martes 11 de agosto de 2020
NOVEDADES | 16-07-2020 12:44

¿Qué auto te comprabas con menos de 10.000 dólares en el 2001?

Recordamos el análisis de mercado realizado por Parabrisas durante el último tiempo de la Ley de la Convertibilidad. ¿Qué convenía un 0km o un buen usado?

Todavía en tiempos donde regía la Ley de Convertibilidad, recordamos un análisis realizado por Parabrisas en septiembre de 2001 para saber qué auto te podías comprar con menos de 10.000 pesos o dólares, ya que todavía seguía el uno a uno. ¿Era preferible un 0km o un usado "full#? A continuación, la nota completa.

¿Qué comprar por menos de $10.000?

Con esa cantidad o algo menos, al contado, es posible adquirir un buen auto. ¿Qué conviene más, un cero kilómetro básico o un usado full en buenas condiciones? Un completo informe sobre lo que ofrece hoy el mercado.

Un impecable cero kilómetro o un usado bien cuidado? Esa es la cuestión. La realidad del mercado automotriz nacional es una panacea para aquellos que hace mucho estaban esperando el momento de invertir sus ahorros en un auto. Y parece que finalmente ese futuro tan ansiado llegó.

Por lo menos eso es lo que se desprende de las declaraciones de algunos representantes de concesionarios oficiales y agencias de autos usados que, sin pelos en la lengua, no se ponen colorados al asegurar que "los precios actuales (de los autos) son los óptimos, los reales; menos de esto no pueden bajar".

Autos nuevos y usados

Algo de verdad encierran esas palabras, aunque la realidad da muestras claras de que siempre hay tiempo para bajar el precio de cualquier producto. Más allá de toda especulación, lo cierto es que, hoy por hoy, el mercado de compraventa de autos en la Argentina ofrece buenas oportunidades para aquellos que, lejos de la crisis y del déficit cero, cuentan con $10.000 para gastar.

Básicos, pero 0 Km

Ante la disyuntiva, la primera tentación siempre pasa por tener un cero kilómetro. ¿Por qué un auto a estrenar? Después de recorrer varias concesionarias de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, nadie mejor que los usuarios para emitir su punto de vista. "Lo mejor de un cero es la garantía –dice Aníbal Parsiani, remisero porteño–, porque más allá de los services, uno se olvida de los problemas por dos o tres años".

Para María Marconi, empleada de Esteban Echeverría, la cosa pasa por la emoción que significa el "estreno". "Me encanta manejar un auto nuevo. Respirar ese olor, descubrir los secretos del coche recién comprado me encanta. Antes, hace unos cuantos años, en casa cambiábamos el auto bastante seguido. Ahora lo hacemos muy cada tanto; debe ser por eso que lo disfruto tanto". El Plan de Competitividad, la rebaja impositiva y los descuentos de las terminales hacen que, actualmente, comprar un auto nuevo sea más accesible.

Autos nuevos y usados

Sin embargo, y a pesar de las recientes rebajas en los aranceles, patentar un vehículo nuevo sigue siendo sensiblemente más costoso que transferir un usado. Además, para mantener la garantía del fabricante es necesario realizar puntualmente todos los services periódicos que éste indica, procesos de mantenimiento que por lo general tienen un valor elevado.

Por eso vale la pena decir que en este tope de dinero, sin considerar las ofertas especiales y aquellas marcas de presencia interrumpida, aparecen como opciones viables algunos autos que con los precios anteriores "no calificaban" para entrar en este relevamiento.

Desfile de modelos

Dentro de las marcas más reconocidas aparecen sólo seis vehículos, todos con motores de baja cilindrada y con un nivel de equipamiento básico. La opción más barata de la lista es el Fiat Uno S 1.3 en sus versiones de tres y cinco puertas ($7.950 y $8.750, respectivamente), un producto de manufactura brasileña que, además del precio, tiene como principal virtud justamente uno de sus defectos más inocultables: su larga trayectoria.

Por un lado esa permanencia de más de diez años en el mercado local hace que sea un vehículo de fácil reventa, que no presenta problemas a la hora de comprar repuestos, pero el diseño –que data de 1984– ya no puede ocultar su antigüedad. La lista sigue con el Volkswagen Gol 1.0 Mi, un auto de fabricación nacional que tuvo su época de gloria durante el Plan Canje y que luego fue cayendo en el ranking de ventas.

Del mismo modo que el Uno, el Gol ya está de vuelta en lo que a diseño exterior se refiere, mientras que el nivel de equipamiento es muy bajo (sólo ofrece cuatro cinturones inerciales y preinstalación para equipo de audio). Las excelentes medidas de consumo lo ublican como uno de los más económicos de este segmento. Siguiendo el orden decreciente establecido por el precio, aparece el Citroën Saxo, el último de este segmento en llegar a la Argentina.

Autos nuevos y usados

La versión 1.1i, en carrocería de tres puertas y con nivel de equipamiento X (básico) se comercializa en $9.750. Ofrece un interior bastante espacioso en el que se instalaron algunos accesorios que no son comunes de modelos chicos como, por ejemplo, la regulación en altura de los cinturones inerciales delanteros, la modificación de la altura de los faros desde el interior o la alarma de luces encendidas. El motor desarrolla muy buenas medidas de consumo y tiene una salida sorprendente para un modelo de sus características.

Chevrolet se suma a la lista con el Corsa 1.0 MPFI, un auto fabricado en la Planta Industrial de General Motors de Rosario, cuyo precio de lista es de $9.990. Este es otro caso de diseño desactualizado que aparece en el mercado nacional. Sin embargo, ese casco "pasado de moda" es un buen complemento para el motor de 999 cm3 , porque el conjunto logra un buen rendimiento en economía de combustible y en prestaciones. La dirección es lenta, pero no sacrifica para nada el confort de marcha en ciudad. A pesar del escaso equipamiento, presenta radio con pasacasete y limpialava luneta.

Casi arañando el límite de los $10.000 aparece el Renault Twingo Authentique en $9.995. Su equipamiento es básico y sólo se ofrece como opcional el aire acondicionado. No obstante, es el que ofrece la mejor habitabilidad de su segmento.

Autos nuevos y usados

Usados de los buenos

Otros usuarios no tienen mucho que pensar. "Prefiero toda la vida un usado full en buenas condiciones, aunque sea de cinco o seis años, que un cero kilómetro pelado –dice Ricardo Martínez Segovia, odontólogo–, porque además pagás menos de transferencia, de patente y de seguro, y no se desvaloriza tan rápido". Por su parte, el comerciante Daniel Kernoff apuesta a la practicidad.

"De ninguna manera me subo a un auto que no tenga ni levantavidrios eléctricos ni espejos regulables desde el interior. Estirarme para bajar la ventanilla o para regular el espejo de la derecha es un ejercicio que no hago desde hace mucho tiempo y que no quiero volver hacer."

Pero todo tiene un costo: por mejores condiciones que presente un usado, nada podrá evitar que sufra un proceso de deterioro más rápido que el de un auto a estrenar y que las visitas al taller sean más frecuentes, sin que medie más garantía que la que eventualmente pueda otorgar la agencia vendedora. Lo que no puede negarse es que aquellos que apuestan a los usados tienen una gama de oportunidades tan amplia como arriesgada.

La opción de los bonificados

En la nómina de modelos cero kilómetro que cuestan hasta $ 10.000 aparecen algunos que en condiciones normales no la integrarían porque sus precios de lista exceden (en algunos casos ampliamente) este valor. Por otra parte, es necesario incorporar en el recuento a otros autos que aunque sí dan el precio, son productos que todavía no tienen ni un reconocimiento ni una permanencia importantes en el mercado argentino.

Autos nuevos y usados

Los primeros conforman las ofertas que cada tanto hacen las empresas bonificando el precio de lista del producto con descuentos puntuales por un tiempo determinado. Al cierre de esta edición aparecían por lo menos seis interesantes propuestas dignas de destacar:

El Volkswagen Gol 1.6 en $9.900, un modelo mejor parado que el 1.0 de la misma familia, con un motor que desarrolla mejores prestaciones; el Fiat Palio en carrocería de tres puertas a $9.390, siempre en versión base, pero con el nuevo diseño; el Hyundai Atos GLS en $9.990, el más chico de la casa coreana, que ofrece de serie aire acondicionado y cinturones inerciales; el Daewoo Matiz S, que a $9.600 sólo equipa cinturones inerciales y no tiene ni siquiera tazas plásticas para cubrir las llantas de chapa; el Chevrolet Corsa Wind a $9.800 en su versión de carrocería de dos volúmenes y tres puertas con motor de 1.6 litros y 92 CV, y el Ford Ka 1.0 base que, en $8.990, es el único que ofrece como equipo de serie reproductor de CD. Por el lado de los autos de poca trayectoria en el mercado nacional aparecen marcas como Lada y Dacia. En esta franja se observan precios que van desde los $7.750 del Dacia Berlina 1.6, hasta los $ 9.990 del Lada Altalina 1.5.

Pura satisfacción

Son muchísimas las posibilidades que aparecen a diario con vehículos de excelente calidad que todavía están en condiciones de dar satisfacciones y que, en muchos casos, ofrecen de serie equipos que ni siquiera están en la lista de opcionales de algunos "cero", como ABS o airbags. Con $10.000 como tope es posible comprar desde un casi impoluto Renault Mégane RN 1.6 modelo 1999, muy bien equipado (aire acondicionado, doble airbag, cierre central de puertas, etc.), hasta un caminado Volkswagen Passat 2.0 de 1995 (amplio y cómodo sedán de lujo) pasando por una variedad tan amplia como sorprendente.

Autos nuevos y usados

En esa lista extensa por cierto es posible encontrar un Peugeot 306 XN cinco puertas de 1999 en $9.990, dotado de un equipamiento completo y moderno; un Renault 19 RE modelo '99, con aire acondicionado y motor a inyección en $ 9.900, vehículo que ya ha demostrado sus virtudes en los más de ocho años de vigencia en el mercado local y que en los últimos tres copó las preferencias de los taxistas; un Chrysler Neón de 1996 para los que prefieren los compactos bien equipados al estilo norteamericano, en $9.900; un Fiat Tempra 2.0 ie de 1997 en $8.600, un representante de los sedanes con una pizca de deportividad; un Ford Mondeo CLX de 1997 en $10.000 para los que prefieren lujo y comodidad interior; un Volkswagen Golf 1.8 GL de 1998 en $9.300, el ideal de los alemanes compactos, un auto que aunque no presenta la estética de la nueva familia Golf, sí ofrece un alto nivel de equipamiento de seguridad y confort, incluyendo doble airbag y ABS; un Seat Toledo 1.6 de 1998 en $10.000, modelo que aunque no tuvo mucha repercusión en la Argentina y que representa a la anterior etapa de la marca españolaen el país, es un excelente producto; un Ford Escort LX de 1998 con aire acondicionado en $9.990, o un Polo Classic 1.9 SD de 1998 en $9.990 para los que se vuelcan por los sedanes familiares. Y también un Renault Kangoo 1.6 RL con dirección asistida del '99 en $ 10.000 y hasta un Alfa Romeo 145 1.8 de 1995 en $9.800, para los que prefieren algo más de emoción.

Autos nuevos y usados

También de Oriente

Para los amantes de la línea oriental también existen posibilidades, aunque realmente son mucho menos las opciones. Un Daewoo Nubira SX 1.6 del '98 está en los $ 10.000, lo mismo que un Hyundai Accent cinco puertas full del '99 o un Toyota Corolla Xli DX del '96. Opiniones divididas y una oferta ilimitada. Ya sea con pesos, dólares o patacones, este es el momento exacto para invertir en cambiar por un cero chico o un usado grande full. Lo importante es pensarlo bien antes de tomar la decisión.

Por Bruno Alloca
Fotos: Martín Arias y Cedoc

Galería de imágenes

Comentarios

Más en