sábado 1 de octubre de 2022
MANEJO PREVENTIVO | 13-02-2022 10:16

El “ingenioso” método para ganarle la guerra a los banquineros

Mientras la Agencia Nacional de Seguridad Vial hace un gran esfuerzo por descubrir y multar a los “vivos” que circulan por la banquina, en la Provincia de Buenos Aires encontraron una solución aparentemente mucho más pragmática.

Hace unos días publicamos en este mismo sitio la noticia de que el organismo encargado de la seguridad en el tránsito de la Nación, está multando y suspendiendo a quienes cometen tal infracción (ver nota), adoptada por muchos como una “avivada” para llegar antes que el resto de los transeúntes a destino.

 

No trabajan en la NASA, porque...

Según el comunicado de la ANSV, los controles se realizan a través de moto patrullas, drones y denuncias de ciudadanos. Pero como siempre hay funcionarios que están un paso adelante, gracias a un joint venture con empresas que se dedican a cargar y descargar escombros y otros “reducidores” de basura, la Provincia de Buenos Aires consigiuó un método realmente persuasivo para desalentar a que los conductores circulen por la banquina.
Guerra contra los que transitan por la banquina
Tal es el optimismo acerca del de este proyecto que, como testimonian algunas de las fotos que acompañan esta nota, algunos políticos ya están haciendo campaña a futuro colocando carteles junto a esta obra maestra de ingeniería, como queriendo obtener rédito de semejante éxito.


¿Dónde?

Una de las pruebas piloto se está llevando a cabo con muy buenos resultados en la Ruta Provincial 4, también llamada Avenida Bernabé Marquez o Camino de Cintura, a la altura de la Ruta Provincial 201, en los límites de los partidos de Hurlingham y Morón, en los fondos de la Primera Brigada Aérea de El Palomar y el Colegio Militar de la Nación.

 

“Biodiversidad”

Esa zona también es conocida por muchos como Isla Verde, aunque más que verde gran parte del área está matizada por los colores de las pilas de basura, autos incendiados y hasta alguna que otra bolsa nauseabunda con, vaya a saber qué pobre animalito sacrificado. Todo eso está a orillas del arroyo Morón, uno de los cauces de agua más contaminados de la Vía Láctea.
Guerra contra los que transitan por la banquina
Eso sí, los mismos que ya lograron que cierren el Aeropuerto de El Palomar por la contaminación de los aviones, seguramente estarán trabajando a destajo y manifestándose a diario, de modo que los funcionarios se pongan las pilas para que el área que lo rodea parezca, por lo menos, los Bosques de Ezeiza y que por el arroyo fluyan las aguas limpias, como lo hacía hasta mediados del siglo pasado.


Éxito (casi) total

Hace ya varios años este método viene resultando muy eficiente, ya que hasta el momento no hay registro de ningún auto (ni siquiera el más preparado de los 4x4) circulando por esas banquinas.

No obstante, quienes llevan a cabo el experimento, ven como contrapartida el peligro de lo que todo eso implica para los que realmente necesitan detenerse por un problema mecánico o los arriesgados ciclistas, que se ven obligados a circular por el carril donde algunos vehículos pasan a más de 100 km/h. A propósito, ¿estará la construcción de una bicisenda en los planes de los funcionarios una vez que se apruebe definitivamente la off-road-banquina? Lugar hay de sobra.
Guerra contra los que transitan por la banquina
Por lo pronto, aunque este método no nos termine de convencer, festejamos todas las iniciativas que ayuden a combatir a quienes de alguna manera intentan “adelantarse en la fila”, un tema que últimamente parece no estar mal visto por quienes dirigen los destinos de nuestro país.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en