viernes 17 de septiembre de 2021
NOVEDADES | 15-08-2021 05:36

Día del Niño: cómo lograr la mayor seguridad en el auto

Al igual que todos los ocupantes de un vehículo, los chicos también deben respetar las normativas vigentes. Sistemas de retención infantil, "huevitos", ganchos ISOFIX, son algunos de los componentes que integran este apartado en seguridad vial.

Como sucede cada tercer domingo de agosto, se celebra el Día del Niño en toda la Argentina, y un detalle a tener en cuenta en esta fecha desde el mundo automotor es la seguridad de los chicos al momento de viajar en un vehículo.

En esta ocasión, ATM Seguros decidió poner el foco en el correcto uso de los Sistemas de Retención Infantil (SRI) y la forma correcta de trasladar menores en motocicletas y ciclomotores.

Población vulnerable:

Según los últimos reportes de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) en nuestro país, durante 2020 se registraron 3.138  muertes en siniestros viales, de las cuales el 4 por ciento correspondió a menores de entre 0 y 14 años. Además, la ANSV destacó que en promedio, en todo el territorio nacional, sólo el 50 por ciento de los niños menores de 4 años utiliza el SRI.

En consonancia con esos datos, el informe titulado “Salud Materno-Infanto-Juvenil en cifras", elaborado por la Sociedad Argentina de Pediatría y UNICEF, señala que la primera causa de mortalidad en los niños de 1 a 4 años son las causas externas, donde están las lesiones ocasionadas por el tránsito, situación que se reitera en el grupo de 5 a 14 años.        

Día del Niño

A nivel mundial las cifras son también alarmantes. En junio de 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmaba que “todos los años mueren aproximadamente 260 mil niños en todo el mundo como consecuencia de la siniestralidad vial, y hasta 10 millones de niños sufren traumatismos no mortales, de los cuales una proporción padece alguna forma de discapacidad. Se estima que el 93 por ciento de las víctimas fatales menores de 20 años tiene lugar en países de ingresos medios y bajos, donde se ubica la Argentina”.

Los SRI salvan vidas

A la hora de trasladar menores en el auto hay que considerar que en un choque el peso de un chico de 20 kg se multiplica por 17 ante el impacto, es decir, que pasaría a pesar 340 kg. Por eso es tan importante el uso de los Sistemas de Retención Infantil (SRI).

Un estudio llevado a cabo por el Centro de Experimentación dedicado a la investigación y análisis de la seguridad vial y automotriz, (CESVI Argentina) observó que solo el 24 por ciento de los vehículos que circulan con un niño lo hacen con SRI, mientras que el 76 por ciento no lleva butaca u otra silla para niños.

Estas cifras preocupan teniendo en cuenta que mundialmente se reconoce que el uso del SRI reduce en un 70 por ciento los riesgos de lesiones graves y fatales en caso de que se produzca un siniestro de tránsito.

"Huevitos", sillitas y boosters: ¿cómo funcionan y qué tener en cuenta?

En el mercado existe una gran variedad de SRI que varían acuerdo al peso y/o edad del niño. Desde la Organización Mundial  de la Salud (OMS) se los distinguió de la siguiente manera para facilitar la tarea de la elección de acuerdo a lo que precisa cada niño, siempre privilegiando su seguridad.

"Huevitos": pertenecen al grupo 0 (para niños con peso menor de 10 kg) y  0+ (para niños con peso menor de 13 kg). Expertos recomiendan su uso orientado hacia atrás, para evitar posibles lesiones cervicales. Los recién nacidos poseen una contextura débil y frágil, con poca musculatura y resistencia, por lo cual proteger su cuello, columna y cabeza resulta vital. Trasladarlos de esta forma puede reducir los riesgos en un 80 por ciento.

Día del Niño

Sillitas: corresponden al grupo 1 (para niños con peso de 9 kg a 18 kg) y grupo 2 (para niños con peso de 15 kg a 25 kg). Generalmente lo usan niños entre uno y  cuatro años de edad, la edad es un criterio orientativo aquí lo importante es el peso. Son sillitas que se sujetan al vehículo con el cinturón de seguridad o con el nuevo sistema ISOFIX.

Boosters o elevadores: son del grupo 3 (para niños con peso de 22 kg a 36 kg) se usan con el mismo cinturón de seguridad del auto con la finalidad de que la banda pase correctamente sobre el hombro y no los lastime.

¿Qué dice la ley?

La Ley de Tránsito 24.449 señala que es obligatorio el uso de un SRI en todas las rutas nacionales cuando se lleva a un niño de hasta 10 años. Complementariamente, en distritos como la Ciudad de Buenos Aires, la Ley 5.294 determina que los menores de hasta 12 años (o con una altura inferior a 1,50m) deben viajar siempre en el asiento trasero en su SRI o con el cinturón de seguridad, según corresponda.

¿Se pueden trasladar niños en moto?

La Ley Nacional de Tránsito no impone una edad mínima para ser acompañante en una moto o ciclomotor. Por ello, algunas ciudades han legislado sobre el tema por el peligro que conlleva transportar menores en esta clase de vehículos.    

En la Ciudad de Buenos Aires, desde 2009 se estableció que está prohibido llevar acompañantes menores de 16 años en las motos; en Rosario, la edad mínima para ser acompañante en una moto es de 12 años; en Paraná, es de 8 años y en Córdoba, es de 6 años en ciudades y 10 años para circular por la ruta.

Desde la empresa aseguradora se aconseja:

1-     Siempre usar casco: debe ser homologado, de la medida justa, integral y cómodo. 

2-     Conducir tranquilos y despacio: los niños tienen menos fuerza que un adulto para sujetarse y no pueden prever el comportamiento del conductor.

3-    La moto debe tener estriberas  y en lo posible un baúl que sirva de respaldo para lograr más estabilidad y que el menor tenga otro punto de apoyo.

4-    Frenado correcto: debe accionarse el freno trasero antes del delantero para equilibrar la moto y que no se venza hacia delante. Respetar las señales viales y las velocidades máximas y mínimas permitidas es fundamental.

Otros cuatro pasos para la seguridad infantil

Según reveló Ituran, existen algunos aspectos importantes divididos en diferentes palabras en relación al sistema de retención infantil.

SELECCIÓN: Si bien hay varios modelos, hay que tener en cuenta algunos aspectos clave como, por ejemplo, que se adapte al niño según su altura y peso y que se pueda instalar en el vehículo, para lo cual es importante saber si se cuenta con cinturones de seguridad de tres puntos para instalación o si tiene el sistema de anclaje por LATCH o ISOFIX. Además, debe cumplir con la normativa técnica reconocida. Por otro lado, se debe recordar que el asiento de retención infantil tiene una fecha de vencimiento, que varía según el fabricante y puede durar de 6 a 10 años.

ORIENTACIÓN: Hasta los dos años, los menores deben viajar mirando hacia atrás. Esto se recomienda ya que la mayoría de las colisiones se producen de forma frontal y de esta manera permite que la cabeza, el cuello y la columna del niño reposen sobre el respaldo del asiento.

Una vez que los niños tienen más de dos años, pasan a viajar en el asiento de seguridad mirando hacia adelante con un arnés de cinco puntos. Y cuando el niño ya tiene el peso y la altura permitida se puede usar el elevador con respaldo.

UBICACIÓN: La silla de retención infantil siempre va ubicada en el asiento trasero del auto y en la parte central por la lejanía de los laterales en caso de impactos. Su colocación será la correcta siempre y cuando se cuente con el cinturón de seguridad de dos o tres puntas o un sistema de anclaje. En el caso de que haya dos niños en la familia, el más chico debe ir en asiento de posición trasera central y el mayor en el asiento trasero derecho.

INSTALACIÓN: Existen dos formas de poder instalar la silla de forma segura en el vehículo, una es usando el cinturón de seguridad del auto y la otra es con el sistema ISOFIX. Jamás se deben utilizar las dos formas juntas.

1.    La primera opción es colocando el cinturón de seguridad a través del asiento del coche en la trayectoria de la cinta. Si se usa esta forma,  es importante usar el sistema de bloqueo del cinturón después de haberlo pasado por la silla. Este sistema se activa al jalar el cinturón hasta el final y después regresarlo lentamente. 
2.    La otra opción es usar los anclajes y correas de sujeción para chicos de manera de fijar el asiento para auto en el vehículo. El asiento viene con los accesorios de anclajes inferiores del vehículo y, también trae una correa superior para el caso de estar usando un asiento de seguridad mirando hacia el frente.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en