lunes 26 de septiembre de 2022
TEST | 01-02-2022 00:00

Probamos la nueva generación de la Ford F-150 Raptor

Testeamos a fondo la nueva generación de la pick-up más potente de la Argentina. Capacidades todoterreno destacadas con el lujo y el equipamiento de un sedán premium.

Hace unos 75 millones de años, cuando los dinosaurios aun habitaban nuestro planeta, los depredadores más feroces pertenecientes a esa especie se caracterizaban por ser los más fuertes. Sin embargo, entre ellos hubo uno en particular que cobró gran popularidad a partir de los descubrimientos paleontológicos. Estos dromeosáuridos no se distinguieron por tener gran tamaño, sino por su habilidad devoradora y la rapidez para cazar. Conocidos como velocirráptores, no tardaron en marcar su terreno y fueron (aparentemente) los más temidos en sus días de gloria.

En línea con esta breve historia, durante la última década Ford se propuso desarrollar un vehículo que cumpliera con las mismas características que esta especie que vivió durante el período Cretácico, aunque con un “plus” en sus habilidades. El proyecto buscaba crear una camioneta que no sólo tuviera velocidad, sino fortaleza y aptitudes para atravesar o “cazar” cualquier tipo de terreno… un vehículo imparable.

Así fue como en 2010 vio la luz una pick-up única basada en la mítica F-150 (la Serie F de la marca del óvalo lleva décadas como el modelo más vendido de Estados Unidos), denominada SVT Raptor, con dimensiones más generosas, una mecánica más potente, modificaciones en las suspensiones y carrocería reforzada.

Con una rápida aceptación en el exterior, esta generación nunca llegó a la Argentina, aunque en 2017 con la presentación de su segunda edición hubo luz al final del túnel para nuestro país. Luego de varias tratativas, en 2020, sobre el final de su ciclo de vida, desembarcó en el mercado local nuestra “primera F-150 Raptor”, unidad que probamos en Parabrisas para la edición de marzo de aquel año y que en aquella oportunidad nos sorprendió por su destreza para traspasar cualquier tipo de terreno, el confort a bordo, su amplio espacio interior y su nivel de equipamiento.

Ford F-150 Raptor

Básicos:
Velocidad máxima: 192,4 km/h / Potencia: 456 CV / Consumo promedio: 8,1 km/l / Precio: 12.391.000 pesos.

CALIFICACIÓN

Diseño/Aerodinámica (✭✭✭✭): Mantiene la robustez y la deportividad. La insonorización es correcta, aunque puede ser inestable y ruidoso a altas velocidades.

Confort/Espacio interior (✭✭✭✭): Súper cómoda para personas de estatura alta o de gran tamaño con buen espacio para piernas. Los asientos (especialmente delanteros) tienen multiplicidad de funciones para encontrar la postura exacta. La quinta plaza es un poco dura por el apoyabrazos.

Motor/Prestaciones (✭✭✭✭): Excelente sensación a la hora de acelerar con buena destreza en todo tipo de terrenos. El V6 y el doble turbo se desenvuelven sin problemas, pero el consumo es elevado.  

LOS MÁS: Diseño. Equipamiento. Amplitud interior. Destreza todoterreno. Confort de marcha.

Equipamiento/Instrumental (✭✭✭✭): Gran nivel para lograr el mejor confort. El tablero fue modificado con la incorporación de dos pantallas de excelente definición y una gran cantidad de funciones.

Transmisión/Caja (✭✭✭✭✭): Sobresaliente reacción en todo momento. Las 10 marchas y el modo manual con levas al volante se adaptan constantemente según el modo de conducción elegido.

LOS MENOS: Consumo elevado. Quinta plaza dura. Velocidad máxima limitada. Pérdida de elementos de seguridad. Precio.

Seguridad/Frenos (✭✭✭✭1/2): Alto estándar de protección ante un eventual siniestro y buen nivel activo y pasivo. Mantiene la rueda de auxilio de mismas medidas con relación a las titulares, pero perdió los airbags envolventes de cinturones traseros.

Precio/Garantía (✭✭1/2): Es un ícono a nivel mundial y único en Argentina. En relación a la generación anterior, aumentó su valor y sólo unos pocos podrán disfrutar de ella. La garantía de 3 años o 100.000 kilómetros podría ser actualizada como Ranger, su hermana menor. 

El tercer renacer

Con poco más de un año en Argentina, en Norteamérica no tardaron en desarrollar su sucesora. De esta manera, nació la tercera generación de F-150 Raptor, una chata que buscó adoptar lo aprendido en ediciones anteriores y las nuevas tecnologías que abundan en la actualidad.

Este nuevo producto nació en febrero del año pasado, pero Ford demoró en comenzar a realizar los trámites necesarios para renovar una vez más su “raza fuerte”. Finalmente, la gloria llegó en octubre de 2021 cuando la marca del óvalo anunció la presentación de esta tan ansiada pick-up.

Ford F-150 Raptor

De todos modos, la firma norteamericana apostó por dar el gran golpe este verano en el marco del Ford Summer Energy 2022 (en Pinamar y Cariló, donde la gente se puede acercar para conocer mejor a los distintos modelos de la marca) incluyendo la tercera generación de la F-150 Raptor.

Tras una ansiada espera veraniega, Parabrisas recorrió aproximadamente 1.200 kilómetros a bordo de este ícono off-road, para probarla a fondo en diferentes tipos de terreno.

No sólo es diseño

En comparación con la generación anterior, se destacan cambios estéticos bastante notorios, en especial si la miramos de frente. En esta nueva pick-up se rediseñó la parrilla y las ópticas, ya que ahora se encuentra todo “unido”, a diferencia de la Raptor anterior donde los faros frontales se veían bien delimitados en relación a la rejilla delantera. A su vez, las luces también son completamente nuevas, acompañadas de una excelente tecnología LED de gran luminosidad.

Además, en los paragolpes delanteros también posee unas lucecitas con muy buen alcance, aunque hay que tener en cuenta que de las cuatro (dos de cada lado) hay dos que se encuentran cubiertas por unas tapas removibles.

Tanto adelante como atrás, posee un protector de color negro (en nuestra pick-up no se notó tanto porque la carrocería estaba pintada de ese color) que dice “Ford” en el centro, igual que en la generación anterior. Siguiendo con los detalles externos más relevantes, en la zona posterior también se aplicaron retoques en las ópticas, mientras que las llantas son distintas a la “F-150 Raptor II”, aunque mantiene los mismos neumáticos BF Goodrich 315/70 R17, especiales para un off-road intenso (el auxilio es de misma medida).

Ford F-150 Raptor

Otra diferencia externa aparece en los calcos ubicados en la parte trasera de los laterales y sobre el capó, ya que ahora son de color rojizo (antes negro y blanco). Además, “stickers” negro (uno de cada lado) con las iniciales FP y un código QR.

En el interior las modificaciones también son notorias, en especial si miramos el tablero. El volante multifunción es completamente nuevo, mientras que el instrumental ya no posee una “mitad” analógica, sino que ahora es ciento por ciento digital con un display de 12 pulgadas (tanto el velocímetro como el tacómetro son muy exactos).

Mismas dimensiones tiene la pantalla del centro, uno de los grandes cambios que se aprecian con sólo mirar la consola (antes era de ocho pulgadas), y que ofrece el nuevo sistema multimedia SYNC 4 con compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play. El sonido es excelente con un sistema de audio Premium B&O de 18 parlantes.

Esa pantalla ofrece una sobresaliente calidad de imagen y la interfaz es muy buena con una rápida reacción al tacto. Otro punto positivo se encuentra por debajo, ya que no sólo se controlan las funciones mediante comandos táctiles, sino que a continuación de la pantalla hay algunas teclas físicas como por ejemplo para controlar el audio.

Ford F-150 Raptor

Más abajo aun, encontramos el control de la climatización (bi-zona) con una gran cantidad de funciones y una gaveta con posibilidad con tapa, donde encontramos dos tomas USB y un cargador por inducción para celulares.

Un living a bordo

Entre los asientos delanteros también hubo cambios. Ahora, el selector de marchas es más ancho con un mejor grip, mientras que a su alrededor se instalaron varios posavasos. El compartimento del medio es amplio y permite ubicar diferentes elementos, aunque una de las mejores practicidades se da cuando tocamos un botón para “esconder” la palanca de cambios y desplegamos el apoyabrazos central para tener una “mesita” plana y generosa que puede servir, por ejemplo, para trabajar con una notebook o comer algo.

Además, es importante recordar que cuenta con diferentes tomacorrientes en distintos lugares del vehículo para enchufar cualquier tipo de artefacto.

La tapicería es de cuero con inscripciones “Raptor”. Las butacas de conductor y acompañante, poseen ajuste eléctrico de hasta diez posiciones con control lumbar y climatización. En cambio, los asientos traseros son calefaccionados, tienen espacio de almacenamiento por debajo de ellos y son rebatibles.

Si bien en las pick-ups siempre se encuentran limitadas las plazas posteriores, el confort de la F-150 Raptor es muy destacado, ya que hay lugar de sobra para las piernas y la altura libre hasta el techo. La quinta plaza es un poco incómoda no por un tema de ancho, sino porque el respaldo es más duro debido a que posee un apoyabrazos.

La luminosidad es exquisita, no sólo por el gran tamaño de las ventanillas, sino también por el techo panorámico que ocupa todas las plazas. A su vez, en la luneta trasera (eléctrica y calefaccionada) aparece una ventana corrediza que se acciona mediante un botón al alcance del conductor ( en el plafón delantero).

Ford F-150 Raptor

Ya que hablamos de luminosidad, también es importante destacar los comandos que aparecen en el lado izquierdo del conductor para controlar la mayoría de las luces externas del vehículo, incluyendo el sistema de luces automáticas.

Si necesitamos llevar más elementos, para eso la caja tiene lugar de sobra, aunque bajó un poco la capacidad de carga. Con 1,70 m de largo, 1,30 m de ancho y 54 cm de altura, puede transportar hasta 522 kilos en caja, frente a los 559 kg de la generación anterior.

Mantiene el escalón “escondido” dentro de la tapa de la caja de carga y el soporte de sujeción para brindar mayor seguridad a la persona que desee subir al espacio trasero. Otro punto relevante es el toma corriente de 110 V ubicado en el interior de la zona de carga, el cual sirve para conectar elementos electrónicos. Además, si queremos cerrar o abrir el portón sólo basta con presionar dos veces un botón ubicado en la llave para hacerlo de forma automática.

Es importante recordar que esta nueva pick-up no solo ha cambiado su diseño, sino que también tiene medidas modificadas: mide 5,91 m de largo (antes 5,89 m) y 2,03 de alto (antes 1,99 m), mientras que el ancho y la distancia entre ejes se redujeron a 2,44 m (2,46 m la anterior) y 3,69 m (3,71 m la Raptor II), respectivamente).

Ford F-150 Raptor

¡Ojo con el espacio!

Claramente, es un vehículo enorme e imponente y más aún cuando uno se mueve por zonas urbanas. Tal vez, maniobrar en el tránsito de las principales metrópolis de la Argentina como Buenos Aires, no es el mejor escenario para esta camioneta, aunque también es importante decir que al tiempo que uno le toma la mano, la maniobrabilidad (que de hecho es muy buena) no representa un gran dolor de cabeza.

El problema aparece en dos aspectos. El primero, cuando andamos por calles demasiado pequeñas, y más aún cuando hay autos estacionados de ambos lados (¡si no pasa, no pasa!); y el segundo, principalmente, es el estacionamiento.

Se hace difícil encontrar algún hueco en la calle, pero sobre todas las cosas en las cocheras. Si en un país, donde las pick-ups medianas son de los modelos más vendidos, y sin embargo se complica a la hora de buscar estacionamiento, imagínense con una full-size modificada de gran tamaño. La tarea parecería una ¡misión imposible!

Ford F-150 Raptor

En algunos estacionamientos no la quisieron aceptar, mientras que en otros ofrecían poco espacio para maniobrar. Por supuesto hay cocheras donde almacenan una gran cantidad de autos sin un lugar fijo, pero imagino que a quien compra esta pick-up no le gustará dejar la llave en manos de otro.

Está claro que es un vehículo específico para otros tipos de mercados como el estadounidense, donde generalmente la infraestructura está preparada para unidades de gran porte. De todos modos, el sistema de cámaras de la camioneta ayudó bastante en lugares reducidos.

Completamente distinto es si a este vehículo lo llevamos a su hábitat natural, ya sean zonas rurales, desérticas o definitivamente inhóspitas, ya que es mucho más “placentero” de disfrutar. Es ideal para realizar viajes largos y llevarte la casa entera a bordo.

Para la ruta… y cualquier tipo de terreno

En un gran viaje con diferentes tipos de climas y distintos tipos de suelos, probamos la F-150 Raptor en su máxima expresión.

Antes de continuar, reparemos un poco en los puntos mecánicos. La motorización es exactamente la misma que la generación anterior. Un propulsor 3.5 Ecoboost V6 High-Output bi-turbo naftero de 456 CV y 70,5 kgm de torque, asociado a una transmisión automática de 10 velocidades (también tiene un modo sport con levas al volante).

Donde sí hay diferencias es en las suspensiones traseras, debido a que el equipo de Ford Performance trabajó para incorporar un nuevo sistema de resortes helicoidales con mayor recorrido vertical para las ruedas e inéditos amortiguadores Fox para una mejor reacción en los distintos terrenos a mayor velocidad.

Donde notamos diferencias es en la limitación de la velocidad máxima, ya que antes estaba en torno a los 170 km/h (172,3 km/h según pruebas de Parabrisas), mientras que ahora llega hasta los 190 km (192,4 km/h a 4.200 rpm para ser más exactos).

Ford F-150 Raptor

Con siete modos de manejo Terrain Management System (Normal, Nieve/Arena, Resbaladizo, Remolcar, Rocas, Sport y Baja), la nueva F-150 Raptor está apta para todo. Según el modo que seleccionemos la camioneta se adaptará de forma automática según el tipo de tracción (2H tracción trasera, 4L tracción integral baja, 4H tracción integral alta, 4A tracción integral automático), el control de estabilidad, entre otros. Es importante recordar que más allá de estos estilos de manejos, la pick-up cuenta con un sistema para colocar tráilers, que se controla desde el habitáculo.

Explicado esto, volvamos a la ruta. En nuestro viaje al partido de Pinamar tuvimos la oportunidad de probar la Raptor en distintos terrenos. En el asfalto, ante desperfectos en el camino, la camioneta pasa como si nada, aunque sí se siente la suspensión bien dura que cada tanto transmite algunas asperezas al habitáculo.

Ford F-150 Raptor

Para un vehículo de estas dimensiones, ayudaron las asistencias para la conducción como el Ford Co-Pilot 360° (ver en ficha técnica), en especial por el control de velocidad crucero adaptativo, el sistema de mantenimiento de carril, el de alerta de punto ciego y el control automático de luces altas. De este modo, la camioneta quedó centrada en la ruta, sin entorpecer el paso ante su gran porte sin perder el control.

Por la noche nos sorprendió la potencia de las luces: en los tramos bien señalizados parecía encandilarnos el reflejo que generaba en los carteles de la ruta. El navegador satelital funcionó de maravilla, ya que apenas pasábamos algún cartel de velocidad máxima, casi de forma automática nos indicaba hasta donde acelerar.

Ford F-150 Raptor

La seguridad general en distintos tipos de terreno sigue siendo un punto a favor. Por supuesto ofrece airbags frontales, laterales, de rodilla (conductor y acompañante) y de cortina, aunque perdió los que estaban ubicados en los cinturones traseros.

Entre los “chiches” podemos destacar el sistema que permite cambiar el sonido del escape: Quiet, Normal, Sport y Baja, modos que, claramente, logra transformar ese ruido en “música”.

Sin embargo, circulando en la ruta el ruido del viento se filtraba con cierta facilidad, en especial después de los 110 km/h. Pero a velocidad elevada ese dato es anecdótico: es mejor preocuparse porque un vehículo de este porte puede llegar a tornarse un poco inestable.

Una artista de Hollywood

Si en Buenos Aires era fotografiada en cada semáforo y la gente se rendía a sus pies, en Pinamar (“explotada” de gente en época de vacaciones) no pasaba inadvertida. Nos animamos a decir que fue el vehículo que tanto los residentes, como los turistas más miraban al pasar por las calles.

La chata de Ford imponía respeto con sólo rozar el acelerador y parecía una estrella de Hollywood firmando autógrafos luego de su llegada al país.

Pero vayamos a lo importante. Tanto en Buenos Aires como en la ciudad balnearia, atravesó distintos tipos de superficie, desde barro, ripio, vados o simplemente asfalto en mal estado, pero podríamos decir que entre todos los suelos, la arena es su lugar; en especial por cómo se desliza sin inconvenientes, como lo hace un surfista buscando el curso ideal en la ola.

Ford F-150 Raptor

Los neumáticos se adaptan fácilmente al off-road y es ahí donde aparece ese plus que tal no vemos si circulamos únicamente por el pavimento.

Con un despeje al piso de 30,5 cm, y destacados ángulos de ataque y salida (31° y 23,9°, respectivamente), la pick-up de Ford fue imparable. Si en algún mini segundo pensamos en que no podría superar algún desafío, fue que la imaginación nos jugó una mala pasada, ya que la Raptor no defraudó en ningún momento y con sólo pisar el acelerador siguió adelante con una destreza sorprendente.

El punto negativo de atravesar terrenos extremos fue el consumo, debido a que al sacar el máximo rendimiento del motor, la camioneta parecía una “insaciable”. Algo similar ocurre si alguien quiere utilizarla para hacer pruebas en pistas a altas velocidades.

Pero la reacción es tremenda: acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y entrega una fuerza brutal, que, por supuesto, tiene en el consumo su costado negativo. Pero si la usamos en ruta a 90 km/h o a 120 km/h, sin exigir demasiado, el nivel de gasto de nafta va a ser más moderado (7,9 km/l a 120 km/h, y 10,2 km/l a 90 km/h). En ciudad, varió y estuvo en torno a 5,8 y 6,2 km/l. ¿De cuánto es el tanque? 136 litros.

Ford F-150 Raptor

Única en Argentina, pero no en el mundo

Si alguno está pensando con qué modelo compararla, lamentamos decirles que es única en su especie. Esto siempre y cuando hablemos de nuestro país, ya que la verdadera contrincante salió hace pocos meses a la venta en Estados Unidos.

Se trata de la RAM 1500 TRX, una pick-up de 712 CV que buscará quitarle el reinado a la Ford, aunque por el momento no hay datos sobre una eventual llegada a la Argentina. En Estados Unidos se lanzará próximamente una variante más de la F-150 Raptor denominada R, que tendrá el motor del Mustang GT500.

Por estas tierras, algún modelo similar en prestaciones, aptitudes off-road y precios, podría ser una Jeep Gladiator, aunque claramente es una pick-up extrema pero de un segmento inferior y con menor potencia (285 CV). Hasta ahora, en el mercado nacional, la F-150 Raptor es la camioneta más potente.

Ford F-150 Raptor

Si hablamos de costos, la chata del óvalo tiene como punto negativo su precio en comparación con la anterior generación: de 85.000 dólares, saltó a 104.990 dólares (al momento de su lanzamiento). Claramente, no es una ganga aunque se ubica como el vehículo más exclusivo del óvalo junto al Mustang Mach-1. En moneda local, la compañía lo publica a un precio sugerido de 12.391.000 pesos.

Con cuatro colores disponibles (Azul Velocity, Blanco Oxford, Gris Lobo y Negro Ebony), la garantía es de tres años o 100.000 kilómetros. Por el momento, más allá de la exclusividad de esta pick-up, es una pieza única a nivel mundial.

FICHA TÉCNICA

Motor

Naftero, delantero, longitudinal. Seis cilindros en V a 90°, cuatro válvulas por cilindro, doble árbol de levas a la cabeza por bancada comandada por cadena. Alimentado por inyección directa y dos turbocompresores.
Cilindrada 3.496 cm3
Diámetro por carrera 92,5 x 86,7 mm
Relación de compresión 11,5:1
Potencia 456 CV a 5.850 rpm
Torque 70,5 kgm a 3.000 rpm

Transmisión

Tracción trasera con opción 4x4 en alta y baja y bloqueo de diferencial. Caja automática de 10 velocidades y marcha atrás.

Suspensiones

Delantera, independiente, con doble horquilla, amortiguadores monotubo Fox Live Valve Racing Shock ajustables, resortes helicoidales y barra estabilizadora. Suspensión trasera multibrazos con amortiguadores Fox Racing Shox, ajustables hidráulicos, resortes helicoidales de cinco enlaces y barra estabilizadora Panhard.

Frenos
ABS
Delanteros: discos ventilados
Traseros: discos ventilados

Dirección
Asistida eléctrica EPAS con tres modos (Normal, Sport, Confort)

Llantas y neumáticos
Llantas 17’
Neumáticos 315/70 R17

Fabricante / Importador
Ford Norteamérica / Ford Argentina

Precio y Garantía
12.391.000 pesos y 3 años o 100.000 kilómetros

PRESTACIONES

Velocidad máxima
En D (drive) con sus respectivas revoluciones por minuto.
D 192,4 km/h a 4.200rpm

Aceleración
Tiempo (seg) necesario hasta alcanzar con partida detenida, 80, 100 y 120 km/h.
0 a 80 km/h 5,6
0 a 100 km/h 7,6
0 a 120 km /h 10,3 s

Elasticidad
Tiempo (segundos) necesario para alcanzar 120 km/h desde 60 y 80 km/h.
D
60 a 120 km/h 5,9 s
80 a 120 km/h 4,3 s

Frenado
Distancia recorrida (metros) hasta la parada total de vehículo, partiendo desde distintas velocidades (km/h).
60 a 0 km/h 17,6
80 a 0 km/h 29,5
100 a 0 km/h 46,3 m
120 a 0 km/h 57,3

Consumo
Cantidad de kilómetros recorridos cada litro de combustible (km/l)
Ciudad 6,2 km/l
a 90 km/h 10,2 km/l
a 120 km/h 7,9 km/l
Promedio 8,1 km/l

Sonoridad
Medida en decibeles (dB), desde la parte delantera del habitáculo. El ideal de confort es de 65 db.
PM 47 db
a 80 km/h 65 db
a 120 km/h 68 db
Promedio 60 db

Dimensiones
Carrocería: pick-up, cuatro puertas, cinco pasajeros.
Capacidad de carga: 522 kg
Tanque de combustible: 136 l
Peso bruto total: 2.670 kg

Ángulos y capacidad de vadeo
Ángulo de entrada 31°
Ángulo ventral 22,7°
Ángulo de salida 23,9°
Despeje mínimo 305 mm

Dimensiones
Largo 5.908 mm
Ancho 2.438 mm
Alto 2.027 mm
Distancia entre ejes 3.693 mm
Ancho vía delantera 1.880 mm

Ford F-150 Raptor

Equipamiento

Auto Start / Stop – doble salida de escape – escalera asistente en portón de caja de carga – espejos exteriores calefaccionados, con luz LED, memoria, sensorelectrocrómico y rebatibles electrónicamente – estribos laterales exclusivos off-road antideslizantes – faros delanteros y traseros con iluminación full LED – Faros antiniebla – ganchos de rescate delanteros y traseros – ganchos de sujeción en caja de carga – luces diurnas – luz LED en caja de carga con iluminación de zona – parrilla negra exclusiva Raptor – Paragolpes delantero y trasero off-road Raptor – Portón de caja de carga con aplique exclusivo FORD – Protector de caja de carga – Techo solar panorámico – Pro Power 2.0kW – Superficie de trabajo en portón de caja de carga – Apertura de puerta sin llave Keyless – Arranque sin llave – Cierre centralizado / Control remoto – Encendido de motor remoto – levanta vidrios eléctricos en las cuatro puertas – luneta trasera eléctrica y calefaccionada – luz de ambiente – asiento de conductor y acompañante (con ajuste eléctrico de hasta 10 posiciones, ajuste lumbar eléctrico, climatizados – asientos traseros calefaccionados y base rebatible – anclaje ISOFIX- almacenamiento debajo de asientos – apoyabrazos convertible en mesa plana – tapizados de cuero – ajuste volante con memoria – pedales ajustables electrónicamente con memoria – portón de caja de carga con apertura y cierre remoto – instrumental digital de 12” – pantalla táctil central de 12” con SYNC 4 y compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play – navegador satelital – conexión inalámbrica de Smartphone – cargador inalámbrico – climatizador bi-zona – 18 parlantes con subwoofer – levas al volante – Ford Co-Pilot 360° (Control de Velocidad Crucero Adaptativo con Stop&Go -Asistente de pre-colisión con frenado automático de emergencia y detección de peatones - Sistema de Mantenimiento de Carril (LaneKeepingAid) -Sistema de información de punto ciego (BLIS) con alerta de tráfico cruzado -Cámara 360° con pantalla dividida -Sensores de estacionamiento traseros -Sensores de estacionamiento delanteros - Pro trailer back-up assist-Control automático de luces altas - Sistema de frenado post-colisión -Asistente de frenado en reversa) – Airbags frontales, de cortina, laterales y de rodilla, Terrainmanagementsystem (7 modos de manejo) - Apertura de puertas con código de seguridad - Cierre centralizado / control remoto n Cierre centralizado portón de caja de carga - Sensor de lluvia - ABS en las 4 ruedas - Advance TRAC con RSC (Roll stability control) - Alarma perimetral - Apoyacabezas regulables en altura - Asistente de partida en pendientes (HLA) - Bloqueo del diferencial trasero (LRD) - Control de balanceo de tráiler - Control de estabilidad (ESP) - Control de tracción (TCS) - Sistema de monitoreo de presión de neumáticos (TPMS) - Sistema de remolque (Tow/Haul) - Sistema de llave programable con funciones de seguridad MyKey – Protectores inferiores.

Ford F-150 Raptor

DETALLES

Verde: Posee interruptores auxiliares para sumar artefactos.

Verde: El airbag frontal del acompañante se activa automáticamente cuando se sienta un ocupante.

Verde: Tiene doble guantera. Una de ellas se abre mediante un botón.

Verde: La computadora de a bordo y el sistema multimedia ofrecen información de sobra.

Verde: La llave tiene distintas funciones.

Verde: El sistema de audio ex excelente.

Amarillo: Los apoyacabezas pivotean.

Amarillo: Las luces de posición son amarillas, mientras que las balizas y las de giro traseras son rojas.

Amarillo: El navegador satelital es muy bueno, aunque le faltan algunas actualizaciones.

Amarillo: El tablero no incluye simulación de velocímetro y tacómetro de agujas.

Amarillo: Si venimos escuchando música y apagamos el vehículo, la consola se desactiva al abrir la puerta.

Rojo: Los levantavidrios eléctricos traseros no cuentan con sistema one-touch.

Rojo: Las tapitas de los rompeniebla delanteros podrían ser extraviadas o robadas.

Rojo: La garantía podría ser como la de Ranger: 5 años o 150.000 kilómetros.

RAM 1500 TRX

Es la principal rival y viene a intentar destronarla con una configuración similar, pero con un motor 6.2 V8 Supercharged mucho más potente de 712 CV y 89,9 kgm de torque. Por el momento, no hay datos oficiales sobre su eventual llegada a la Argentina, aunque si está confirmado el lanzamiento de una versión más deportiva myld-hybrid denominada 1500 Rebel.

Un detalle… debajo del capot hay un dibujo de un tiranosaurio Rex devorando un Velociraptor.

RAM 1500 TRX

F-150 Raptor R

Para realizar una contraofensiva frente al ataque de la RAM 1500 TRX, la marca del óvalo prepara una versión radicalizada de la F-150 Raptor que será denominada R y tendría el motor del Mustang GT500 con más de 750 CV.

Ford F-150 Raptor R

También te puede interesar

Dilan Bucchianeri Lima

Dilan Bucchianeri Lima

Comentarios

Más en