miércoles 3 de marzo de 2021
NOVEDADES | 03-11-2020 10:22

Resurgen modelos clásicos gracias a la electrificación

Para aquellos que piensan que tener un auto eléctrico es sólo una cuestión de diseños modernos, ahora los vehículos retro también tienen una segunda oportunidad.

La ola de la electrificación parece no tener freno y cada vez más marcas se inclinan por esta clase de modelos para disminuir las emisiones contaminantes y estar en sintonía con las normas de tránsito de diferentes países que desde hace años impulsan este proceso.

Eso sí, seguramente al imaginar en un auto eléctrico, la mayoría pensará en diseños modernos y en algunos casos con líneas futuristas, pero durante el último tiempo los protagonistas también fueron los e-clásicos.

Así es, aquellos modelos retro que causaron furor en el pasado y gracias a la nueva tendencia eléctrica que llegó para quedarse, tendrán una segunda oportunidad en el mercado automotor. La particularidad: serán propulsados por energía limpia y no a combustión, como hacían hasta ahora.

Si piensan que esto sólo está sucediendo en Europa se equivocan, ya que Argentina también es uno de los países pioneros en realizar este proceso de conversión, incluso hace casi un año, te mostramos el emprendimiento EcoWagen que dio vida a algunas unidades de este tipo como el Volkswagen Escarabajo eléctrico, donde su propietario nos contó cuánto puede salir la transformación de un auto a combustión a uno eléctrico.

Eléctricos retro

Del otro lado del Atlántico, en suelo Italiano, el Garage Italia Customs, empresa de Lapo Elkann, también realiza esta clase de tareas y durante el último tiempo transformó en versión eléctrica al Panda y también al mítico 500, como parte del e-Icon Project. En el caso del autito italiano, Elkann escogió el Jolly, la variante playera de diseño Pininfarina. Además de la mecánica, se realizaron distintos trabajos en la carrocería y en el interior.

Otros dos modelos playeros que siguieron por el mismo camino, pero en Francia, fue el Citroën Mehari, vehículo que ya tiene una nueva generación con motorización eléctrica, y el Mini Moke, ambos con baterías de 10 KW.

También, según reveló elmundo.es, en Gran Bretaña, la empresa ECD transforma un Land Rover Defeder en un modelo eléctrico gracias a una mecánica Tesla de 350 kilómetros de autonomía y otras marcas como Jaguar y Aston Martin también proponen a los usuarios procesos similares para modelos como el E Type o el DB6. El E Zero acelera de 0 a 100 kilómetros en 5,5 segundos, gracias a un motor eléctrico de 220 KW.

Volviendo a América, Chevrolet transformó el K5 Blazer de 1977 a combustión en un modelo eléctrico, compartiendo algunos elementos del tren motriz del Bolt, sumado a un kit especial, que en conjunto entregan 200 CV.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en