martes 26 de octubre de 2021
NOVEDADES | 17-09-2021 12:14

¿Cómo tienen que viajar las mascotas en los autos?

Muchas veces realizamos viajes recreativos con varios animales que conviven con nosotros. A continuación, algunos tips.

Viajar en el vehículo con mascotas puede ser una aventura divertida pero también estresante. Se requiere de gran responsabilidad para el cuidado y la seguridad tanto de ellas como de los pasajeros. Si bien la normativa argentina no hace mención sobre el traslado de animales domésticos en vehículos, en las distintas provincias y municipios, existe una regulación para este tipo de viajes.

Por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires se sancionó la ley 13.637 que rige sobre toda la extensión territorial cuyo texto normativo señala que “ningún conductor podrá llevar animales en el asiento delantero”. Esto está taxativamente prohibido y, además, dispone que “deberán ser transportados en el asiento trasero y atados con correas de modo que no puedan saltar al asiento delantero”.
 
"Quienes tenemos mascotas sabemos que cada una tiene un carácter y una forma particular de actuar ante distintas situaciones. Es por eso que, cuando se viaja con una, es importante que se la lleve de forma correcta en el auto porque frente a una eventualidad, como una frenada fuerte, puede marcar la diferencia para que se mantenga segura. Además, de esa manera, se protege también a todos los ocupantes del vehículo" afirma Franco Taraborrelli, Gerente General de Ituran Argentina.

¿Qué peligro puede representar el viaje con una mascota suelta?

Hay que saber y entender que una mascota suelta aumenta las consecuencias y el riesgo, en caso de un accidente. Si tenemos una desaceleración a 50 km/h, el animal multiplica su masa hasta cincuenta veces. En caso de impactar contra alguno de los pasajeros, podría ocasionar lesiones severas. Por ejemplo, ante un choque a 100 km por hora un perro de 20 kilos que viaje suelto, multiplica su peso por treinta y puede golpear a un objeto o a una persona como si pesara 600 kilos, transformándose en un proyectil.

Mascotas en el auto

Recomendaciones

Como primera medida, el animal siempre tiene que ir atado con correa. En los pet-shops existen una gran variedad de accesorios para su seguridad como cinturones especiales y arnés acolchados que se abrochan a la hebilla del cinturón de seguridad. En el caso de los gatos, hámsters o perros chicos deben ir en cajas transportadoras para evitar que se muevan en el auto.

Hay que tener en cuenta que el lugar más seguro para colocar la caja transportadora y donde menos se pueden marear, a pesar de que no pueden ver por la ventana, es ir bien sujeto en el piso del vehículo, detrás de uno de los asientos delanteros. Si hay espacio suficiente, también puede ir sobre el asiento trasero, siempre que vaya firmemente sujetado por el cinturón de seguridad.
 
Para quienes tienen autos con baúl abierto, también se recomienda poner una red o una reja firme para llevarlo, aunque con mucho cuidado mientras se maneja.
 
Para asegurar el bienestar de la mascota, los animales siempre deben estar bien hidratados, por lo que es necesario llevar agua fresca para darle durante el trayecto del viaje. Además, deben tener una correcta ventilación para que no sufran golpes de calor.
 
También se recomienda que las mascotas no coman antes del viaje. Es importante que no ingieran alimentos por algunas horas antes de viajar para que no tengan una mala digestión.
 
En caso de viajes largos se sugiere hacer paradas cada cierta cantidad de kilómetros recorridos para que el animal pueda salir del vehículo, caminar, relajarse, descansar entre otras cosas antes de seguir el viaje.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en