domingo 17 de noviembre de 2019
TEST | 02-11-2019 08:00

Nuevo DS 3 Crossback: un chico encantador

El estilo rupturista es la principal arma de seducción del crossover compacto de la marca de lujo francesa. Llega a nuestro país con una configuración mecánica muy eficaz y destacado confort de marcha, aunque a un valor propio de segmentos superiores.

Convertir a DS en una marca independiente y Premium ha sido una ambiciosa apuesta por parte del Grupo PSA. Sobre todo si se tiene en cuenta que su gama de vehículos, actualmente conformada por tres modelos, comparte plataforma y muchos componentes con sus pares de Peugeot y Citroën, cuyos volúmenes de producción son sustancialmente mayores. Pero, indudablemente, DS sabe que tiene con qué dar batalla en un segmento tan exclusivo, y para ello forja su reputación en base a lo esencial a los ojos: la imagen.

Básicos:
Velocidad máxima: 208,8 km/h / Potencia: 155 CV / Consumo promedio: 14,4 km/l / Precio: u$s 42.312

Diseño-aerodinámica (✭✭✭✭): Elogiable tratamiento acústico para una carrocería con estilo rupturista y refinado.

Confort-espacio interior (✭✭✭): Las texturas y terminaciones del habitáculo son de destacada manufactura, aunque acotado el espacio interior.

Motor-prestaciones (✭✭✭✭): Destacadas prestaciones para un propulsor con un rendimiento razonable.   

Los más: Diseño • Prestaciones • Confort de marcha. 

Equipamiento-instrumental (✭✭✭): Comandos atípicos, muchos de ellos táctiles. Dotación mejorable. Rueda de auxilio temporal. 

Suspensiones-dirección (✭✭✭✭): La mullidas suspensiones le otorgan un agradable confort de marcha. La dirección es suave y ofrece buen radio de giro.

Transmisión-caja (✭✭✭1/2): La caja de ocho velocidades no presenta vicios y cuenta con levas para el paso de marchas. Queda en deuda por la ausencia del sistema Grip Control, disponible en modelos del grupo PSA de menor jerarquía.

Los menos: Auxilio temporal • Precio elevado • Equipamiento acotado.

Seguridad-frenos (✭✭✭✭): Cuenta con un sistema de frenos eficaz y una dotación completa.

Precio-garantía (✭✭): Su valor es excesivo, sobre todo si se lo compara con los SUV de segmentos superiores.

DS 3 Crossback So Chic

Y, en efecto, ese es el gran diferencial de DS, que a través del lápiz estilístico impone la sofisticación francesa en cada centímetro de la carrocería de sus modelos. Esa es la propuesta del DS 3 Crossback, el flamante crossover del segmento B que ya se vende en nuestro país y pasó por las manos de Parabrisas en su variante intermedia, denominada So Chic.

DS 3 Crossback So Chic

Refinamiento en envase chico
El DS 3 Crossback se produce en Francia sobre la moderna plataforma modular CMP, la misma que utilizan varios compactos del Grupo PSA; entre ellos, el Peugeot 208 argentino que será lanzado durante los próximos meses (VER NOTA).

Con un trabajo estético notable, la carrocería de este modelo tiene dimensiones superiores a las del DS 3 a secas. Por ejemplo, es 16 cm más largo (4,11 metros), 8 cm más ancho (1,80 m) y 8 cm más alto (1,53 m), mientras que la distancia entre ejes también es 9 cm más extensa que la del hatchback compacto, con 2,55 metros de largo.  

DS 3 Crossback So Chic

Estéticamente se advierte un esmerado trabajo en los detalles. La parrilla frontal ofrece un sinfín de elementos triangulares que se van achicando conforme se acercan al logo de la marca.
Al igual que en el DS 7 Crossback, las luces de circulación diurna son de led y tienen un formato tipo boomerang, mientras que los faros lucen un diseño diamantado muy moderno: siendo de Matrix Led Vision, adaptan el haz de luz en función de la velocidad del vehículo y la inclinación de la carrocería, ensanchando o profundizando según las necesidades, sin encandilar al vehículo que viene en sentido contrario.

DS 3 Crossback So Chic

Atrás, dispone de modernas ópticas rasgadas que se unen a través de un listón cromado que recorre toda la superficie del portón trasero, además de contar con una auténtica doble salida de escapes y dos falsas tomas de aire que contribuyen a ensanchar el paragolpes e imprimirle un aspecto más agresivo.

DS 3 Crossback So Chic

Sobre los laterales, el estilo minimalista hace gala en el llamativo mecanismo de las manijas, que permanecen al ras de la superficie de las puertas cuando el vehículo está cerrado o en movimiento: basta con presionarlas o activar el comando de la llave para desplegarlas y tirar de ellas para ingresar al habitáculo. Esto ayuda a ganar aerodinámica y eliminar ruidos.
Otro aspecto llamativo, quizás el más controversial, es la aleta de tiburón que se advierte a la altura del parante B (heredada el DS 3), que poco tiene que ver con el resto del vehículo y quita visibilidad a los ocupantes de las plazas traseras.

DS 3 Crossback So Chic

Sofisticación francesa
Tal como ocurre con el DS7 Crossback (VER TEST), las figuras romboidales parecen ser un leitmotiv dentro del habitáculo de este modelo: las teclas sobre el panel de a bordo, el formato de las toberas de aire acondicionado, las luces sobre el techo y las serigrafías del tablero y la pantalla apelan a este recurso.

Por tratarse de un auto compacto, el ambiente es reducido y todos los comandos están al alcance del conductor. El volante asimétrico (con ajustes en altura y profundidad) tiene un grip agradable y dispone de enormes levas, mientras que el tablero de instrumentos está embutido: es ciento por ciento digital y permite visualizar el navegador satelital de fondo, entre otras funciones.

DS 3 Crossback So Chic 

La sofisticación se replica también sobre el panel de a bordo, revestido con cuero y materiales blandos. Varios comandos se accionan a través de botones táctiles (no son los convencionales con recorrido) y la consola central, al igual que en el DS 7, reúne el llamativo joystick de la selectora de cambios y las teclas de aluminio de los levantavidrios: una disposición a la que toma tiempo acostumbrarse, ya que la mano va instintivamente hacia la puerta, como en la gran mayoría de los autos.

Las butacas (de cuero ecológico con un tramado rectangular) son tan ergonómicas como mullidas. Adelante ofrecen regulación manual en altura y longitudinalmente, pero no disponen de ajuste lumbar, y la ruedita que regula la inclinación está ubicada en un lugar incómodo.

DS 3 Crossback So Chic

Atrás, el espacio es apto para dos adultos que, dependiendo de quiénes viajen adelante, tendrán mayor o menor lugar para las piernas. El aspecto negativo es que los vidrios no se bajan en su totalidad y el comando de las teclas (no tan Premium) está en una posición que obliga a levantar el brazo.

Por su parte, el baúl cuenta con 350 dm3 de capacidad de carga, y, como es habitual en los modelos procedentes del Viejo Continente, aloja una rueda de auxilio de uso temporal.

DS 3 Crossback So Chic

Dinámicamente correcto
Bajo el capó de este DS encontraremos la última evolución del conocido motor 1.2 Pure Tech de tres cilindros que supo utilizar la primera generación del Citroën C4 Cactus (VER TEST) en nuestro país. Pero, en este caso, el turbocompresor le permite desarrollar 155 caballos de potencia y entregar 20,4 kgm de torque a partir de 1.750 rpm.

A diferencia de la mayoría de los propulsores tricilíndricos, este se destaca por su suavidad y silencio de marcha, sin descuidar una inesperada cuota de deportividad. Durante las pruebas de rigor, aceleró de cero a cien en 9,2 segundos y alcanzó una velocidad máxima de 208,8 km/h. Trabaja asociado a una caja automática de ocho velocidades, cuya respuesta es elogiable.

DS 3 Crossback So Chic

Con el modo Sport activado, es más reactivo y se hace notar con un ronquido, alargando las vueltas en cada marcha hasta acercarse al corte de la inyección, mientras que en ciudad o autopistas, el funcionamiento de la caja es casi imperceptible gracias a las relaciones cortas que permiten rápidas recuperaciones. Estas características contribuyen a que el DS 3 Crossback logre un rendimiento promedio elogiable: 14,4 kilómetros por cada litro de combustible.

En lo dinámico, su chasis muestra un comportamiento adecuado y su carrocería no evidencia marcadas inclinaciones al doblar rápido, teniendo en cuenta que se trata de un vehículo con bastante despeje del suelo y calzado con un rodado de 18 pulgadas.

DS 3 Crossback So Chic

No obstante, y sin dudas, su principal arma de seducción es su confort de marcha, producto de un esquema de suspensiones mullido que da la sensación de trabajar en dos fases: al comienzo filtra y luego cede un poco más, y sólo llega a ser un tanto seco en algunos lomos de burro. Y es destacable la suavidad de la dirección asistida eléctricamente, que logra endurecerse a medida que se incrementa la velocidad, para no perder control sobre el volante.

Por su parte, el sistema de frenos, con discos en las cuatro ruedas, reveló una excelente performance en pista: para detenerse por completo desde 100 km/h necesitó de 38,1 metros, mostrando buena adherencia al asfalto y sin salirse de línea.

DS 3 Crossback So Chic

A medio camino
La gama DS 3 Crossback en la Argentina está compuesta por tres versiones: Be Chic (u$s 39.000), So Chic (u$s 42.312) y Grand Chic (u$s 54.000), todas equipadas con la misma mecánica.
La unidad utilizada para esta nota corresponde a la intermedia, aunque cuenta con algunos elementos que en realidad son propios de la opción tope de gama (vino configurada así de fábrica): entre ellos, el cargador inductivo para teléfonos celulares, la cámara de marcha atrás y el moderno sistema DS Drive Assist, compuesto por el control de velocidad crucero adaptativo y el asistente de franqueo involuntario de carril activo.

DS 3 Crossback So Chic

Aclarado eso, la dotación de confort de serie del DS 3 Crossback incluye arranque sin llave, sistema multimedia con pantalla táctil de 10,3" (con Mirror Screen), navegador satelital, climatizador automático digital, encendido automático de luces, tapizado de cuero y espejo retrovisor fotocromático, entre lo más destacado.  

En materia de seguridad, el listado es un poco más generoso. Dispone de seis airbags, frenos ABS con repartidor electrónico de frenado y ayuda al frenado de urgencia, detector de punto ciego, control de tracción y estabilidad, detector de sub-inflado de neumáticos, faros antiniebla, sensor de estacionamiento trasero, anclajes para sillas infantiles (Isofix y TopTether) y el sistema Active City Brake (freno automático urbano).

DS 3 Crossback So Chic

En líneas generales, el nivel de equipamiento está acorde con un auto compacto de marca generalista, pero no con un modelo que cuesta más de dos millones y medio de pesos (al cambio oficial actual), y con pretensiones de ganarse un lugar en la consideración del comprador de vehículo Premium tradicionales. Sirva como referencia otro modelo del grupo PSA, como la versión tope de gama del Peugeot 3008 (VER TEST) que, además de ser más grande y ofrecer un completo combo de asistencias a la conducción, cuesta 500.000 pesos menos que este DS 3 Crossback.

FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES

 

Alejandro Cortina

Alejandro Cortina

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario