viernes 30 de septiembre de 2022
CLáSICOS | 12-12-2021 14:14

Así probábamos el Ford Orion

Recordamos la prueba de manejo de uno de los sedanes más emblemáticos del óvalo en la década de los 90's. En esta ocasión, el test pertenece a la edición de octubre de 1994.

El primer mediano argentino con inyección de serie, y buen equipamiento, ya es realidad. Con él, Ford apunta a su recuperación en el mercado.

El prestigio de Ford, la marca más popular en la Argentina, se juega en este Orion. La apuesta de Autolatina es grande y con una importante inversión, tratando de recuperar su mercado. Este nuevo Orion es un sedán de tres volúmenes, cuatro puertas, para cuatro o cinco pasajeros y con importante baúl. Está fabricado sobre la base del nuevo Escort que se vende en Brasil y se equipa con el motor AP de 1.8, con inyección monopunto marca Ford.

Toda la gama posee inyección y también cuenta con un sistema de recuperación de los gases de combustión, cumpliendo con las normas ambientales que comenzarán a regir aquí en 1995. Este Orion GLX viene a competir en el segmento más difícil, frente a adversarios como el Renault 19 RN y el Fiat Tempra Plata.

Su lanzamiento fue demorado varios meses para afinar cuestiones de calidad y recién se dispuso su presentación cuando se alcanzaron ciertos objetivos, aprovechando la nueva línea robotizada. Y justamente en su calidad, se apoyará el argumento más fuerte de venta.

Ford Orion

En este caso nos ocupa el Orion GLX 1.8i nacional, al que se le agregará el básico 1.6i, también argentino. La gama se completa con los modelos que llegan desde Brasil: 2.0i Ghia -presentado junto al 1.8i- y los XR3 y Cabrio. Estos dos últimos son con cola corta y de dos volúmenes y medio, idénticos a los Escort que se venden en aquel país.

Estéticamente no resulta fácil definirlo ya que es cuestionable su diseño, que se adapta mejor al mercado de Brasil que al argentino. Desde su remozada trompa hasta el parante trasero, la línea pertenece al nuevo Escort. Pero desde el parante hacia atrás tiene la cola modificada, para llegar a un tres volúmenes con amplio baúl. Esto es como una exigencia del consumidor de Brasil, que tiene en la capacidad del baúl uno de sus ítems prioritarios. Pero aquí es distinto.

Primero porque nuestros usuarios tienen una cultura del automóvil y fácilmente podrán advertir que la cola es un agregado. Como que está divorciada del resto del estilo del auto. Y segundo porque en la Argentina no tenemos el hábito ni las posibilidades de salir muy seguido a pasar un fin de semana afuera de la ciudad. Aquí las distancias son mayores: ir a Mar del Plata significa hacer como mínimo ochocientos kilómetros, mientras que en Brasil una playa queda a menos de cien kilómetros de San Pablo, por ejemplo. De ahí que las preferencias sean diferentes.

Ford Orion

De todas formas el Orion es un modelo que pegará fuerte por el peso de su marca. En el resto de su exterior tiene la trompa en cuña, faros rectangulares y rompenieblas en el spoiler delantero y parrilla con entrada de aire. Lateralmente, cuatro puertas con amplio radio de apertura, sin puntos vivos y que terminan en el techo con líneas modernas.

Ofrece un interior con buen equipamiento, considerando su precio de u$s 21.400. El panel es moderno y con instrumentos claros para cuentavueltas, cuentakilómetros, combustible y temperatura de agua. Tiene odómetros parcial y total y una batería de luces testigos, que incluye información sobre apertura de puertas. Sobre la izquierda del panel está la perilla de encendido de las luces delanteras rompenieblas y sobre la derecha el desempañador trasero con temporizador. En la columna de dirección se encuentra la palanca para regular la altura del volante y la de apertura de capot.

El reloj digital está en el centro del panel, luego viene la consola con el climatizador y más abajo el equipo de sonido AM/FM, con frente desmontable y cuatro parlantes. Más abajo el cenicero y el encendedor, y siguiendo hacia atrás la selectora, el freno de mano y las teclas de los levantacristales delanteros, ubicadas en el centro, en un sitio incómodo y muy chicas.

Ford Orion

También posee alarma sonora de olvido de luces. Los espejos exteriores son manuales y la guantera tiene llave. El cierre centralizado funciona con la misma manija interna de apertura de puertas. Si se la aprieta hacia adentro traba el mecanismo y tirando hacia afuera, abre.

Los pasajeros de atrás tienen buen espacio, aunque no disponen de levantavidrios eléctricos, pero sí de la alternativa de volcar los respaldos para acceder al importante baúl de 409 dm3 de capacidad.

Mecánicamente, el Orion es el primer mediano argentino que trae inyección de serie. Una evolución admirable para nuestro atrasado mercado. Su motor transversal, con árbol de levas a la cabeza y correa dentada de distribución, alcanza casi 89 CV. Con esos valores alcanza una velocidad máxima de 173 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h de 12.8 segundos.

Lo ayuda mucho su caja de velocidades fabricada en Córdoba con la última generación, la misma que actualmente equipa a la línea nueva y vieja del Escort. En consumo rinde (promedio de ruta y ciudad) 8.64 km/l ayudado por las características de su motor y relaciones, y por su Cx de 0.32.

Las suspensiones son independientes, con sistema McPherson adelante, brazos triangulares, barra transversal y amortiguadores a gas. Atrás es con eje autodeslizante de perfil en V y brazos tubulares longitudinales.

En materia de seguridad los frenos son con discos ventilados adelante y cintas y campanas atrás. El sistema es servoasistido y con circuitos en diagonal. Los cinturones son inerciales y regulables en altura adelante y tres de cintura atrás. Su visibilidad es otro de los puntos fuertes; excelente hacia adelante, por la superficie del parabrisas. De noche también resulta óptima por el funcionamiento de las luces. Y muy buena hacia los laterales por su superficie vidriada y hacia atrás por la dimensión de la luneta.

Dispuesto a dar gran pelea en el segmento más competitivo, este Orion viene a ocupar un espacio importante descuidado hace tiempo por la marca. Ahora Ford tiene con qué luchar con este mediano de excelente terminación, confort para la ciudad e importante desempeño en ruta.

Texto: Jorge Fernández Morano
Fotos: Juano Fernández

OTROS DATOS

Motor: 1.8 con cuatro cilindros en línea y 88,6 CV

Transmisión: Manual de cinco marchas

Velocidad máxima: 173,6 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 12,8 segundos

Distancia de frenado a 100 km/h: 48,9 metros

Consumo promedio: 8,64 km/l

Galería de imágenes

Comentarios

Más en