sábado 15 de mayo de 2021
TEST | 05-08-2020 11:58

Probamos el nuevo Max-You S3

En tiempos donde la movilidad se encuentra en jaque, este monopatín se ha convertido en una de las alternativas personales y ecológicas más interesantes para el tránsito urbano.

Uno de los problemas más recurrentes en las grandes ciudades es, generalmente, la movilidad. Cuando el parque automotor es muy grande y los medios de transporte como el tren o el subte no pueden abastecer las necesidades de las personas, es momento de buscar nuevas alternativas.

En ciertos casos, algunos vehículos complementarios puede servir como solución para distancias cortan o no tan largas, y también para los últimos kilómetros, como sucede en la actualidad con el alquiler de bicicletas; se puede recurrir a una de ellas luego de haber viajado en algún otro medio de transporte.

Con el objetivo de solucionar los problemas de la gente sin dañar el medio ambiente, en el último tiempo comenzó a popularizarse el uso de los monopatines eléctricos. En este sentido, una de las compañías referentes es Max-You. En esta ocasión, nos subimos al S3 para averiguar si es de verdad una alternativa para el ámbito urbano.

Básicos:
Velocidad máxima: 40 km/h / Autonomía: 25-120 km / Motor: 500 W / Precio: $89.999

Los más: Solidez general • Equipamiento • Posición de manejo • Reacción en baja • Autonomía-velocidad.

Monopatín MaxYou

Los menos: Frenos • Cargador ruidoso • Ubicación del acelerador • Expansión del vehículo • Cuesta llegar a la máxima velocidad.

Recorrido citadino

En una de las tardes más frías del año y en tiempos donde la pandemia del coronavirus no da tregua, realizamos los primeros metros por los bosques de Palermo. A diferencia de varios de sus competidores, al S3 se lo siente sólido al conducirlo, obviamente teniendo en cuenta las limitaciones correspondientes a un vehículo de su tipo, como los ángulos de giro, la maniobrabilidad (en espacios acotados) y la estabilidad.

Los amortiguadores delanteros y las ruedas de 10 pulgadas de caucho inflado con un ancho notorio frente a otros modelos, hacen de este S3 un monopatín confiable para el ámbito urbano, sobre todo porque, ante determinados desperfectos del pavimento o pequeñas canaletas en las esquinas, puede resistir diferentes tipos de exigencias. 

Eso sí: a pesar de la solidez general y los distintos puntos a favor, es recomendable reducir la velocidad cuando el camino posee irregularidades notorias, ya que algún pozo inadvertido puede hacer que salgamos despedidos.

Monopatín MaxYou

En el caso de las ciclovías que se encuentran pegadas al cordón de la calle, hay que tener en cuenta una conducción firme para mantenerlo en línea, especialmente cuando circulamos del lado de la vereda, ya que la inclinación del asfalto en los extremos de la calle ( y hasta la zanja) dificulta la estabilidad.

El confort de marcha es relevante, ya que la posición que logra el conductor es bastante cómoda gracias a una buena plataforma, una solución práctica para aquellos que poseen un talle elevado de calzado. Pero la comodidad no es privativa de las personas que tienen un pie grande, sino también para aquellos de baja o alta estatura, puesto que cuenta con regulación de altura del manubrio, un elemento muy destacado para encontrar la posición correcta en diferentes niveles.

Zumbidos ecológicos 

A lo largo de los tramos que recorrimos por diferentes barrios porteños, se hizo sentir el sonido constante del motor eléctrico, tanto a baja como a alta velocidad, para hacernos recordar que estamos frente a un vehículo electrificado y de cero emisión contaminante.

Si hablamos de aceleración, la respuesta es muy buena. Cuenta con tres velocidades: la primera se limita entre 0 y 20 km/h; la segunda entre 0 y 30 km/h, y la tercera entre 0 y 40 km/h. El peso de la persona que lo maneja (máximo 150 kg) condiciona las prestaciones, pero, según la empresa, la reacción de este monopatín nunca defraudó a los diferentes usuarios que hicieron uso de él. 

Monopatín MaxYou

Donde sí se pudo sentir la diferencia es a “altas velocidades”; no por la aceleración, sino por la “limitación”. En cualquiera de las tres marchas la reacción fue buena, pero, aunque en tercera, de 0 a 35 km/h, aceleró bastante rápido, a los 5 km/h restantes los hizo de manera muy progresiva y se necesitaron rectas bastante largas sin ningún cambio de dirección ni desperfecto en el suelo para alcanzar los tan ansiados 40 km/h.

Entre los zumbidos que identifican al Max-You es relevante el de su cargador de batería: se vuelve bastante molesto el ruido generado, y más si lo cargamos en lugares cerrados. El transformador posee una luz roja que indica que se está cargando, y una verde que avisa cuando el monopatín se encuentra completamente cargado. El tiempo de carga va de 5 a 8 horas.

monopatin MAX YOU S3

Si el peso es un condicionante, el tipo de uso también repercute en su autonomía. La cantidad de fuerza que debe realizar el vehículo, sumada a las condiciones de la superficie y la velocidad a la que circulemos, también afecta a la cantidad de kilómetros que se pueden recorrer. Esta autonomía va de 25 a 120 kilómetros, aunque en la mayoría de los casos no llega ni a la centena de kilómetros recorridos (en nuestra prueba, en tercera marcha y casi siempre a máxima velocidad, se acercó a los 70 km de autonomía).

Todo controlado

El manubrio posee varios comandos que sirven bastante para tener el control de las principales variables del S3. La ubicación de los frenos es la misma que la de una bicicleta, aunque a pesar de tener doble disco, en nuestra unidad fue uno de los puntos más flojos, ya que brindó cifras no tan cortas.

Del lado izquierdo del manubrio se encuentra una perilla para encender o apagar las luces led. La delantera alumbra correctamente el camino, en tanto la trasera hace que el S3 sea muy visible para los que circulan detrás de nosotros. Por debajo del comando de los faros se encuentra un botón para hacer sonar la bocina, que tiene un buen nivel de sonoridad.

monopatin MAX YOU S3

Del lado derecho, puntos a favor y en contra. Empezando por los detalles negativos, el acelerador en forma de gatillo, ubicado por encima de uno de los frenos, podría ser un pulsador, similar al de la bocina. Esto se debe a que en reiteradas ocasiones se puede convertir en un dolor de cabeza cuando queremos detener el vehículo, ya que se torna difícil encontrar el gatillo de frenado.

Por otro lado, uno de los elementos más relevantes es el display en forma circular, con información muy precisa y datos muy útiles para la conducción y el recorrido. Entre los más relevantes se destacan el odómetro, la distancia de viaje, el velocímetro (el más grande de todos), la hora, el número de las marchas y las cinco barras como sinónimo de autonomía. 

Al lado de la pantalla se encuentran dos botones: uno de encendido y apagado (también sirve para controlar varias funciones), y otro que posee la letra M en el centro, para seleccionar las velocidades.

monopatin MAX YOU S3

En tercera marcha y en una Ciudad de Buenos Aires sin demasiado tránsito debido a las restricciones por la pandemia, se puede disfrutar del andar en bicisendas sin estar pendiente constantemente de posibles peatones que crucen la ciclovía sin mirar o realicen algún tipo de infracción. En este sentido, incluso al S3 no le costó realizar varios sobrepasos a bicicletas que circulaban por la “flamante” Avenida Del Libertador.

Uso para todos los días

Una de las ventajas del monopatín es su practicidad para guardarlo en cualquier lugar y armarlo en el momento que necesitamos usarlo. El Max-You no ocupa demasiado espacio en nuestras casas, y lo podemos dejar en cualquier rincón del sitio donde trabajamos o visitamos, sin correr el riesgo de posibles hurtos. 
Armarlo y desarmarlo no tiene misterios, aunque al menos en nuestra unidad costó bastante quitar el seguro para plegarlo.

A diferencia de la última vez que probamos un monopatín (edición de Parabrisas de marzo 2020), bajo un clima poco ideal debido a que la temperatura mínima de la tarde porteña fue de 37 grados, esta vez la prueba fue realizada casi en el otro extremo del termómetro, con un viento frío que no nos abandonó a lo largo de todo el recorrido.

monopatin MAX YOU S3

Por eso, para esta altura del año, es recomendable utilizar bastante abrigo al conducir un vehículo de estas características, ya que al no realizar casi ningún tipo de movimiento (a diferencia de la bicicleta), el cuerpo casi no entra en calor y el viento frío que impacta contra nosotros puede hacer que nuestro viaje no sea demasiado agradable.

¿Qué precio tiene esta variante de la marca Max-You? Al cierre de esta edición, y en un contexto bastante complejo para asignar un valor definitivo, el S3 ronda los 89.999 pesos, aunque hay algunos modelos más sencillos y con otros tipos de configuraciones que corresponden a la misma marca y que representan también una buena alternativa de compra.

FICHA TÉCNICA

 

Dilan Bucchianeri Lima

Dilan Bucchianeri Lima

Comentarios

Más en