lunes 3 de agosto de 2020
MANEJO PREVENTIVO | 02-07-2020 12:33

Temporada de invierno: cómo conducir en la nieve con cadenas

Manejar en esta época del año en superficies con hielo o poca adherencia implica tomar ciertos recaudos para evitar accidentes. Aquí, una guía breve para aquellos viajeros aventureros. 

Hace algunos días comenzó el invierno en nuestro país, y si bien el turismo está paralizado debido a la cuarentena que se lleva adelante en gran parte de la Argentina, se estima que de a poco comience a reactivarse la actividad en los principales puntos turísticos.

En esta época del año muchas familias optan justamente por aquellos destinos donde hay nieve debido a la gran cantidad de atractivos y actividades que ofrecen. 
Cadenas para la nieve
Si se logra controlar la pandemia del Covid-19 y se habilita la libre circulación en el país, te acercamos algunas recomendaciones para que viajes seguro en caminos con hielo o nieve

Hoy en día, la industria provee varios tipos de neumáticos especialmente diseñados para condiciones invernales. En algunos casos tienen clavos que pueden sacarse y ponerse y, en otros, directamente utilizan compuestos y diseños que mejoran notablemente la adherencia y tracción.
Pero no muchas personas pueden disponer de estos neumáticos especiales, por lo que lo más frecuente es que la mayoría utilice las mismas cubiertas que usa durante el resto del año, de modo que será necesario comprobar que estén en muy buenas condiciones de estado y dibujo.
Sin embargo, resultar conveniente llevar un juego de cadenas bien adaptado a las medidas de los neumáticos, ya que, a veces, en los sitios de turismo no se consiguen las adecuadas y esto complica mucho.

MIRÁ CÓMO SE COLOCAN LAS CADENAS 

Suelen ser exigidas por las autoridades para permitir el paso en las zonas complicadas, si no se dispone de cubiertas con clavos. Pero, además, resultan casi imprescindibles para circular cuando el camino está helado, lo cual puede aparecer de improviso. Entonces, nada mejor que tenerlas en el baúl para colocarlas en el momento.

Habiendo pensado en todo esto, y suponiendo que le toque circular por caminos con nieve o hielo, recuerde que siempre es el conductor el que debe adaptar su manejo a las circunstancias que le toque enfrentar, según el vehículo que conduzca, los neumáticos que utilice o el clima que lo rodee.

Por todos estos motivos, es conveniente tratar de “no copiar” el ritmo o la velocidad que lleven otros vehículos sobre el mismo terreno. En condiciones de baja adherencia es muy diferente el comportamiento entre vehículos, especialmente si utilizan distinto tipo de neumáticos o de tracción. Por tanto conviene ir “sintiendo” lo que permite el propio automóvil, en lugar de tratar de seguir a otro. 

¡Tenelo en cuenta antes de preparar tu viaje y disfrutá de unas buenas vacaciones!

 

Galería de imágenes

Comentarios

Más en