domingo 17 de noviembre de 2019
TEST | 28-08-2019 12:03

A prueba: todo sobre el nuevo Peugeot 2008

La actualización del SUV de la marca del león muestra retoques estéticos y algunos cambios en términos de calidad. Pero en el apartado mecánico no hay variantes: esta versión sigue siendo la más veloz de la categoría.

El nuevo 2008, recientemente presentado en Europa, se fabricará en la Argentina a partir de 2020, junto con el también renovado 208, modelo con el cual comparte plataforma. Mientras tanto, y como paso previo a aquel lanzamiento, la marca del león renueva la propuesta del SUV compacto con una actualización del producto que fuera lanzado en nuestra región en 2015; una renovación anunciada, aunque en una época que no es necesariamente la ideal.

Básicos:
Velocidad máxima: 207,5 km/h / Potencia: 165 CV / Consumo promedio: 12,9 km/l / Precio: 1.170.330 pesos

Diseño-aerodinámica (✭✭✭✭): Los cambios estéticos no afectan el desempeño. El cambio de paragolpes mejora el ángulo de ataque.

Confort-espacio interior (✭✭✭): En la unidad de pruebas detectamos cierta merma en la calidad de los materiales y las terminaciones. El sector posterior es ajustado. Baúl generoso.

Motor-prestaciones (✭✭✭✭1/2): Mantiene el propulsor naftero turbo de destacado desempeño. Le permite desarrollar muy buenas prestaciones con consumo contenido.

Los más: Respuesta del motor • Prestaciones • Consumo en ruta • Comportamiento dinámico.

Equipamiento-instrumental (✭✭✭1/2): Los ajustes también afectan al equipamiento: ha perdido en algunos detalles. Instrumental combinado.

Suspensiones-dirección (✭✭✭✭): Trenes de rodaje equilibrados de destacada respuesta tanto en ciudad como en ruta. En el mismo sentido responde la dirección.

Transmisión-caja (✭✭✭1/2): La caja de sexta está muy bien relacionada, pero la operación muestra algunas asperezas en los recorridos.

Los menos: Detalles de calidad de materiales • Reducción de equipamiento • Sector posterior ajustado • Rueda de repuesto temporal.

Seguridad-frenos (✭✭✭✭): Ofrece una dotación amplia. En la pista respondió de forma satisfactoria.

Precio-garantía (✭✭✭): En conformidad con el segmento. La garantía es de tres años o cien mil kilómetros.

Peugeot 2008 Sport

Es que los tiempos de crisis traen cambios y, en general, no siempre son para bien. Y, lamentablemente, el mercado automotor es uno de los más golpeados: por la baja en la demanda de unidades cero kilómetro (la venta de usados también sufre mucho por la realidad económica), las terminales están obligadas a ajustar su estrategia, siempre sin perder el foco que ilumina su actividad: ganar dinero, claro. Y, para lograrlo, los planes son diversos, aunque en casi todos los casos avanzan por un mismo sendero: el que determina ajustes en equipamiento y calidad. Es por eso que las actualizaciones de algunos modelos no necesariamente representan un producto mejorado respecto del anterior: la necesidad tiene cara de hereje, podríamos decir.

El nuevo Peugeot 2008 (por lo menos en la versión Sport que analizamos aquí) es un claro ejemplo de un modelo cuya actualización no se manifiesta como una evolución. En la unidad de prueba detectamos una clara merma en términos de calidad (tanto de materiales como de terminaciones) y en algunos detalles complementarios del nivel de equipamiento.

Peugeot 2008 Sport

Sin embargo, esta variante Sport mantiene el equipo mecánico con el que cosechó tantos elogios en notas anteriores y que, de alguna manera, es la piedra angular sobre la que consiguió su prestigio.

Retoques de transición

El aspecto exterior muestra leves ajustes respecto del anterior. Es lógico que así suceda, ya que esta actualización puede ser considerada como un paso intermedio hasta el lanzamiento de la segunda generación que, desarrollada sobre una nueva plataforma (la misma del nuevo 208) será fabricada en la planta bonaerense de El Palomar a partir de 2021 (ver recuadro). Visto así, se entiende que no vale la pena hacer cambios profundos.

Peugeot 2008 Sport

Por esta razón aparecen modificaciones en algunos sectores de la carrocería, en su mayor parte  meramente estéticos. En el frente es nueva la toma de aire principal con su respectiva parrilla (con el logotipo del león ahora reubicado) y con un diseño más elevado que obligó a modificar el capó. El paragolpes también se modificó y, aseguran, gracias a este nuevo componente ha mejorado el ángulo de ataque, ahora de 23 grados.

Atrás casi no hay modificaciones más allá de las que surgen del cambio de tonalidad del protector inferior, algo parecido a lo que sucede con otros elementos (barras de techo, alerón y carcaza de los retrovisores), que en esta versión Sport dejaron el tono plateado para adoptar el negro, el mismo que aparece también en los apliques plásticos de los pasaruedas, ausentes en la serie anterior. Cambia también el diseño de la cavidad de los faros antiniebla delanteros.

Peugeot 2008 Sport

Las llantas de aleación también presentan nuevo diseño, aunque no ha cambiado ni el rodado (205/60 R16), ni el tipo de rueda de repuesto que, lamentablemente, sigue siendo de uso temporal.

Otras modificaciones

En el habitáculo también hay ajustes notables. Las butacas cambian levemente el diseño de decoración y costuras, pero mantienen los tapizados que combinan tela con cuerina y el confort de las anteriores. La del conductor se ajusta en altura, reglaje que, al asociarse con los de la columna de dirección (altura y profundidad), permite al conductor encontrar su mejor posición rápidamente, siempre en el entorno que propone el concepto i-Cockpit que marca el particular diseño del puesto de mando.

Nuevo Peugeot 2008

Allí, pocos cambios: el tablero mantiene su estilo de dos grandes instrumentos de aguja (velocímetro y tacómetro), dos digitales de segmentos luminosos imprecisos (niveles de combustible y de temperatura del refrigerante del motor) y un display central con tipografía grande y clara para la computadora de a bordo. También conserva su especial diseño la palanca del freno de estacionamiento (“tipo aeronáutico”, dicen en Peugeot), la pantalla táctil de siete pulgadas (con cámara de marcha atrás y compatibilidad con Aondroid Auto y Apple Car Play), y el comando del sistema Grip Control que permite elegir entre cinco modos: Auto, Nieve, Barro, Arena y ESP off.

En esta actualización, el aluminio que muchas empresas eligen para caracterizar a sus versiones deportivas sólo aparece en el pomo de la palanca de cambios: los pedales son de goma.

Sin embrago, lo más llamativo fue que en nuestra unidad de prueba notamos cierta merma en la calidad de materiales y terminaciones. Por ejemplo, detectamos bordes filosos los parasoles y la consola central.

Peugeot 2008 Sport

Las plazas traseras siguen siendo ajustadas: los espacios libres para las piernas son escasos y la plaza central es pequeña, afectada además por la presencia del túnel de la transmisión. Pero incluso ha cambiado la forma de abatir el respaldo trasero: antes era del tipo 60/40 y ahora se abate enterizo. Ese detalle no afecta al baúl, que mantiene los 402 litros de capacidad.

La mecánica, su fuerte

El equipo mecánico del que dispone esta versión Sport es uno de los argumentos más convincentes que ofrece. Mantiene el propulsor naftero turbo THP 1.6, alimentado con inyección directa que entrega 165 CV de potencia y 24,5 kgm de par que son administrados por una caja manual de seis velocidades, bien relacionada, pero que muestra ciertas asperezas en su operación.

Peugeot 2008 Sport

Este conjunto es muy eficaz y hace de este SUV un producto que muestra cierta veta deportiva: con 207,5 km/h de velocidad máxima (en quinta) es el más veloz del segmento. Para acelerar de 0 a 100 km/h necesitó 8,8 segundos. Las recuperaciones también son muy buenas. Por ejemplo, para pasar de 80 a 120 km/h en quinta necesitó 7,3 segundos.

En cuanto al consumo, el gasto de combustible avanza por el mismo camino, con 12,9 km/l de rendimiento promedio.

Peugeot 2008 Sport

Este apartado mecánico encuentra respaldo en un sistema de suspensiones equilibrado que responde con confort de marcha en la ciudad y se muestra firme en la ruta a velocidades legales. La dirección, con asistencia eléctrica, es muy precisa, mientras que los frenos –con discos en las cuatro ruedas, ABS y sus asistentes electrónicos– logran detener a este modelo de poco más de 1.300 kg de peso en distancias correctas: para detenerse por completo desde 120 km/h recorrió 65,3 metros.

En la selva

Los valores comunicado por Peugeot Argentina para el nuevo 2008 están levemente por encima de las unidades remanentes de la serie anterior. Es decir, esta variante Sport cuesta 1.170.330 pesos, aunque con las actuales bonificaciones que aparecen en el mercado local, este valor podría llegar a ser inferior. 

Peugeot 2008 Sport

En cuanto a los rivales, este león debe competir con productos que, del mismo modo que él, se han afianzado en el segmento, pero que también son relativamente nuevos: el Ford EcoSport 2.0 con motor de 170 CV y el “primo” del 2008, el Citroën C4 Cactus, que equipa la misma mecánica que el SUV de Peugeot. Sin embargo, ninguno de ellos puede ser considerado competidor directo, ya que ambos se venden únicamente con transmisión automática.

La garantía que Peugeot ofrece por este modelo es de tres años o cien mil kilómetros, una cobertura muy buena.

FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES

 

En esta Nota

Walter Togneri

Walter Togneri

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario