jueves 29 de octubre de 2020
NOVEDADES | 01-10-2020 14:43

¿Se puede confiar en los modernos sistemas de seguridad?

Esa es la respuesta que quiere encontrar la Euro NCAP con la segunda etapa de las pruebas de unidades equipadas con dispositivos de asistencia a la conducción. Cómo reaccionan los vehículos en situaciones especiales.

La campaña Euro NCAP 2020 amplía el trabajo realizado en 2018 acerca de los sistemas de conducción asistida (AD) y presenta un sistema de puntuación y clasificación más estructurado.  En 2018, se estudiaron los vehículos que ofrecían sistemas de «asistencia en autopista», es decir, aquellos que, en algunas circunstancias, ofrecían asistencia al conductor, específicamente en lo que respecta al control longitudinal (velocidad, distancia de seguridad con el vehículo precedente) y al control lateral (mantenimiento del vehículo en el carril, etc.). 

¿Se puede confiar en los modernos sistemas de seguridad?

Las pruebas que Euro NCAP utilizó se basaron en gran medida en sus protocolos para sistemas de frenado de emergencia autónomos (AEB) y estudiaron la intervención de los vehículos en ciertas circunstancias críticas, cuando el sistema de conducción asistida mantenía el control del vehículo.  Se agregaron escenarios cotidianos adicionales, como la conexión y desconexión, que resultaron extremadamente difíciles para todos los vehículos evaluados.

La conclusión de la campaña de 2018 fue que la tecnología más avanzada estaba lejos de la automatización y ningún sistema ofreció asistencia en toda la gama de pruebas: el conductor debe estar atento en todo momento y mantener el control total del vehículo.

¿Se puede confiar en los modernos sistemas de seguridad?

Teniendo esto en cuenta, los sistemas ofrecidos no deberían insinuar, a través de su denominación o descripción, que se puede confiar en ellos más allá de su competencia real, ni crear esa impresión en su interacción con el conductor.  Los mejores sistemas fueron aquellos que lograron un equilibrio entre aliviar la carga de la conducción y mantener al conductor informado sin fomentar una confianza excesiva.

Novedades para 2020

Ahora, para su evaluación de 2020 de los sistemas de asistencia en autopista, Euro NCAP ha desarrollado protocolos específicos de prueba y evaluación, divididos en dos áreas principales: capacidad de asistencia, basada en el equilibrio entre la implicación del conductor y la asistencia ofrecida por el vehículo, y el sistema de seguridad adicional.

Los sistemas obtienen puntos para cada uno de los protocolos descritos anteriormente.  Algunos protocolos contribuyen con una puntuación mayor que otros.  La puntuación en las dos primeras áreas de evaluación (Implicación del conductor y Asistencia de vehículos) se compara y la peor puntuación es la que se asigna al total.  El “equilibrio” entre estas dos áreas repite los resultados obtenidos en la campaña de 2018, que mostró que un buen rendimiento en una área no es útil a menos que también esté acompañado de un rendimiento adecuado en la otra.  La peor de las puntuaciones se añade a la puntuación del sistema de seguridad adicional para obtener un total.  Las puntuaciones totales se dividen en calificaciones.

Fuente: Euto NCAP

 

Galería de imágenes

Comentarios

Más en