martes 23 de julio de 2019
TEST | 01-07-2019 12:35

Sedán o SUV ¿Qué conviene?

Buscamos dos referentes del mercado comercializados a valores similares, pero que integran segmentos diferentes. Los comparamos tal como si fueran rivales: por un lado, un clásico sedán del segmento medio, y por el otro un crossover compacto. ¿El SUV cuesta más de lo que vale?

La Argentina supo ser un mercado demandante de sedanes durante mucho tiempo. Hablamos de décadas, partiendo desde los albores de la industria local a comienzos de los sesenta. Pero durante las últimas dos décadas, algunas cosas comenzaron a cambiar.

Marcas como Citroën, Ford y Peugeot, produjeron siluetas hatch y sedán de diversos productos dentro del segmento mediano en el país (C4, Focus, 307 y 308), y hasta motivaron a cambiar, paulatinamente, algo de las preferencias locales: desde el nuevo siglo, los hatchbacks de estas marcas fueron casi siempre mejor aceptados que los sedanes (sólo Renault con el Mégane de primera generación fue la excepción a la regla). 

Comparativo Chevrolet Cruze LTZ+ AT-Honda HR-V EXL CVT
Interior Honda HR-V

Puede que muchos de ellos hayan claudicado frente a la avanzada de los SUV o crossovers compactos. Este segmento, que nació en Sudamérica con el Ford EcoSport, ya se expandió a todo el mundo: hoy muchas marcas tienen en claro que su futuro tiene formato SUV. La propuesta es simple, un tema de marketing en el que la imagen es fundamental, sumado a una mayor practicidad interior: combo ideal para familias jóvenes. Para cada automotriz, también es una oportunidad, ya que producir un SUV del segmento B puede resultar más económico que hacer lo propio con un auto del segmento C, que conlleva una plataforma más costosa y mayor tecnología aplicada para su desarrollo. 

Comparativo Chevrolet Cruze LTZ+ AT-Honda HR-V EXL CVT
Interior Chevrolet Cruze

El Chevrolet Cruze y el Toyota Corolla son la excepción a la regla: los últimos sedanes medianos exitosos de nuestra región. Sin embargo, algunos vendedores nos confiaron que lograr una operación de un auto mediano se hace cada vez más difícil. El tipo de comprador ya no busca lo que buscaba hace cinco años, momento en el que comenzaron a llegar interesantes opciones con formato de “camioneta”. El Honda HR-V fue uno de los responsables de imponer un nuevo estilo, y no sólo desde el punto de vista teórico: su diseño revolucionario, incluso con algunos años a sus espaldas, continúa más vigente que nunca.

Diseño-Aerodinámica
Cruze(✭✭✭✭):
HR-V(✭✭✭✭1/2):

Nada quita que el HR-V haya sido un éxito, recientemente renovado. Luce y es funcional en términos ergonómicos; por ejemplo, sus puertas sobrepasan la línea de algunos cordones altos, que sí estorbarían en un automóvil. Quizá el Cruze no sea deliberadamente revolucionario desde su formato exterior, y si bien luce moderno y está provisto por un mejor coeficiente aerodinámico gracias al agregado del baúl y a una menor superficie frontal, no posee una identidad cierta que lo destaque por sobre el resto.

Comparativo Chevrolet Cruze LTZ+ AT-Honda HR-V EXL CVT

En las proporciones, este Chevrolet mide unos treinta centímetros más de largo, e incluso posee ocho centímetros más en el ancho. En cambio, es seis centímetros más bajo, proporciones que denotan las diferencias estructurales sobre la base sobre las que fueron desarrollados.

Confort-Espacio interior
Cruze (✭✭✭1/2):
HR-V(✭✭✭✭1/2):

Este apartado puede sufrir alguna variación, dependiendo de cada vehículo del segmento, pero es innegable que un SUV derivado de una plataforma del segmento B propone, aunque menor espacio para piernas, mayor espacio libre para las cabezas de los pasajeros, lo que en cierta manera termina por lograr un resultado bastante parejo. En este caso, la distancia entre ejes logra una superioridad de siete centímetros en favor del Cruze, siendo el HR-V incluso uno de los más grandes entre los de su tipo. 

Comparativo Chevrolet Cruze LTZ+ AT-Honda HR-V EXL CVT

En el caso de este último, entra a jugar a favor el parámetro de accesibilidad para cada una de sus plazas, que es más natural en un vehículo con carrocería elevada. Esto también repercute en la visibilidad de todo el entorno; incluso, el HR-V se destaca por un ancho superior a la de algunos de sus rivales, lo que manifiesta excelente amplitud interior. En el cuatro puertas, las limitaciones del espacio trasero aparecen sobre los laterales superiores del techo, que comienzan a invadir parte del extra en anchura de la carrocería. 

En contrapartida, el Cruze entrega mejor dotación de confort para el conductor. La posición de manejo, aunque menos práctica de acceder, otorga una postura de conducción con mayores dotes deportivos: baja y con una disposición de la pedalera levemente más profunda. Los reglajes del asiento del conductor se pueden efectuar mediante comandos eléctricos, algo que se repite en la mayoría de los sedanes medianos con equipamiento full.

Comparativo Chevrolet Cruze LTZ+ AT-Honda HR-V EXL CVT
Donde no hay concesiones es en el espacio de carga. Aquí, tres litros a favor del Cruze no son suficientes para contrarrestar el beneficio de un amplio portón trasero y un sistema de modularidad único para el producto de Honda, que permite no sólo rebatir por completo los respaldos con un sólo movimiento, sino también levantar los asientos traseros para poder cargar elementos altos por las puertas posteriores.

Motor-Prestaciones
Cruze(✭✭✭✭1/2):
HR-V(✭✭✭✭):   

Siendo realistas, el Cruze utiliza un motor moderno y mucho más costoso de producir. También más eficiente, ya que por su tecnología gasta menos combustible, con mayor potencia y torque. Son 153 caballos de fuerza con 24,5 kgm en un 1.4 litros, que provee gran serenidad con prestaciones destacables, conforme a los más modernos impulsores con inyección directa de combustible. Además, tiene sistema de parada y arranque automático, que entre los puntos negativos, no puede desconectarse como sucede en otros autos.

Comparativo Chevrolet Cruze LTZ+ AT-Honda HR-V EXL CVT
Baúl Chevrolet Cruze

A pesar de que el HR-V adopta un motor convencional, no por ello lo consideramos ineficiente. Este clásico motor de 1.8 litros con inyección convencional, sistema Vtec de apertura variable de válvulas y aspiración natural, funciona de manera progresiva y adecuada para la potencia que desarrolla: exactos 140 caballos. El torque se reduce a 17,5 kgm, a más del doble de revoluciones, pero exceptuando esto, propone prestaciones destacables: acelera de cero a cien en menos de diez segundos y registra buenas recuperaciones. Eso sí, siempre es más lento que el Cruze, mientras que el consumo aparece significativamente por encima, principalmente en la ciudad.  

Equipamiento-Instrumental
Cruze(✭✭✭✭):
HR-V(✭✭✭): 

Aquí, el producto del moño saca una clara ventaja, aprovechando uno de los puntos flacos del Honda. Como buen auto de origen japonés, su listado de equipamiento se manifiesta algo austero, sin acceso manos libres, espejo interior electrocrómico o cierre centralizado en rodaje. Además, el sistema multimedia recurre a una pantalla agregada al panel, no decorosamente integrada como en el caso del Chevrolet, que incluso ofrece otros extras, como el sistema OnStar.

Comparativo Chevrolet Cruze LTZ+ AT-Honda HR-V EXL CVT
Baúl Honda HR-V

Ambos también comparten algunos faltantes, como techo corredizo eléctrico o climatizador bizona, mientras que sendas ruedas de auxilio son de tipo temporal.
El sedán producido en Rosario saca ventaja también en el instrumental: posee cuatro indicadores por aguja y computadora de a bordo con información múltiple y display color. El del Honda presenta un diseño digno de un auto pequeño, que no deja de cumplir con los requerimientos básicos de información.  

Suspensiones-Dirección
Cruze(✭✭✭✭):
HR-V(✭✭✭✭): 

En este apartado, por configuración el Cruze y la mayoría de los medianos pueden disponer de un sistema de suspensión más suave, que absorbe mejor las irregularidades de los caminos, a pesar de que el voladizo delantero está más expuesto a tocar abajo. El centro de gravedad a mayor altura confiere una transferencia de peso menos eficiente en la carrocería de un SUV, que debe contrarrestarse con suspensiones más firmes, e incluso con menor recorrido.

Comparativo Chevrolet Cruze LTZ+ AT-Honda HR-V EXL CVT

Sin embargo, el producto de Honda transmite una de las mejores sensaciones entre los de su tipo, gracias a una muy buena puesta a punto. La mayor diferencia está al elevar la velocidad, donde todas estas características ponen de manifiesto un mejor control direccional en manos de un auto mediano. Los neumáticos son muy similares: la única diferencia radica en que el Honda tiene un perfil 55 frente al 50 del Cruze, prácticamente imperceptible. Como punto favorable, comparten sistemas de dirección directos y con asistencia eléctrica de dureza variable. 

Transmisión-Caja
Cruze(✭✭✭✭): 
HR-V(✭✭✭1/2):

Las cajas CVT no son la mejor elección comparativa a la hora de optar por una transmisión automática. Hacen girar al motor a elevadas revoluciones y, en muchos casos, presentan una lógica que por momentos parece errática, o al menos esa es la sensación. En el HR-V, la eficiencia del motor contrarresta bastante esta particularidad, y además no opaca las prestaciones. Por otro lado, tiene dos ventajas extra con respecto al Cruze: levas tras el volante para pasar de manera semi-manual las pseudovelocidades (7 en total) y la función Hold, que retiene eléctricamente el freno al detenernos por completo con la transmisión en Drive. 

Comparativo Chevrolet Cruze LTZ+ AT-Honda HR-V EXL CVT
La de seis del Cruze utiliza un sistema convertidor de par y provee un funcionamiento adecuado, ya que se hermana bien con el motor. Sin ser la más rápida del segmento, funciona de manera adecuada y contundente, con modo manual sólo desde el selector. No obstante, manifiesta superioridad en el confort acústico y una mayor contundencia general.  

Seguridad-Frenos
Cruze(✭✭✭✭1/2):
HR-V(✭✭✭✭): 

El costo de producción y desarrollo de un auto mediano se da en parte por la inclusión de nuevas tecnologías y componentes. Salvo excepciones, los nuevos desarrollos se van incorporando en autos grandes y costosos, luego pasan por los medianos o terrenales y, por último, llegan a los autos chicos o compactos. El hecho de que el Cruze tenga sensor de ángulo ciego, alerta de colisión frontal inminente y detector de cambio de carril involuntario, habla a las claras de este proceso, que en algún futuro irán incorporando los SUV más pequeños. 

Comparativo Chevrolet Cruze LTZ+ AT-Honda HR-V EXL CVT
En lo que respecta a elementos de seguridad están parejos, ya que poseen seis airbags y controles de estabilidad y tracción. No llevan luces de led o xenón (sólo diurnas de led), mientras que los frenos no sorprenden en el Chevrolet, pero sí en HR-V, al detenerlo con contundencia en distancias menores. 

Precio-Garantía
Cruze(✭✭✭1/2):
HR-V(✭✭✭✭):  

Partir de una plataforma más económica de producir, disponer de una mecánica más austera y ofrecer menor tecnología de seguridad, debería verse reflejado en un valor inferior en el crossover.

Comparativo Chevrolet Cruze LTZ+ AT-Honda HR-V EXL CVT

Sin embargo, los precios de lista son casi idénticos: 1.279.900 pesos para el Cruze LTZ+ (bonificado en mayo a $ 1.194.900), frente a 1.273.000 pesos del HR-V EXL, ambos tope de gama, con idéntica garantía y fabricados en la Argentina. 

FICHA TÉCNICA - EQUIPAMIENTO Y PRESTACIONES:

 

René Villegas

René Villegas

Comentarios

Música

Yataians

Mirá el video y enterate de lo que tenés que saber.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario