miércoles 5 de octubre de 2022
NOTICIAS | 18-07-2017 11:35

La idea argentina que puede cambiar la Fórmula 1

Por Silvia Renée Arias, especial desde Europa, - La prueba de un nuevo dispositivo para mejorar la seguridad de los pilotos en el cockpit no dio buenos resultados en la Ferrari de Vettel. ¿Cuál es la idea argentina que espera ser aceptada para el año que viene?

Ya desde el año pasado la F.1 se ha concentrado en un dispositivo en pos de la seguridad de los pilotos en el cockpit.

En 2016 fueron varias las pruebas del llamado Halo (idea de Ferrari), del  Aeroscreen (idea de Red Bull), y ahora llegó el turno del Shield, una especie de escudo de cristal de alta resistencia –también ideado por Ferrari- que tiene la función de impedir golpes en la cabeza de los pilotos.

Pero la primera prueba, durante las prácticas del viernes en Silverstone, no dieron buenos resultados. Sebastian Vettel lo probó en su Ferrari, con el propósito de realizar una carrera con él, pero regresó a los boxes al cabo de una vuelta, porque no le gustó: "Me mareé un poco. La visión hacia adelante no es muy buena. Creo que la distorsión se debe a la curvatura. Sentí una corriente descendente en la recta que salía de la parte posterior de mi casco que me empujaba la cabeza hacia adelante…”, declaró el alemán.

Recordemos que el ingeniero argentino Enrique Scalabroni presentó el año pasado el que fue el tercer tipo de dispositivo, llamado "parabrisas activo". Scalabroni comenzó a diseñarlo después de los incidentes de 2009 que involucraron a Felipe Massa (en Hungría), y del que causó la muerte de Henry Surtees en la Fórmula 2. El sistema del argentino sólo entra en funcionamiento si un coche está involucrado en un incidente.

Consiste en dos elementos separados; el primero es un parabrisas activo y el segundo una cápsula móvil ubicada por encima de la cabeza del piloto. El parabrisas activo está oculto en la parte superior del chasis delante del piloto.

Está hecho de material de alta resistencia al impacto y no tiene curvas en él para no obstaculizar la visibilidad, justo lo que ha señalado Vettel en su prueba en Silverstone.

El parabrisas puede hacer estallar y desviar los residuos gracias a dos sensores instalados en el coche. Pero Scalabroni no ha podido obtener todavía el respaldo de los responsables de los equipos o de la propia categoría para llevarlo a buen término.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en