martes 15 de octubre de 2019
TEST | 05-02-2019 16:35

Kona: así es el nuevo SUV compacto global de Hyundai

Con una propuesta estilística exótica, el flamante SUV global de la marca coreana debuta en nuestro país. Destacado comportamiento dinámico, prestaciones deportivas y un completo equipamiento de seguridad, a un precio que lo ubica en un limbo entre las marcas generalistas y las premium.

La estadísticas de ventas mundiales de automóviles son elocuentes. Según la consultora británica JATO, en 2018 los SUV llevaron la delantera con el 34 por ciento de los patentamientos, seguidos por los autos compactos, que registraron un bajo 16,1 por ciento. Esta marcada tendencia no es ajena al gusto de los consumidores de nuestro país: Hyundai lo sabe, y por eso centra gran parte de su portfolio local en los sport utility. Tanto es así, que ahora arremete con el Kona, su primer SUV compacto global que se produce en Corea del Sur, pero cuya concepción y desarrollo estuvo a cargo del centro de diseño que la automotriz asiática posee en Alemania, pensado para abastecer principalmente los mercados europeos y norteamericano.

Parabrisas es el primer medio argentino en poner bajo la lupa este modelo que también es el primero de la marca que ofrece el Smart Sense, denominación que Hyundai da al paquete ADAS (Advanced Driver Assistance System): tecnología que podemos considerar como el camino previo hacia los primeros niveles de conducción autónoma. A continuación, nuestro análisis.

Rompe el molde

Hyundai suele bautizar a sus modelos con nombres de lugares. Kona hace referencia a una región de Hawaii donde se encuentran los centros turísticos más exóticos de las islas, debido a su "enérgico y único estilo de vida". Con esa premisa se quiere emparentar a este SUV, que no pasará inadvertido en las calles.

Presentación interior

Llama la atención el diseño rasgado de las luces de posición de led sobre la parte superior de la parrilla frontal, separadas de los faros principales (de xenón) y los antiniebla (también de led). Otro aspecto llamativo son las molduras plásticas que recorren los laterales, conectándose con las partes delantera y trasera para acentuar una imagen aventurera.

Su compacta carrocería mide 4,16 m de largo, 1,80 m de ancho y 1,56 m de alto, mientras que la distancia entre ejes es de 2,60 metros. Para tener una referencia, es 7 cm más corto que el Creta (con quien comparte similar distancia entre ejes) y 31cm más reducido que el Tucson.

Claramente, no se trata de un vehículo familiar. El espacio permite viajar con cierta comodidad a cuatro adultos. Los de adelante con mayor confort, gracias a unas mullidas y ergonómicas butacas con regulación eléctrica (la del conductor agrega ajuste lumbar), además de calefacción y refrigeración. Los ocupantes de atrás tendrán un espacio acotado para las piernas, pero buena altura hasta el techo, y un tercer pasajero no estará muy a gusto, ya que el respaldo es bastante duro y el túnel de la transmisión impide estirar las piernas.

Además de recibir varios premios por su audaz diseño, Kona acaba de ser galardonado durante el Salón de Detroit como "2019 North American Utility Vehicle of the Year", distinción otorgada por un jurado compuesto por periodistas especializdos de Estados Unidos y Canadá.

La percepción de calidad del interior es buena, pese a no encontrar materiales blandos en la plancha de a bordo, como en otros modelos de la marca. El ambiente luce moderno y se destaca una pantalla flotante de 8 pulgadas sobre el panel central, cuyo sistema multimedia puede emparejarse con los smartphones, además de un cargador inductivo para celulares.

El tablero de instrumentos ofrece una serigrafía moderna y nítida en la que predominan dos relojes analógicos y un generoso display digital: desde allí se puede visualizar, entre tanta información, la distribución de la tracción 4x4 en cada rueda y en tiempo real. El pulgar hacia abajo es para el acotado espacio de carga del baúl (361 dm3) y la utilización de una rueda de auxilio de uso temporal (ver recuadro).

Pichón de “GTi”

El apartado mecánico es, sin duda, lo más interesante. Utiliza un impulsor naftero 1.6 turbo (T-GDI) que desarrolla 177 CV, el cual ofrece prestaciones realmente deportivas. En la pista registró una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y alcanzó una máxima de 214,5 km/h.

Hyundai Kona

Asociado con una caja automática de doble embrague y siete velocidades que se destaca por su rapidez y contundencia para pasar de cambio, logra una elasticidad sorprendente: de 80 a 120 km/h (situación habitual de sobrepaso) necesitó poco más de 5 segundos.

En cuanto al rendimiento, su mejor performance se da en ruta: puede recorrer 17,2 y 11,1 km/l a 90 y 120 km/h, respectivamente, y en el ámbito urbano alcanza 10,5 km/l.

Dinámicamente no tiene que envidiarle nada a un hatch GTi: muestra gran estabilidad y aplomo, sirviéndose de una dirección eléctrica que gana firmeza a medida que se incrementa la velocidad.

El sistema de tracción integral inteligente es el conocido 4WD de Hyundai (con control de tracción en curvas ATCC), que permite bloquear el eje trasero. Esta característica no lo convierte en un vehículo ideal para un uso off-road intensivo, pero sí apropiado para meterse en terrenos donde un auto común no podría hacerlo. Y dispone, además, de un esquema de suspensión trasera independiente (multilink) que le confiere un agradable confort de marcha. No obstante, el bajo perfil de los neumáticos puede transmitir cierta aspereza en ambos trenes de rodaje al transitar por empedrados o badenes muy pronunciados, aunque sin llegar a ser una molestia.

Acelera de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos

Cabe destacar la eficacia del sistema de frenos con discos en las cuatro ruedas. En el ejemplo que más utilizamos (para detenerse por completo desde 100 km/h) necesitó de 40,4 m, siempre manteniendo la línea y con una respuesta marcadamente sensible del pedal.

Equipamiento y ¿rivales?

La Argentina es el primer país sudamericano en comercializar el Kona, donde se ofrece con dos niveles de equipamiento: Safety+ (39.900 dólares) y Ultimate (43.900 dólares). Ambas opciones cuentan con la misma configuración mecánica y de seguridad, habiendo diferencias únicamente en el apartado de confort (ver detalle en ficha técnica). En líneas generales la dotación es generosa, aunque podemos reprocharle algunos faltantes como el Head Up Display, control de velocidad crucero adaptativo o levas en el volante.

El baúl ofrece 361 dm3 de capacidad de carga.

Luego de haber obtenido la máxima calificación en las pruebas de choque Euro NCAP y en el IIHS (Estados Unidos), el modelo hace gala del mencionado paquete de asistencias avanzadas para la conducción (ADAS, por sus siglas en inglés) en el que se destaca el sistema de alerta y asistencia de prevención de colisión frontal, que advierte al conductor ante un inminente impacto y, de ser necesario, frena automáticamente el vehículo. Este dispositivo puede ajustarse con tres niveles de intensidad.

Ángulo de entrada    15,7º
Ángulo de salida    29,6º
Ángulo ventral    16,7º
Despeje    17,7 cm
Capacidad de vadeo    50 cm

También ofrece un sistema de alerta y asistencia de mantenimiento de carril que corrige la trayectoria, y alertas de atención del conductor, de colisión de punto ciego y de colisión de tráfico trasero, entre los más destacados.

Según los responsables de la marca en nuestro país, Kona es un modelo de nicho que se posicionará entre el Creta y el Tucson, cuyo “target” son los interesados en SUV compactos 4x4 de marcas generalistas dispuestos a pagar por un plus de equipamiento y calidad, aunque también apuntarán a ganarse un lugar en el universo premium. En ese escenario virtual, el modelo de Hyundai es sustancialmente más caro que sus “rivales terrenales”, y bastante más económico que los de “sangre azul”, con una dotación a tono con esta franja del mercado.

Hyundai Kona Parabrisas

La variante probada (Ultimate) cuesta 1.668.200 pesos al tipo de cambio actual. Un valor superior a su rival más próximo, el Fiat 500X 1.4 Cross de 170 CV con tracción integral (1.178.400 pesos). Otras alternativas, dada sus configuraciones mecánicas, son el Chevrolet Tracker 1.8 LTZ+ AWD AT 4x4 de 140 CV (1.041.900 pesos) y el Ford EcoSport 2.0 FreeStyle 4x4 de 170 CV, cuyo valor es de 918.000 pesos. Y no hay que descartar el nuevo Subaru XV AWD CVT Limited (156 CV) que, por 44.900 dólares, ofrece una mecánica confiable y dispone de un completo sistema de asistencia a la conducción denominado EyeSight, aunque ciertamente pertenece al segmento C.

En las ligas mayores, el Audi Q2 2.0 TFSI Stronic quattro (190 CV) es el oponente más directo, pero cuesta 61.620 dólares y está menos equipado (de serie). Otra opción es el Mini Countryman 2.0 Cooper S ALL4 (192 CV), a 66.900 dólares, y, en menor medida, el Mercedes-Benz GLA 250 4MATIC AMG-Line, que vale 68.000 de la misma moneda.

FICHA TÉCNICA HYUNDAI KONA ULTIMATE

 

 

Alejandro Cortina

Alejandro Cortina

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario