miércoles 21 de octubre de 2020
NOVEDADES | 27-09-2020 14:44

Así probábamos la Chevrolet S10

Recordamos la prueba de manejo de la pick-up mediana del moño, correspondiente a la edición de marzo de 2001 de Revista Parabrisas.

Con el motor diesel de 132 CV, sigue siendo la más veloz del mercado. Es cómoda y rendidora, pero el pavimento le sienta mejor que el off road. Los principales cambios estéticos se remiten a las ópticas, la parrilla, los guardabarros y las llantas.

Ya sea para el campo, la ciudad o para lograr el máximo de diversión en los circuitos off road, cada vez son más los modelos y versiones de pick-ups doble cabina 4x4 que se ofrecen en el mercado local. Por esta razón, GM quiere ganar terreno en el nutrido segmento y acaba de presentar la última versión reestilizada de la popular S10 que fuera lanzada en el último Salón Internacional de San Pablo, Brasil.

Tal cual lo anticipó PARABRISAS en su edición de agosto de 2000, la mediana de Chevrolet cambio su estilo, pero mantiene su atributo más fuerte: el poderoso motor MWM de 132 CV que la convierte en la más rápida y ágil de su segmento. Con esta inyección de fuerza pasa a ubicarse en la cima de performances en su clase y revierte la deuda que tenía con los usuarios cuando utilizaba el motor Maxxion de sólo 95 CV.

Chevrolet S10

Diseño - Aerodinámica

Sin lugar a dudas, el cambio más importante de la nueva S-10 viene por el lado de su imagen. Principalmente se modificaron los conjuntos ópticos: ahora las luces son más grandes y redondeadas, y los guiños, que adoptaron una forma horizontal, pasaron a integrarse dentro de la unidad sellada. También la parrilla creció en tamaño, lo que permite refrigerar mejor el motor y, lateralmente, los guardabarros se ensancharon para obtener una imagen de mayor solidez. Finalmente, las llantas de aleación liviana de 15 pulgadas cambiaron su estilo, algo que no le sienta tan bien como en el modelo anterior.

Motor - Prestaciones

Otro aspecto sobresaliente de esta pick-up es el poderoso propulsor MWM de cuatro cilindros con turbo e intercooler de 2.800 cm3 y 132 CV. Para tener una idea de su potencial, sólo basta compararla con sus rivales. La Ford Ranger ofrece 115 CV, la Isuzu LS, 110; la Mitsubishi L 200, 100 y la Toyota Hilux, sólo 78. La diferencia es contundente y en consecuencia sus prestaciones.

Esta nueva Chevrolet es la más rápida de todas: alcanza sin problemas los 168 km/h de velocidad máxima (ninguna del segmento llega a 160 km/h), acelera de 0 a 100 km/h en 13s0 y su consumo promedio es de 10 km/l, valores más que interesantes para este utilitario con tracción en las cuatro ruedas. La respuesta para el sobrepaso en ruta es excelente. A partir de las 2.000 rpm se comienza a sentir el torque del motor y el soplido del turbo.

Solo demora 12 segundos, de 80 a 120 km/h, en cuarta marcha. El único aspecto criticable del propulsor es el elevado nivel sonoro y de vibraciones, sobre todo cuando regula y después de superar las 2.500 rpm, ya que promedia 67,1 decibeles, cuando la media ideal es de 65.

Chevrolet S10

Confort y espacio interior

Desde siempre, Chevrolet se caracterizó por ofrecer un alto nivel de confort en sus pick -ups y la nueva S-10 no es la excepción a la regla. Los asientos son mullidos, la posición de manejo es confortable, permite regular el volante y la butaca en altura; los comandos de levantavidrios están al alcance de la mano y cuenta con una generosa gaveta portaobjetos detrás de la selectora de cambios.

Todos aspectos favorables que brindan una agradable estancia abordo. Como sucede en todas las pick-ups de doble cabina, el punto más critico del espacio se da en las plazas traseras, ya que el cojín es bajo, el piso muy alto y el respaldo demasiado vertical. En este sentido, la S-10 ofrece un poco más de inclinación de respaldo que la mayoría de sus competidoras, aunque el asiento es muy blando y obliga a que los pasajeros de atrás viajen con las piernas demasiado flexionadas.

Instrumental - Equipamiento

Pese a ofrecer el mismo nivel de equipamiento que la versión anterior, el instrumental sufrió leves modificaciones. Los cambios más importantes se encuentran en el comando de luces y el tablero de instrumentos. Ahora para encender las luces hay que girar una práctica perilla en lugar de la incómoda tecla sin iluminar que ofrecía antes. Por su parte, los relojes (velocímetro, cuentarrevoluciones, nivel de combustible, etc.) adoptaron una forma más redondeada, lo que permite una clara lectura.

Con respecto al equipamiento, poco se puede agregar, ya que no se incluyeron nuevos accesorios. En este sentido se notan algunos faltantes tales como airbags, autoestéreo con CD en lugar de pasacassette y reloj.

Chevrolet S10

Ruta- Todo Terreno

La S-10 4x4 tiene mejores aptitudes en el asfalto que para el exigente off-road. Su potente motor permite sobrepasar a otros vehículos con solvencia y su considerable distancia entre ejes le confiere un alto nivel de confort. Durante las incursiones en terrenos complicados mostró algunas limitaciones. Su escaso despeje del piso, producto de un chasis muy bajo, penalizan la capacidad para sortear obstáculos.

Es muy propensa a quedarse colgada y el diferencial no corrige las perdidas de tracción, sobre todo en el barro. Los ángulos de ataque y salida tampoco son de lo mejor y los recorridos de suspensiones ofrecen bastante limitación. Puede vadear más de 60 centímetros de agua, aunque en la unidad que probó Parabrisas se presentaron filtraciones por el burlete inferior de la puerta del acompañante.

Dirección - Suspensión

En este sentido la S-10 deja bastante que desear. En primer lugar, la dirección es de respuesta lenta y su capacidad de giro notoriamente limitada: 14 metros de diámetro de giro. Esta característica complica mucho las maniobras en lugares reducidos, sobre todo cuando hay que estacionarla. En segundo término las suspensiones son extremadamente blandas, y el defecto se acentúa en el tren delantero. Los balanceos que se generan en terrenos irregulares son muy molestos y pueden llegar a ocasionar desagradables perdidas de adherencia en curvas pronunciadas.

Chevrolet S10

Transmisión - Caja

Mantiene el tradicional esquema de tracción trasera con opción 4x4 en alta y baja. Ahora, los comandos eléctricos que accionan el paso de tracción -con nuevo diseño- tienen una respuesta más rápida que en el modelo anterior. La selectora de cambios ofrece suavidad y precisión para el manejo urbano. La ausencia de un diferencial autoblocante se nota en el barro y también en las curvas donde evidencia una pérdida de tracción.

Seguridad - Frenos

Llama la atención que todavía Chevrolet no haya decidido agregar airbags en esta última generación de S-10, ya que varias competidoras lo ofrecen -Ford Ranger, Isuzu LS y Nissan AX- hasta como equipamiento de serie. Al momento de frenar exigido en la pista de pruebas, tampoco convenció. Mostró bastante tendencia al bloqueo en el tren delantero -el tren posterior utiliza sistema antibloqueo de frenosy las distancias no brillaron: de 120 km/h a 0 empleó 72 metros de distancia.

Precio

Teniendo en cuenta que ofrece el motor más potente en su segmento y que también es la más rápida, su precio de $ 33.390, -levemente más alto que el modelo anterior la define como la de mejor relación precio/ prestaciones del mercado. Juegan también a su favor el confort de marcha y el espacio interior, puntos claves para quienes suelen viajar por la ruta al campo. En materia de off-road tiene sus limitaciones, aunque puede superar una huella con barro e internarse en la playa sin problemas. Con algunos adicionales de equipamiento como airbags y CD, sin dudas seduciría a muchos compradores racionales. En síntesis, un producto a tener en cuenta, sobre todo por su precio ya que existen algunas con valores cercanos a los $40.000.

FICHA TÉCNICA

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en