sábado 15 de mayo de 2021
NOVEDADES | 06-11-2020 10:41

A 40 años del primer control electrónico de airbag

Un desarrollo conjunto entre Bosch y Daimler perfeccionó el accionamiento de las bolsas de aire. Enterate los principales detalles.

Hace 40 años, Bosch unió fuerzas con Daimler-Benz AG para iniciar la producción de la primera unidad de control de airbag electrónico del mundo, lo que dio un impulso decisivo a la protección de los pasajeros.

Desde el inicio de la producción a gran escala en diciembre de 1980, Bosch ha fabricado más de 250 millones de unidades de control de airbag, perfeccionando constantemente la tecnología. Los investigadores de accidentes de la compañía estiman que, desde su lanzamiento, los mismos han ayudado a salvar unas 90.000 vidas en todo el mundo. Esto los convierte en un componente clave de visión Zero: sin víctimas mortales ni heridos graves en el tránsito.

Mediante sensores de presión, velocidad de guiñada y aceleración internos y externos, una unidad de control de airbag de última generación identifica el tipo de accidente, su gravedad y despliega la bolsa de aire y el tensor del cinturón según sea necesario.

Airbag

En solo diez milisegundos, el algoritmo de activación interpreta los datos del sensor para determinar si el conductor simplemente pisa el freno, choca contra un automóvil estacionado, salta a la vereda o si el vehículo ha tenido una colisión o corre el riesgo de volcarse. Si la situación es peligrosa, el sistema activa el generador de gas pirotécnico. En 30 milisegundos, el airbag está completamente inflado y puede proteger al conductor y a los pasajeros.

Los vehículos actuales vienen con hasta nueve bolsas de aire instalados o incluso más, que se pueden desplegar individualmente según el escenario del accidente. Después de una colisión, el sistema también envía una señal para cortar el suministro de combustible o, en vehículos eléctricos, para desconectar la batería de alto voltaje. 

En el futuro, a medida que aumente la cantidad de sensores en los vehículos, aplicar la información que recopilen podría garantizar que airbags, los tensores de cinturón y otras funciones del vehículo interactúen aún mejor.

La conducción cada vez más automatizada es un área interesante donde estas posibilidades pueden ser relevantes, ya que en los niveles superiores abre conceptos de interior completamente nuevos y con más espacio para moverse, incluso para los conductores.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en