jueves 5 de agosto de 2021
TEST | 01-04-2021 12:02

Cómo se comporta el e-tron, el primer modelo eléctrico de Audi

Es uno de los pocos exponentes de la electromovilidad que hoy ofrece el mercado argentino en el segmento premium. Lujo y respuesta deportiva sin impacto ambiental.

Hace rato que leemos artículos periodísticos que dan cuenta de que, dentro de poco, los motores a combustión pasarán a la historia. Pero en el momento de escribir estas líneas, dichas aseveraciones dejan de oler a especulaciones sin fundamento para adquirir el aroma de la realidad.

En efecto, muchas de las terminales más importantes del mundo han manifestado su intención de dejar de producir vehículos propulsados por combustibles fósiles en el corto plazo. Ford, por ejemplo, asegura que electrificará todos los autos de su oferta europea en 2030, y Jaguar que hará lo propio a partir de 2025.

Audi e-tron

Audi es otra de las compañías que avanza en ese sentido, y lo hace desarrollando un plan que establece que para 2025 el 40 por ciento de las ventas de la marca corresponderá a modelos híbridos o eléctricos, alcanzando finalmente el objetivo de contaminación cero en el año 2050.

Los primeros pasos hacia ese objetivo se materializan con el e-tron. Este modelo, lanzado comercialmente en Europa en 2019, es el primer producto ciento por ciento eléctrico de la casa de los anillos y uno de los pocos de su tipo que se pueden conseguir en nuestro país dentro del segmento más exclusivo. Solo convive con él el Porsche Taycan, pero es un sedán deportivo y no un SUV grande como el Audi que aquí nos convoca.

Audi e-tron

De hecho, los únicos rivales que por características similares podría encontrar, no están disponibles en nuestro país, ya que solo son comparables el de la casa de Stuttgart, el Jaguar I-Pace, el Tesla Model X y el Mercedes-Benz EQC, modelo cuya llegada al país, prevista para este año, fue pospuesta.

Como primer avanzado en la carrera por la movilidad ciento por ciento eléctrica entre los SUV de lujo (recordemos que en este espacio hay varios productos híbridos disponibles en el mercado), el Audi e-tron llega a la Argentina en dos versiones, 55 quattro y Sportback 55 quattro, ambas conformadas con el mismo equipo propulsor, pero que se diferencian estéticamente: el Sportback muestra un look más deportivo y agrega algunos elementos de equipamiento.

Audi e-tron

En este breve contacto manejamos por las calles de Buenos Aires, durante unos pocos kilómetros, el primero, versión que representa la opción de entrada de gama, si es un término adecuado a un vehículo que se vende aquí por 204.000 dólares.

 

Uno de dos

Tanto el e-tron “a secas” como el Sportback están desarrollados sobre una nueva plataforma especialmente creada para vehículos eléctricos. Por esa diferencia estética, no comparten la cota de altura, ya que el Sportback es más bajo (1.616 mm frente a los 1.629 mm del e-tron “normal”). También hay una pequeña diferencia en la capacidad del baúl a favor del modelo aquí analizado.

Audi e-tron

Ambos son impulsados por un equipo conformado por dos motores eléctricos instalados uno en cada eje, que entregan en total 360 CV, potencia que puede trepar hasta los 408 CV si se activa el modo Boost. El torque máximo, por su parte, es de 67,7 kgm, y está disponible de forma prácticamente inmediata, como en casi todos los modelos de su tipo.

Dada la disposición de los motores, la tracción es integral respetando el clásico concepto quattro de Audi, aunque en este caso con la particularidad de que se trata de un sistema eléctrico. La transmisión es de una sola marcha.

Audi e-tron

No obstante, la reacción es contundente aun cuando elijamos la opción Eficient (que ajusta todos los parámetros privilegiando el ahorro de energía), entre los modos de conducción: alcanza con presionar el acelerador con cierta decisión para que este SUV de casi 2,6 toneladas empuje como un deportivo.   

Y si elegimos las opciones que liberan más energía, la condición de modelo deportivo (propia del ADN de la marca) aparece en todo su esplendor. Utilizando el modo Boost puede acelerar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos. La velocidad máxima está limitada a 200 km/h.

Audi e-tron

La dirección responde muy bien, lo mismo que los frenos, aunque vale aclarar que en este breve contacto no tuvimos oportunidad de exigirlos.

La respuesta dinámica también es sobresaliente, en gran medida responsabilidad de la suspensión neumática con control de amortiguación que puede modificar la altura de la carrocería según el modo de conducción escogido en el Audi Drive Select, sistema que, además del ya mencionado Eficiente, dispone de los seteos Off-road, Allroad, Automático, Dinámico, Individual y Comfort.

Audi e-tron

En el modo Dinámico, cuando se superan los 140 km/h el vehículo baja hasta 26 mm; en el modo Eficient, esta reducción de altura se genera superando los 80 km/h, mientras que en Off-road/Allroad se eleva 35 mm por sobre el nivel normal. Con la función "elevar”, disponible en una velocidad máxima de hasta 35 km/h, el despeje aumenta otros 15 mm, permitiendo uno de hasta 50 mm.

En el modo de conducción estándar solo funciona el motor trasero.

En cuanto a la autonomía, los números también son destacados. Según los datos oficiales (homologaciones europeas), el e-tron puede recorrer 417 kilómetros con una carga completa de sus baterías de iones de litio de 95 kW/h. Para recargar los acumuladores dispone de dos tomas en los guardabarros delanteros: el de la derecha, para corriente alterna; el otro, para continua. Trae un cargador en el baúl que incluye un cable para trifásica. Los usuarios pueden instalar un wallbox provisto por Siemens, cuyo valor aproximado es de 2.000 dólares.

Audi e-tron

El tiempo de recarga de los acumuladores depende del tipo de conexión: utilizando un enchufe doméstico (2.3 kW) logra la carga completa en 47 horas, pero un cargador rápido de 150 kW recupera el 80 por ciento en 50 minutos.

Por otro lado, utiliza un sistema de regeneración de energía con tres niveles, que el conductor puede elegir desde los comandos del volante.

Audi e-tron

El lujo, siempre

El habitáculo del e-tron está a la altura de los mejores de su clase. Materiales y terminaciones son de primerísima calidad, todo en un ambiente cuyo estilo combina lujo con deportividad.

Hay piezas que denotan un especial esmero en el diseño. Por ejemplo, la selectora de cambios es trapezoidal, y por sobre ella aparece un aplique diseñado para que el conductor apoye en él la palma de la mano y pueda desde allí controlar todas las funciones que aparecen en la pantalla táctil y que forman parte de una dotación amplísima: entre otros elementos, el e-tron 55 quattro ofrece Virtual Cockpit, arranque sin llave, sistema MMI Navigation Plus, techo panorámico, sistema de sonido Bang and Olufsen, climatizador automático de cuatro zonas (los ajustes de las plazas traseras son digitales), faros Matrix led, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, cámara 3600, control de velocidad crucero adaptativo, sistemas Audi Side Assist y Audi Lane Assist, y butacas deportivas eléctricas (calefactables y la del conductor con memoria).

Audi e-tron

La posición de manejo (todos los ajustes son eléctricos) se alcanza con gran facilidad, mientras que quienes viajen en las plazas traseras lo harán con el confort propio de un sedán del segmento D.

Audi e-tron

El baúl, con una capacidad de 600 litros, tiene apertura remota y en su interior aparecen un subwoofer, una bandeja (profunda) desmontable y la rueda de repuesto (del tipo temporal, con kit de inflado).

Los respaldos traseros, por supuesto, se abaten (60/40) para incrementar la capacidad de carga.

 

Ficha técnica - Audi e-tron 55 quattro

Motor

Dos generadores eléctricos, uno en cada eje.

Potencia máxima: 408 CV.

Par máximo: 67 kgm.

Batería de Lithium ion de 95 kWh. Recarga enchufable.

 

Transmisión

Tracción integral. Caja automática

 

Suspensiones

Neumáticas con regulación automática.

Delantera/Trasera: Independiente de paralelogramos deformables, resortes helicoidales, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora.

 

Dirección

Piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.

 

Frenos

Delanteros/Traseros: Discos ventilados.

 

Ruedas

Llantas de aleación de 19”

Neumáticos 255/55 R19

 

Prestaciones

Velocidad máxima: 200 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 5,7 segundos

Autonomía (homologada): 417 km

 

Dimensiones

Carrocería SUV, cinco puertas, cinco pasajeros.

Largo/Ancho/Alto: 4.901/1.935/1.629 mm

Distancia entre ejes: 2.928 mm

Capacidad del baúl (Min/Máx): 660 (600 + 60) / 1.755 litros

Peso: 2.595 kg

En esta Nota

Comentarios

Más en