domingo 17 de noviembre de 2019
TEST | 08-10-2019 15:30

Rinde homenaje: Citroën C4 Lounge Origins

Esta versión especial cumple al pie de la letra el concepto del mediano familiar: motorización económica, destacado confort de marcha y amplitud interior. Además, la dotación de equipamiento suma detalles exclusivos.

Motivos para celebrar, la verdad, no hay muchos que digamos en la Argentina actual. Pero, sin embargo, hay algunos aniversarios que merecen ser festejados, ya que trascienden cualquier coyuntura local.

Básicos:
Velocidad máxima: 182,41 km/h / Potencia: 115 CV / Consumo promedio: 15,1 km/l / Precio: $ 1.224.000

Diseño-aerodinámica (✭✭✭✭): Mantiene la estética agradable, a la que agrega algunos detalles propios de esta serie conmemorativa.

Confort-espacio interior (✭✭✭✭): Ofrece espacio adecuado para cuatro pasajeros, pero la plaza central trasera es pequeña. Algunos detalles de calidad no son los mejores. 

Motor-prestaciones (✭✭✭✭): Responde muy bien. Además, gasta muy poco. Las prestaciones también son muy buenas, del mismo modo que la autonomía.

Los más: Consumo/autonomía • Respuesta del motor • Confort de marcha • Posición de manejo.

Equipamiento-instrumental (✭✭✭✭): Sólo tres elementos (además de los stickers conmemorativos) se agregan a la dotación del Feel Pack: podrían ser más. Tablero digital, impreciso.

Suspensiones-dirección (✭✭✭✭): Los trenes de rodaje están muy bien calibrados. La dirección responde correctamente.

Transmisión-caja (✭✭✭✭): Las relaciones de caja están diseñadas para aprovechar el torque en la ciudad y ahorrar combustible en la ruta. El tacto de la selectora es algo “gomoso” y el embrague duro.

Los menos: Detalles de calidad/terminaciones • Tacto de la selectora • Tablero digital • Auxilio temporal.

Seguridad-frenos (✭✭✭✭): Frena bien, sin vicios y en distancias correctas. Está bien equipado en este rubro.

Precio-garantía (✭✭✭✭): Cuesta menos que su único competidor, su primo, 408 HDI, con el mismo equipamiento. La garantía es muy buena.

Citroën C4 Lounge Origins

Ese es el caso del centenario de Citroën: la marca francesa recordó su nacimiento con varios eventos que también tuvieron lugar en la Argentina (inauguración de un museo privado con la visita de Arnaud Belloni, responsable de Marketing y Comunicación Global de Citroën), incluyendo el lanzamiento de una serie especial denominada Origins.

Son tres los modelos elegidos para la edición conmemorativa: C3, C4 Cactus y C4 Lounge, todos ataviados con elementos de equipamiento exclusivos y, lógicamente, detalles específicos (como bordados y logotipos) que los identifican.

Citroën C4 Lounge Origins

Para esta nota elegimos el sedán fabricado en la planta bonaerense de El Palomar que, en este caso, se ofrece únicamente con motor Diesel y caja manual.

Detalles específicos
Un punto común a los tres modelos que conforman la oferta Origins aparece en el color de la carrocería: sólo se ofrecen en color blanco nacré y con carcaza de los retrovisores externos de color negro, aunque cada modelo suma algún detalle especial.

Citroën C4 Lounge Origins

En el caso del que nos ocupa, las llantas (de aleación de 17 pulgadas) son de color negro ónix diamantadas, y los faros, full led. En el aspecto exterior, otros de los detalles comunes de la serie es el agregado del logotipo que la identifica, conformado por el monograma que reza “Origins since 1919” de color bronce que aparece en los laterales de la carrocería (en las puertas delanteras).

Por lo demás, estamos frente a un C4 Lounge con nivel de equipamiento Feel Pack al que se la han agregado los elementos que acabamos de mencionar, sin más pretensión que la de marcar una diferencia con el resto de la gama, dada su condición de "modelo para celebrar".

Citroën C4 Lounge Origins

Por eso la carrocería mantiene el estilo agradable, bien proporcionado, que encuentra remate en un sector posterior relativamente “corto” que descubre un baúl cuya capacidad de 450 litros es algo ajustada si la comparamos con sus rivales: por ejemplo, su primo y rival directo, el Peugeot 408 HDI, ofrece 481 litros. Debajo del piso de ese sector aparece una rueda de repuesto de uso temporal, poco apropiada para nuestra geografía.

La calidad general se encuadra en el promedio del segmento, aunque hemos notado algunos descuidos en terminaciones y calidad de materiales.
La posición de manejo es de las mejores, gracias a los múltiples ajustes de la plaza del conductor y la columna de dirección. Las butacas delanteras son confortables, lo mismo que los asientos traseros, aunque en ese sector la posición central es pequeña, lo que genera la consiguiente incomodidad para quien la ocupe.

Citroën C4 Lounge Origins

Qué tiene
El nivel de equipamiento sólo se enriquece –respecto de la versión que toma como base– por el agregado de tapizados de símil cuero y alcántara, motivo por el cual, a pesar de que se trata de una dotación generosa, podría ser más amplia si consideramos que se trata de una edición especial.

No obstante, en el listado encontramos elementos destacados; entre ellos, techo solar eléctrico, control de velocidad crucero, además de climatizador automático, navegador y sistema multimedia compatible con mirror screen,  que se gobiernan desde la pantalla táctil de siete pulgadas (en ella también se ven las imágenes de la cámara de marcha atrás), modalidad que obliga siempre  a accionarla dos veces: una para seleccionar el sistema y otra para ajustarlo.

Citroën C4 Lounge Origins

El instrumental, ciento por ciento digital, dispone de un velocímetro con tipografía grande que facilita la visibilidad, no ofrece termómetro del líquido refrigerante (sólo un alertador luminoso que se enciende en caso de emergencia), mientras que nivel de combustible y el tacómetro funcionan con escalas segmentadas, imprecisas. También incorpora un indicador denominado EcoCoaching que le permite al piloto monitorear su forma de conducir.

En cuanto a seguridad, está bien cubierto: seis airbags, cuatro discos con ABS y sus asistentes electrónicos, controles de estabilidad y tracción, cinco cinturones de seguridad inerciales, sensores de estacionamiento, faros antiniebla y anclajes Isofix, entre otros.

Citroën C4 Lounge Origins

Podríamos reclamarle dispositivos más sofisticados tales como, por ejemplo, los de alerta de punto ciego, de impacto inminente y de cambio involuntario de carril, pero tal vez sería exagerado, dado que su rival directo no los ofrecen, y que el único modelo del segmento que sí los equipa, el Chevrolet Cruze LTZ+, no viene con motor Diesel y cuesta 1.459.900 pesos.

Corazón austero
La configuración mecánica de este C4 Lounge Origins ofrece una excelente respuesta. El motor HDI 1.6 de 115 CV se revela contundente gracias a la sociedad que conforma con la caja manual de seis velocidades que, en este caso, está muy bien relacionada: las tres primeras marchas aprovechan plenamente los 27,5 kgm de par que aparecen en todo su esplendor a partir de las 1.750 rpm, logrando con esa característica una destacada agilidad que, puesta en números, es más interesante aún: para acelerar de 0 a 100 km/h necesitó 11,7 segundos, mientras que para recuperar ritmo de 60 km/h a 120 km/h en cuarta tardó 12,2 segundos. Pero también es interesante la velocidad máxima de 182,4 km/h que logramos en nuestras pruebas.

Citroën C4 Lounge Origins

Sin embargo, a pesar de estas interesantes mediciones, la más destacada es la que surge de las pruebas de consumo. Y aquí también entra en juego la caja: los últimos dos engranajes relajan muchísimo el régimen del motor (imposible conectar quinta y sexta en la ciudad), y con él el consumo: medimos un rendimiento promedio de 15,1 km/l, fruto de unos destacados 11,2 km/l en ciudad, de excelentes 19,6 km/l en ruta a 90 km/h y de los muy buenos 15,1 km/h en ruta a 120 km/h. Estas mediciones, y un tanque de combustible de 60 litros, se combinan para lograr una autonomía de más de 900 kilómetros.

La caja, que tan bien funciona como socia del motor HDI, tiene su costado débil en el tacto que ofrece la selectora: es necesario acostumbrase a accionarla para evitar algunas interferencias que pudieran aparecer. Además, en la unidad de prueba, el embrague era muy duro. Es una pena que no se ofrezca una versión con este HDI y caja automática.
El resto de los componentes mecánicos responden correctamente. Las suspensiones son confortables y demuestran un gran equilibrio: firmes en la ruta, no sacrifican el confort de marcha en la ciudad.

Citroën C4 Lounge Origins

La dirección, a cargo de un volante de excelente grip, responde de manera adecuada: liviana en maniobras ajustadas y firme en velocidad. Los frenos, por su parte, a cargo de cuatro discos, también hacen su trabajo de manera eficaz, sin manifestar ruidos molestos ni tendencia a salirse de la recta, y con distancias de frenado cortas: para detenerse a cero desde 100 km/h recorrió 41 metros.

Entre pocos, muy pocos
Encontrar un sedán mediano Diesel en el mercado local ya no es fácil. De hecho, son sólo dos los disponibles actualmente, ambos de la misma familia y fabricados en el país: el Citroën C4 Lounge y el Peugeot 408. Por eso se nos hace raro comparar dos modelos que podrían ser el mismo, especialmente cuando nos referimos a los precios.

Citroën C4 Lounge Origins

El de la marca del doble chevrón que aquí analizamos, C4 Lounge Origins, vale 1.224.000 pesos, es decir que es más barato que su primo hermano, el 408 HDI, que por nivel de equipamiento corresponde a la versión Feline y tiene un precio de 1.319.500 pesos.

En cuanto a la garantía, los tres años o cien mil kilómetros que Citroën ofrece por este modelo están a la altura del segmento. 

FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES

 

Walter Togneri

Walter Togneri

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario