jueves 25 de febrero de 2021
NOVEDADES | 05-10-2020 08:03

A 20 años del relanzamiento de MINI

A fines de septiembre del 2000, resurgía el clásico modelo de marca británica bajo la órbita de BMW. Su presentación se llevó a cabo en el Salón del Automóvil de París.

La marca MINI no es una marca más. Su clásico diseño presente en el Cooper fue replicado en varios modelos de la gama, pero eso recién pasó luego de fines de septiembre del 2000 cuando se produjo el relanzamiento de la firma británica, bajo la órbita de BMW, en el Salón del Automóvil de París.

En aquella edición del evento francés se presentaron dos modelos, el MINI One y el MINI Cooper. Como sucesor del MINI clásico que dejó de producirse pocos días después, luego de 41 años, la segunda generación proporcionó todos los elementos necesarios para otra revolución en el segmento de los vehículos pequeños.

El MINI fue el primer vehículo Premium de esta clase. Su concepto moderno ha promovido un desarrollo avanzado continuo hasta el día de hoy, que abarca el manejo divertido, la eficiencia, la comodidad, la seguridad, la conectividad y, no menos importante, la diversidad de modelos.

Un viaje en el tiempo con un ejemplo temprano del MINI Cooper brinda una oportunidad ideal para seguir la pista del carácter pionero exhibido por la segunda generación. El embajador de la fase inicial del original británico para el siglo XXI salió de la línea de producción en octubre de 2001, seis meses después del lanzamiento de la producción en la planta de MINI en Oxford.

Mini Cooper

Tres propietarios anteriores ya habían experimentado el manejo divertido mientras recorrían unos 175.000 kilómetros. Y como todo MINI, se le dio un nombre. Este modelo recibió el nombre de “Sunny”, inspirado en el acabado de pintura de la carrocería en Liquid Yellow, que lo transformó en una rareza. En el primer año de ventas del MINI moderno en Alemania, solo uno de cada quince vehículos se suministró en este color. La combinación con el toldo y las carcasas de los retrovisores exteriores en color negro era aún más rara.

La señal de partida para el desarrollo de la segunda generación del MINI ya se dio en julio de 1994. Además de detalles de estilo como los voladizos cortos, los faros redondos y la parrilla del radiador hexagonal, una de las principales prioridades de los diseñadores fue transferir la idea fundamental de los años iniciales del Mini clásico a la era moderna del vehículo.

El MINI moderno también necesitaba ser único, ofrecer espacio para cuatro personas y su equipaje, proporcionar una experiencia de viaje eficiente y generar entusiasmo con características de conducción no alcanzadas por ningún otro modelo de su clase. También se tuvieron en cuenta las aspiraciones contemporáneas de comodidad y los máximos estándares de seguridad. Una vez más, se creó un nuevo y revolucionario vehículo pequeño, adaptado a los requisitos de su época en todos los criterios, y esta vez se desarrolló y fabricó para cumplir con todos los estándares de calidad de una marca Premium.

El MINI 60 Years Edition ya se vende en la Argentina

En otoño de 1997, a periodistas seleccionados se les permitió conocer por primera vez el estudio MINI 2000. El lanzamiento de la marca y la inminente presentación del vehículo de producción en serie fueron temas de intenso debate, especialmente en línea. Paralelamente al estreno mundial en París, se lanzaron sitios web MINI nacionales e internacionales y pronto ya se habían registrado más de 100.000 posibles clientes interesados en el auto.

La venta del MINI en el Reino Unido comenzó el 7 de julio de 2001 y el lanzamiento al mercado en Alemania se celebró dos meses después. Ya en este punto, se introdujo un turno de fin de semana en la planta de la marca en Oxford por primera vez, para estar en condiciones de satisfacer la demanda masiva. Y, sin embargo, el triunfo mundial apenas había comenzado.

Desde el principio, se proporcionó una amplia gama de opciones para individualizar un componente clave del estilo típico de MINI. La diversidad y la apariencia Premium dentro del interior fueron creadas por una amplia gama de características que incluyen asientos y tapicería, molduras interiores y volantes en muchas versiones, junto con opciones de equipamiento moderno como control de clima automático, asientos con calefacción, techo corredizo panorámico y navegación. El programa de accesorios originales de MINI incluía faros auxiliares, luces traseras blancas, un paquete aerodinámico, una gama de molduras del toldo, así como instrumentos adicionales e incluso un teléfono para automóvil.

En Argentina, el histórico británico se introdujo en el año 2004, y desde entonces ha seducido las calles con su característico aspecto deportivo y elegante. Actualmente el portfolio de opciones disponibles incluye al MINI Cooper S (3 y 5 puertas), Cabrio, Clubman, Countryman, John Cooper Works y al exclusivo John Cooper Works GP, presentado el pasado mes de mayo.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en