miércoles 28 de julio de 2021
NOVEDADES | 30-08-2019 17:00

Tierras raras: ¿Por qué Estados Unidos quiere sacarle ventaja a China?

Ante la amenaza comercial del gigante asiático, el Pentágono avanza en negociaciones con Australia para instalar allí una planta de procesamiento y reducir su dependencia con el país oriental. 

Si nunca leíste u oíste hablar de las tierras raras, te estarás preguntando en este momento qué son y para qué sirven.  

Básicamente, se trata de un selecto grupo de 17 metales y minerales que no son fáciles de encontrar en la corteza terrestre, y actualmente son muy codiciados para la fabricación de instrumentos tecnológicos: entre ellos, equipos militares, satélites, láseres, sistemas de guía de misiles, y los motores y celdas de baterías para los autos eléctricos.

Acerca de estos últimos hay miles de opiniones, pero la más polémica tiene que ver con el proceso producción de sus baterías (considerado extremadamente contaminante), vinculado además con temas graves como el trabajo infantil (VER NOTA).

Tierras raras
Las tierras raras están constituidas por 17 elementos: Cerio, Lantano, Praseodimio, Neodimio, Prometio, Samario, Europico, Gadolinio, Terbio, Disprosio, Holmio, Erbio, Tulio, Iterbio, Lutecio, Itrio y Escandio. 

Pero al margen de esta polémica, hay que decir que las tierras raras comenzaron a ser un tema de estado para los países más poderosos del planisferio, provocando durante los últimos años una fuerte puja comercial entre China y Estados Unidos: actualmente el país asiático es el mayor procesador y productor mundial de los minerales y no hay sustitutos conocidos.

Según un informe de la agencia Reuters, el Departamento de Defensa de Estados Unidos, con sede en el emblemático edificio de “el Pentágono”, avanza en negociaciones con Australia para instalar allí una planta que procese minerales de tierras raras y aliviar así su dependencia con China.

Tierras raras
Los motores y baterías de autos eléctricos son uno de los tantos productos desarrollados en base a las tierras raras

“Estamos preocupados por cualquier fragilidad en la cadena de suministro y especialmente cuando un adversario la controla”, manifestó Ellen Lord, subsecretaria de defensa del Pentágono para adquisición y mantenimiento, en un evento en Washington esta semana.

Cabe destacar que, más allá de haber sondeado a Canadá y algunos países de África,  Estados Unidos ve a Australia como el mejor socio para abrir plantas de procesamiento de tierras raras, ya que en el país de Oceanía se encuentra una de las mayores minas a nivel mundial: se trata de Lynas Corp, el mayor productor fuera de China, que en realidad procesa en Malasia

Tierras raras
El Pentágono: en este emblemático edificio funcionan las oficinas del Departamento de Defensa de Estados Unidos

Es interesante entender que más allá de la complejidad del suministro de estos ingredientes (vital para muchos sectores industriales), el mayor desafío respecto de las tierras raras no es la extracción de los metales y minerales, sino su procesamiento. 

En la industria automotriz, donde se utilizan para fabricar los motores y las baterías de los autos eléctricos, la locura se intensificó cuando China amenazó con usarlas como “arma arrojadiza” en la guerra comercial que mantiene con Estados Unidos, sobre todo una vez que el Donald Trump sugirió comprar Groenlandia por las enormes reservas que alberga de estos minerales.

Tierras raras
Tierras raras

Según datos de un informe de la agencia Bloomberg, actualmente en el mundo hay 120 millones de toneladas de reservas de tierras raras. De ese total, China posee poco más de un tercio (44 millones), seguido de Brasil y Vietnam. Por su parte, en Estados Unidos solo hay una mina operativa de tierras raras, aunque no cuenta con instalaciones de procesamiento.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en