martes 25 de enero de 2022
TEST | 19-12-2021 08:00

Probamos el nuevo Mini Countryman

Se trata de la renovación estética y de equipamiento para el simpático SUV de la marca británica. Se destaca por su diseño, habitabilidad y las prestaciones del motor turbo, aunque su precio es elevado y no cuenta con rueda de auxilio.

Pasaron casi diez años desde el lanzamiento mundial del Countryman. Desde entonces, la variante SUV del simpático Cooper se convirtió en el modelo más grande y versátil de la oferta de Mini, la icónica marca británica que desde hace ya varios años opera bajo el ala de BMW.

Básicos:
Velocidad máxima: 215,1 km/h / Potencia: 192 CV / Consumo promedio: 12,4 km/l / Precio: u$s 67.900

Diseño/Aerodinámica (✭✭✭✭): Un diseño muy atractivo que conserva el ADN del Cooper tradicional. Está muy bien insonorizado.
Confort/Espacio interior (✭✭✭✭): Generosa habitabilidad y tamaño de baúl. Butacas delanteras un tanto duras.
Motor/Prestaciones (✭✭✭✭): Excelente respuesta y prestaciones del nuevo motor. La velocidad máxima está limitada.

Los más: Diseño • Espacio y versatilidad interior • Prestaciones • Comportamiento dinámico.

Instrumental/Equipamiento (✭✭✭1/2): Atractiva presentación del nuevo instrumental, aunque algo básica la información inicial. No cuenta con rueda de repuesto.
Suspensión/Dirección (✭✭✭1/2): El reglaje de las suspensiones se disfruta más en ruta y autopistas. Adecuado despeje de la carrocería. El volante ofrece buen grip, aunque la asistencia de la dirección eléctrica es bastante rígida.
Transmisión/Caja (✭✭✭✭): La nueva transmisión automática Steptronic de siete velocidades forma una excelente sociedad con el motor. Dispone de levas en el volante y modo secuencial.

Los menos: Sin rueda de auxilio • Suspensiones ásperas en ciudad • Dirección pesada • Precio.

Seguridad/Frenos (✭✭✭✭): Excelente respuesta de los frenos. La dotación en este rubro es adecuada, aunque podría traer más asistencias a la conducción.
Precio/Garantía (✭✭1/2): Al ser un auto de nicho, su valor le resta competitividad frente a otros SUV. La garantía es de las mejores.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort
La segunda generación de este encantador modelo que se produce en Holanda (al cual su fabricante denomina SAV – SportActivity Vehicle–) acaba de ser actualizada estéticamente, al mismo tiempo que incorporó algunos elementos de confort y asistencias a la conducción.

El nuestro país, el nuevo Mini Countryman se ofrece en tres variantes: Cooper Classic (53.400 dólares), que equipa un motor 1.5 de tres cilindros asociado con una caja de doble embrague de siete marchas; Cooper S Classic Confort, probada en esta oportunidad, (67.900 dólares), y que se sirve del conocido 2.0 de cuatro cilindros y 192 caballos con transmisión automática de siete marchas, y el modelo que se ubica como tope de gama, el John Cooper Works (89.900 dólares), con el mismo propulsor 2.0 pero de 306 CV y caja automática de ocho velocidades, siendo el único de la familia en contar con tracción integral All4.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Trendy family

Sutil pero necesaria, esta actualización estética le permite al Mini Countryman mantener su juventud con un toque de deportividad. El rediseño afecta principalmente a la trompa, donde se modificó el dibujo interno de los faros full led, en tanto que la nueva parrilla y los paragolpes se despojaron de los cromados, ahora reemplazados por elementos de color negro a tono con los pasarruedas y el techo.

Lo mismo ocurre con las manijas de las puertas y los emblemas ubicados en los laterales y el portón trasero, que ahora marcan su presencia con esta tonalidad “Carbon Black”. En el sector trasero se renovaron las defensas y las singulares luces, cuya iluminación recrea la bandera británica, tal como ya se luce en el Mini hatch.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Puertas adentro también hay algunos aspectos para resaltar, principalmente en el instrumental. Además de modificar el volante, el nuevo Mini Countryman ofrece ahora un tablero parcialmente digital (con una aguja traslúcida), cuya información es bastante básica: para encontrar mayores detalles acerca del estado del vehículo habrá que navegar por los “seteos” de la pantalla de 8,8 pulgadas, ubicada sobre el panel central.

Esta interface se puede manipular de manera táctil o bien desde un comando tipo “ruedita” que se encuentra junto a la selectora de cambios, que también modificó su estilo. Otro cambio en esta actualización tiene que ver con los tapizados y revestimientos de los paneles de las puertas: antes mayormente de tela, ahora de cuero y Alcántara. Como ya nos tiene acostumbrado este modelo, la calidad interior es excepcional. El panel de a bordo combina materiales blandos con plásticos de agradable textura.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Por tratarse de un modelo de una marca premium, la mayor crítica radica en los comandos manuales para regular las butacas delanteras (los eléctricos son opcionales). A propósito de los asientos delanteros, son ergonómicos aunque bastante duros. No obstante, la posición ideal de manejo se obtiene con facilidad dada la doble regulación, tanto del volante como de la butaca del conductor.

El toque distintivo lo da la ambientación luminosa interior de led (puede configurarse el color), y las teclas “tipo avión” ubicadas debajo del techo y en la consola central.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Puesto que este modelo se produce sobre la plataforma UKL2 (la misma arquitectura del Mini Clubman), mantiene sus generosas dimensiones, cualidad que le permite ofrecer una destacada habitabilidad interior: mide 4,30 metros de largo, 1,82 m de ancho y 1,56 m de alto, en tanto que la distancia entre ejes es de 2,67 metros.

Quienes viajes en las plazas traseras dispondrán de buen espacio tanto en altura como para estirar las piernas, a excepción del ocupante del asiento central, que deberá sortear el “túnel de la transmisión”.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

No obstante, su versatilidad interior se ve resaltada por respaldos individuales reclinables (40:20:40), y los cojines que se pueden desplazar longitudinalmente para ganar espacio de baúl si es necesario. La capacidad del mismo es apropiada (450 litros), pero la mala noticia es que no encontraremos una rueda de auxilio debajo del piso, como así tampoco un compresor para salir del paso: cuenta con neumáticos RunFlat.

El portón trasero ofrece apertura automática que también puede ser activada a través de gestos con sólo mover el pie debajo del paragolpes trasero.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Mini Countryman 2021: al ritmo del TwinPower

Esta variante Cooper S Classic Confort del nuevo Mini Countryman equipa el conocido propulsor 2.0 de 192 caballos que estrenó hace algunos años con la segunda generación del modelo.

Se trata de un confiable motor de cuatro cilindros con inyección directa, turbo y distribución por cadena, que entrega 29 kgm de torque máximo a partir de las 1.350 rpm y hasta las 4.600 vueltas. La novedad es que reemplazó la caja automática de ocho velocidades por una de siete marchas (también Steptronic de doble embrague), que agrega levas en el volante y dispone de modo secuencial.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Amén de esta modificación en el conjunto mecánico, el nuevo Mini Countryman logra prestaciones excepcionales, idénticas a las de su antecesor. Las mediciones realizadas por Parabrisas son elocuentes. Acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos, mientras que alcanza una velocidad máxima de 215,1 km/h, ambos registros en modo Sport.

A propósito de esto, cabe destacar que este Mini dispone de tres modos de conducción: Green, Mid y Sport. El primero funciona desconectando la transmisión una vez que se deja de acelerar (como si se circulara en punto muerto), para mejorar el rendimiento del motor; el segundo es la configuración estándar, mientras que el último desconecta el control de tracción y estabilidad para lograr prestaciones más contundentes.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Por tratarse de un vehículo de cilindrada “grande” y potencia elevada, el rendimiento es más que apropiado: 10,2 km/l en ciudad y 13,6 km/l en ruta, promediando unos 12,4 km/l.

Ahora bien, la faceta más atractiva es su comportamiento dinámico. La rigidez de su chasis hace que a altas velocidades se lo advierta muy firme, transmitiendo además la sensación de control absoluto al momento de doblar bruscamente.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Con suspensiones independientes también en el tren trasero, la configuración de los amortiguadores en ambos ejes es bastante dura, aunque menos áspera que en un Mini convencional.

Si bien eso lo convierte en un vehículo más apropiado para el día a día, siempre que se transite por calles dañadas o empedrados, los ejes copiarán marcadamente las imperfecciones del suelo (en parte, también, por el bajo perfil de los neumáticos de 18"), limitando el confort de marcha urbano. Pero, en líneas generales, éste es adecuado.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Respecto de otros Mini, el Countryman ofrece un generoso despeje del suelo de 17 cm que le permiten sortear mejor lomos de burro y badenes sin lamentar golpes en las partes bajas. Y dispone de protector del cárter.

Fiel al estilo de conducción “go-kart feeling” de todos los modelos de Mini, la dirección, pese a tener asistencia eléctrica, es bastante pesada: esto puede resultar un tanto incómodo para el uso diario en ciudad.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Equipado con discos en las cuatro ruedas y varias asistencias electrónicas, el sistema de frenos respondió con mucha solvencia en la pista. Para detenerse por completo desde 100 km/h necesitó 41,2 metros.

Precio y equipamiento: un modelo de nicho

Si bien el Mini Countryman pertenece al demandante segmento de los SUV compactos, está claro que se trata de un producto de nicho, conceptualmente comparable con muy pocos.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Entre aquellos que pueden hacer gala de su imagen se encuentran el Hyundai Kona y el Fiat 500X, entre las marcas generalistas, mientras que en el mundo premium aparecen modelos como los DS3 Crossback, Audi Q2 y Mercedes-Benz GLA, e incluso el propio BMW X1 Sportline que, si bien no tiene una estética llamativa, comparte mecánica con el Countryman y cuesta prácticamente lo mismo.

Dicho esto, en la actualidad no todos sus rivales ofrecen versiones comparables. Por ejemplo, Audi sólo comercializa en la Argentina la versión de entrada de gama del Q2 con motor 1.0 de 114 CV, mientras que ninguna de las dos versiones del Fiat 500X (sustancialmente más económicas que el Countryman S) son técnicamente comparables: la opción de 140 CV con tracción simple tiene caja manual y la de 170 caballos con caja automática dispone de tracción 4x4.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Por supuesto no podría quedar afuera el Volvo XC40, pese a que es un poco más grande en dimensiones. Sin embargo, este modelo sólo se ofrece en nuestro mercado con la configuración T5 AWD R-Design (252 CV), que por mecánica y precio compite con la tope de gama John Cooper Works All4. En este escenario, el modelo de la marca británica es el más caro de su “clase” (ver comparativa en la ficha técnica).

En líneas generales, ofrece adecuadas dotaciones de confort y seguridad. Destacamos el climatizador digital bizona, la moderna pantalla táctil con navegador satelital, Bluetooth, cámara de marcha atrás y el enorme techo panorámico.

Mini CountryMan Cooper S Classic Confort

Pero en el apartado de confort prescinde de elementos que están disponibles en SUV de menor jerarquía, como cargador inductivo para celulares y butacas eléctricas y calefactables, entre otros. Además, el sistema multimedia sólo es compatible con dispositivos iOS de Apple.

En el rubro seguridad ocurre algo similar. Si bien dispone de seis airbags, anclajes para sillas infantiles, control de tracción y estabilidad, y agrega algunas asistencias a la conducción como frenado autónomo de emergencia, alerta de cambio de carril y estacionamiento asistido, curiosamente no trae control de velocidad crucero adaptativo. 

Por último, pero no menos importante, la garantía de los Mini es de las mejores entre las marcas de lujo en el país: 3 años 0 200.000 kilómetros.

Conocé todas las características y equipamiento completo del Mini Countryman en la ficha técnica para descargar:


 

 

También te puede interesar

Alejandro Cortina

Alejandro Cortina

Comentarios

Más en