sábado 18 de septiembre de 2021
SALONES | 25-09-2013 15:54

Los coches eléctricos ganan impulso

En ninguna edición del Salón de Fráncfort se vieron tantas novedades eléctricas como en la última. Los nuevos modelos que se presentaron.

¿Euforia o desencanto? El ánimo que rodea a los coches eléctricos es muy cambiante. El reciente Salón del Automóvil de Fráncfort supuso un impulso gracias a varias novedades y promesas.

"Los fabricantes han logrado grandes éxitos a nivel mundial con el desarrollo de tecnologías para la movilidad eléctrica, y los vehículos han alcanzado entretanto un nivel suficiente como para ser producidos en serie", asegura el asesor Roland Berger.

En el desarrollo de ese tipo de tecnologías, Alemania vuelve a ser la vanguardia. Y esto quedó demostrado en Fráncfort con modelos como el BMW i3, que se estrenó en la ciudad alemana y que saldrá al mercado a final de año.

El coche urbano no sólo es el primer modelo eléctrico de la firma producido en gran serie, sino el primero hecho principalmente en fibra de carbono y fabricado en gran número.

Ferdinand Dudenhöffer, experto en el sector y profesor universitario, considera que el modelo, gracias también a su buena estrategia de marketing, es como un faro para el sector: "Es una gran innovación a un precio muy competitivo en todo el mundo", alabó la política de la marca bávara.

También Volkswagen se enchufó en Fráncfort. "Ha llegado el momento de electrificar los modelos producidos a gran escala", dijo Rudolf Krebs, responsable de la movilidad eléctrica en la firma, que presentó en el Salón las variantes con batería del Up y del Golf, lo que da comienzo a una nueva era. Mientras que el E-Up ya llegará en las próximas semanas al mercado, el E-Golf lo hará a comienzos de 2014.

Y los planes de Volkswagen no acaban ahí. El presidente de la marca, Martin Winterkorn, quiere convertir a la firma para 2018 en el mayor fabricante del mundo y además también desea el número uno en el sector eléctrico. "Si electrificamos todos los segmentos, tendremos todas las posibilidades", dijo Winterkorn. Para final de 2014 habrá 14 modelos diferentes con motores eléctricos o híbridos, y si la demanda así lo exige, otros podrán ser equipados con propulsores alternativos y limpios.

Daimler también quiere calentar el ambiente con el Smart ed y la variante eléctrica de la Clase B, que en Europa tendrá un motor igual que el del BMW i3, según dijo el presidente de Daimler, Dieter Zetsche, mirando a la competencia. La Clase B eléctrica cuenta con la tecnología del socio Tesla.

Mientras los fabricantes alemanes avanzan, otras marcas más asentadas en el sector eléctrico se mostraron más tímidas en Fráncfort. En Renault todo gira en torno al sucesor del Espace, que llevará un motor diesel. En Nissan brilla un nuevo monovolumen que suplirá pronto el viejo X-Trail. Y Peugeot y Citroën apostaron a modelos de propulsión tradicional como el 308 o en el prototipo Cactus, respectivamente.

La pionera Mitsubishi presentó como novedad eléctrica el renovado Outlander, que cuenta sin embargo con un motor de combustión, ya que la camioneta llegará como motor híbrido plug-in.

En ninguna edición de Fráncfort se vieron tantas novedades eléctricas como en la última. A pesar de todo, nadie se atreve a asegurar ahora que habrá un desarrollo rápido. "Nuestro abandono del petróleo es como el abandono de la energía atómica para los políticos. Aún tardará", dice el jefe de Daimler, Zetsche, que sin embargo está convencido de que el cambio llegará.

Así lo piensa también el experto y profesor universitario Stefan Bratzel: "El tema ganará dinamismo gracias a las novedades de marcas como BMW y Volkswagen". Para que los vehículos eléctricos ganen cuota de mercado, sin embargo, deberán aún superar los obstáculos de la autonomía y de las infraestructuras, y sobre todo el del alto precio.

Fuente: DPA.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en