sábado 24 de julio de 2021
NOVEDADES | 24-04-2020 06:59

Ferrari 250 GTE Polizia: el patrullero más glamoroso sale a la venta

Considerado una leyenda en Italia, este ejemplar exclusivo fabricado en 1962 y conservado en perfecto estado prestó servicio en la ciudad de Roma hasta 1968.

La firma Girardo & Co., especialista en autos de calle y de carrera históricos, anunció la venta de la legendaria Ferrari 250 GTE 2+2 Serie II Polizia, chasis # 3999, considerada como uno de los patrulleros más glamorosos del mundo. Ofrecido por una suma no revelada, el ejemplar se encuentra en la sala de exposición de la mencionada compañía en Milán en condiciones excepcionales y con todas las características originales.

Cabe destacar que el modelo fabricado 1962 es el único automóvil privado en Italia que posee permiso especial para circular con sirena, luz azul y decoración "Squadra Volante". Bajo el capó cuenta con un motor V12, que entrega una potencia de 240 caballos a 7.000 rpm y se asocia a una transmisión manual de cuatro velocidades con sobremarcha. Este propulsor de 3.0 litros le permitía superar los 250 km/h.

La idea de utilizar como patrullero un automóvil de la marca del cavallino fue de Armando Spatafora, uno de los oficiales de policía más venerados y respetables de Italia, a comienzos de principios de la década de 1960. En ese momento, una gran cantidad de crímenes en Roma se cometieron utilizando vehículos veloces que podían escapar de los Alfa Romeo 1900 y 2600 comúnmente utilizados por la policía.

Ferrari construyó apenas dos 250 GTE Polizia, sin embargo, uno de estas unidades rápidamente encontró un final desafortunado y después de unas pocas semanas fue destruida en servicio. De esta forma, el # 3999 pasó a ser quien se convirtiera en una leyenda entre las fuerzas de seguridad, el público y los delincuentes por igual.

El emblemático patrullero se mantuvo activo desde 1963 hasta fines de 1968, y no sólo siendo usado para combatir el delito, también para transportar sangre a Nápoles en casos de emergencia. Se dice que cubría los 200 kilómetros del trayecto de autopista en 50 minutos.

En 1972 fue vendido a través de una subasta pública. Su comprador, Alberto Cappelli, lo mantuvo en un estado impecable, al igual que su último propietario, otro italiano entusiasta y conocedor, que lo adquirió en 2015.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en