lunes 21 de junio de 2021
NOVEDADES | 31-01-2021 14:38

Así probábamos el BMW X5

Recordamos el test del conocido SUV de la marca alemana. En esta ocasión, la prueba de manejo corresponde a la edición de octubre de 2001 de Revista Parabrisas.

Con mayores virtudes para ruta que para off-road, el 4x4 de la marca alemana ahora se ofrece con un motor de seis cilindros y excelentes prestaciones.

Con la única salvedad de que no es un vehículo para todo terreno, sino más bien un SUV de lujo de notables características para el asfalto, el BMW X5 se adjudicó el título de 4x4 CPA 2002. El jurado de periodistas inclinó más la balanza a favor del bagaje tecnológico, la seguridad y el lujo (aspectos en donde el vehículo de la marca alemana no deja ningún lugar a dudas) que hacia el lado del comportamiento en barro, pendientes y otras dificultades en donde su rendimiento es más bien tímido.

Esta tendencia de vehículos ligths (sin chasis ni caja reductora) suma cada vez más adeptos y, si a eso se le agregan altas prestaciones, la ecuación se hace más interesante. Ahora el BMW X5 se ofrece con un nuevo propulsor naftero de 6 cilindros en línea y una potencia que supera los 200 caballos; es un poco más doméstico que el poderoso V8, pero también cuenta con una respuesta impresionante.

Dicho de otro modo, un 4x4 que supera los 200 km/h, acelera como un sedán deportivo y brinda un envidiable nivel de seguridad a un precio más razonable -aunque poco accesible- que el V8. Y en breve se ofrecerá la versión con impulsor Tdi, seguramente un modelo más atractivo que los voraces nafteros.

BMW X5

Diseño - Aerodinámica

Con un indiscutible estilo be-eme, sobre todo en la parte frontal, el X5 combina una silueta musculosa con fuerte carácter deportivo y a la vez familiar. Se trata de un diseño muy logrado que seduce por donde se lo mire.

Las principales diferencias con relación al V8 se encuentran en la salida de los escapes: en lugar de cuatro, esta nueva versión cuenta sólo con dos. También las llantas y los neumáticos son de diferente medida y diseño: 235 75 R 17.

Motor - Prestaciones

El nuevo seis cilindros de BMW mantiene las virtudes de vigor y elasticidad de la anterior versión de 193 caballos, como el que utilizaba el 328 I, pero el incremento de potencia (ahora 231 CV) le ha sentado muy bien. Hay que tener en cuenta que el X5 es un vehículo que supera las dos toneladas de peso y, en consecuencia, su propulsor responde más de lo esperado.

Supera los 200 km/h de velocidad máxima, acelera de 0 a 100 km/h en poco más de 9 segundos y tiene una elasticidad más que suficiente para un vehículo de su clase: de 80 a 120 km/h, en directa, 7,2 segundos. No llega a responder tanto como el V8, pero tampoco tiene mucho que envidiarle en ruta.

El consumo es un poco más contenido (7,4 km/l) pero aumenta notoriamente de acuerdo con las condiciones de manejo. Este propulsor, que fue introducido por primera vez en Europa en mayo del 2000, también es utilizado en los modelos Coupé, Berlina, Touring, Cabrio, Roadster Z3 y Coupé Z3.

Queda claro que la firma alemana sigue apostando a un tipo de configuración que tiende a desaparecer. Más allá de sus contras (debe ocupar mayor espacio en el vano motor), la física no perdona y las virtudes del seis en línea en materia de equilibrio y rendimiento continúan siendo superiores.

Confort y espacio interior

Como buen vehículo premium no escatima ni en lujo ni confort. En todo el habitáculo se respira un agradable aroma a cuero y madera, además de una impecable terminación. Su hábitat es extremadamente insonoro; apenas se perciben la vibración del motor y los ruidos externos.

BMW X5

Salvo por la limitada capacidad del compartimiento de carga (465 dm3) el espacio es bastante generoso, ya que pueden viajar cuatro personas con gran comodidad y hasta un quinto pasajero.

La posición de manejo cuenta con un exclusivo ajuste eléctrico de altura y profundidad en el volante, y la butaca incluye memorias de posición. Todos los comandos se encuentran al alcance de la mano, salvo por las teclas de los levantavidrios del lado del conductor que dificultan un poco su alcance debido al formato del apoyabrazo.

Instrumental - Equipamiento

El X5 todavía continúa siendo uno de los 4x4 más equipados del mundo. Los principales atributos son 8 airbags, doble climatizador Interdependiente, butacas eléctricas, autoestéreo de alta fidelidad y control de descenso de pendientes, entre otros. Salvo por la altura, desde el puesto de conducción transmite la misma sensación que se experimenta al manejar una berlina de la Serie 5. El instrumental es muy similar, con el ya clásico estilo de la marca: números blancos con iluminación anaranjada. El velocímetro que indica en km/h delata que se trata de un modelo de exportación ya que en USA lo utilizan también con millas.

Dirección - Suspensión

Dinámicamente se asemeja bastante a una berlina. El equilibrio de suspensiones es excelente y ofrece la dureza necesaria para doblar rápido con un alto margen de seguridad. La gran rigidez torsional del monocasco, el reparto de pesos 52% adelante y 48% atrás, y la virtud de los esquemas independientes de suspensión (el delantero similar al Serie 7 de la anterior generación) consiguen unas cualidades singulares en asfalto. En caminos de tierra delata su alma de rutero, ya que copia mucho las irregularidades y sanciona levemente el confort de marcha.

BMW X5

Como elementos extra de seguridad, las suspensiones cuentan con amortiguadores neumáticos que regulan electrónicamente el nivel del auto sin importar la carga que lleve. Por ejemplo: si se aplica peso sobre el eje trasero, automáticamente aumenta la presión sobre los fuelles de amortiguación. La dirección utiliza el tradicional sistema de piñón y cremallera que se destaca por su respuesta precisa y directa.

Transmisión - Caja

El sistema de tracción integral permanente que reparte la fuerza propulsora en un 62% sobre el eje trasero y un 38% sobre el delantero, acentúa la filosofía de la tracción posterior, muy tradicional en los vehículos BMW.

La caja de 5 velocidades automática está bien relacionada y tiene un procesador que permite adaptar las relaciones al estilo de conducción. Además ofrece una opción de manejo deportivo y secuencial, pero muestra cierto retardo en reaccionar. Dada su concepción, no cuenta con caja reductora, un elemento vital para el manejo 4x4. Queda claro que la firma alemana no pensó al X5 para el off-road.

Ruta - Todo Terreno

Como se dijo al comienzo, las características más notables del X5 se viven en el asfalto, sobre todo si lo que se desea es realizar largos viajes (en este sentido, la única contra es la rueda de auxilio temporal). Lejos de ser un Todo Terreno y un SUV con caja reductora, el X5 se posiciona más como un Sport Utility light.

La realidad de este vehículo en materia de off-road es que puede sortear médanos (su ancho rodado y elevada potencia facilitan la tarea) y algún que otro huellón con barro liviano, pero siempre hay que tomar precauciones para evitar sorpresas. En lo que a esto concierne, la versión V8, con un torque mucho mayor, se puede desempeñar mejor.

BMW X5

El despeje es de 180 milímetros y sus ángulos característicos no son muy destacables. Por otra parte, el sistema HDC (Control de Descenso de Pendientes) que heredó de Land Rover, emula el funcionamiento de una caja reductora. Se lo puede conectar a velocidades inferiores a los 50 km/h y se encarga de frenar paulatinamente has-ta una velocidad máxima de 10 km/h.

Seguridad - Frenos

En este aspecto se puede decir que es un vehículo ejemplar, ya que cuenta con el equipamiento de las grandes berlinas de lujo. Tiene ocho airbags y los frontales se abren en dos fases de acuerdo con el nivel de impacto para reducir el riesgo de lesiones de conductor y acompañante. La seguridad activa también es destacable: ABS, CBC (Control de Frenaje en Curvas), ASC-X (Sistema Antipatinamiento) y DSC (Control Dinámico de Estabilidad).

Todo este compendio de siglas aumenta la seguridad para transitar por calles resbaladizas y así prever accidentes. En materia de frenos se puede depositar absoluta confianza a cualquier velocidad. El servofreno neumático permite detener con seguridad un peso remolcable de hasta 2.700 kilogramos.

BMW X5

Precio

Sólo una minoría puede acceder al privilegio y el status que brinda un Sport Utility premium como es el BMW X5, ya que cuesta 73.600 pesos. Compite directamente con el Mercedes Benz ML 320 que se puede comprar por 63.500 pesos, lo que significa una brecha superior a los 10.000 pesos, lo que no es poco.

Los principales puntos a favor del BMW son 13 caballos más de potencia y ordenador de abordo; a favor del Mercedes Benz, chasis, caja reductora o Baja y mayor espacio interior y de carga, lo que se traduce en un vehículo mucho más apto para el off-road. También existen otros competidores (en este caso más parecidos a una familiar) como el Volvo V70 XC de 200 caballos que cuesta $ 67.200 y el Audi All-road 2.7 biturbo de 250 caballos, a $ 84.600.

OTROS DATOS

Motor: 3.0 con seis cilindros en línea y 231 CV

Transmisión: Automático de cinco marchas

Velocidad máxima: 206 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 9,2 segundos

Distancia de frenado a 100 km/h: 43,2 metros

Consumo en ruta a 90 km/h: 9,3 km/l

Consumo en ciudad: 6 km/l

Por Augusto Brugo Marcó
Fotos: Cristian Welcomme y Marcelo Aballay

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en