo tal cual: entre otros, seis airbags (sólo en el EXL), control de tracción y estabilidad y anclajes Isofix.  

Donde ningún rival puede hacerle frente es en su practicidad interior. Recordemos que todas las HR-V disponen del rebatimiento de asientos traseros ULT-R, un sistema que posibilita rebatir el respaldo en dos mitades de un solo movimiento o, en caso de llevar elementos voluminosos, levantar el asiento y trabarlo de una forma muy sencilla. Sumado a que en posición normal tiene uno de los baúles más espaciosos entre los SUV compactos (437 litros), lo convierten en una de las mejores opciones del mercado para el uso de un grupo familiar. La deuda pasa por contar con un auxilio de tipo temporal.  

 

Virtud inalterada 
Provisto de un chasis muy efectivo, el HR-V posee una puesta a punto apenas firme para la ciudad, donde probablemente los neumáticos de 17 pulgadas y perfil 55 sean los responsables de transmitir ciertas sequedades. Sin embargo, se siente rendidor a la hora de elevar la velocidad, considerando que no se sirve de la eficacia dinámica de un auto. Está combinado con una dirección directa y un sistema de frenos que arrojó excelentes valores en las pruebas de detención. 

El motor es el conocido naftero 1.8 de 140 CV con tecnología de distribución i-Vtec, que se advierte con una puesta a punto muy apropiada para mover los 1.279 kilos de peso. Obtiene prestaciones decorosas, como 9,3 segundos para alcanzar los 100 km/h, mientras que la transmisión CVT lo acompaña de manera eficaz, con un consumo reducido en la ruta, pero que inevitablemente aumenta al transitar por la urbe, donde logra recorrer 8,5 kilómetros por cada litro de nafta súper. En combinación, la caja CVT y un pedal de acelerador configurado para transmitir potencia inmediata optimizan el placer de conducción. No obstante, al aplicar nuevamente potencia (por ejemplo, en una situación de tráfico lento) se transmite una ligera brusquedad al habitáculo, propia del funcionamiento de las cajas de variador.

Honda HR-V 2019
Desde Honda confirmaron que se realizó una reprogramación de la transmisión, más que nada orientada a su funcionamiento a altas revoluciones. También se mejoró la insonorización del habitáculo, gracias a la implementación de nuevos paneles fonoabsorbentes en diversas partes de la carrocería. La falta de una alternativa manual (que tuvo en algún momento) y de tracción integral, puede ser motivo de estudio, en un segmento que evidentemente tiene otras prioridades.

Al nivel de su rival
La oferta del HR-V arranca en 895.000 pesos para el nivel LX, que aumentan a 975.000 en el EX. Por este full EXL se deben desembolsar 1.050.000 pesos, valor algo elevado si tenemos en cuenta que algunos competidores ofrecen más equipamiento a valores similares, o incluso inferiores. Sin embargo, se mantiene en línea con el producto que se posicionó como su rival directo, debido a un diseño también muy particular: el Jeep Renegade, que cuesta 1.062.500 pesos en su versión Longitude 2019.  

FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES

 

at René Villegas

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario