viernes 18 de octubre de 2019
TEST | 04-06-2019 18:08

Ford Ranger 2.5 XLT 4x2

Es la única pick-up mediana naftera del mercado local. Cuenta con un propulsor apto para GNC, cuyas prestaciones son razonables, a excepción del elevado consumo. Con un nivel de equipamiento sobrio, está disponible únicamente con caja manual y tracción simple.

No caben dudas de que el mercado de las pick-ups medianas es uno de los más calientes de la industria automotriz local. Y no es para menos. Vivimos en un país donde los vehículos utilitarios se abren terreno permanentemente, y en ese escenario las camionetas emergen como el ideal de muchos usuarios o empresas para llevar adelante sus tareas. También hay, aunque en menor medida, clientes que las eligen por sobre otro tipo de vehículos debido a su robustez, confort y capacidades a la hora de viajar.

Más allá de la utilidad final, lo cierto es que todas las marcas pugnan por quedarse con el liderazgo en este segmento, que nunca es eterno y depende de las épocas.

Resumen:

Básicos: Velocidad máxima 166,7 km/h // Potencia 166 CV // Consumo promedio 7,6 km/l

Calificación:

Diseño aerodinámico (✭✭✭✭): Desde su restyling impone más presencia y está bien insonorizada. Además, es una de las más bonitas de su clase.

Confort espacio interior (✭✭✭): El habitáculo es amplio y muy cómodo. La calidad general es destacada.

Los más: Calidad general • Conversión a GNC sin perder garantía • Confort de marcha.

Motor prestaciones  (✭✭✭): Rendimiento acotado para un motor con prestaciones lógicas y silencioso.

Instrumental equipamiento (✭✭✭): Sin estridencias, cuenta con todo lo necesario para estar a gusto.

Los menos: Consumo • Faltantes de equipamiento • Tacto de la selectora.

Suspensión dirección (✭✭✭): Ahora, es más confortable para el uso diario. La dirección es un tanto pesada para maniobras cerradas.

Transmisión caja (✭✭✭): Buena respuesta en general, aunque el tacto de la selectora no es muy agradable.

Seguridad frenos (✭✭✭✭): Bien equipada en general. Frena recto en distancias adecuadas y cuenta con muchas

Precio garantía (✭✭✭): Su precio es lógico, pese a no tener rivales directos. Ofrece una de las mejores coberturas del mercado.

Ford Ranger XLT Nafta

Desde hace un buen tiempo, hay una líder (Toyota Hilux), pero ese puesto de vanguardia alguna vez fue de Ford, y hacia allí busca volver el óvalo con la reciente renovación de equipamiento en toda la gama Ranger, que además cuenta con la única motorización naftera del mercado local entre las pick-ups medianas.Otra de las novedades de la marca de Pacheco (Buenos Aires), es que este propulsor es apto para ser equipado con gas natural comprimido (GNC), sin perder la garantía de fábrica.

Atractiva
El paso del tiempo parece ser tan rápido en nuestro mundo de probar autos que, sin darnos cuenta, ya pasaron dos años desde que Ford le realizó una importante actualización estética a la Ranger. Esos cambios permanecen actualmente dándole una personalidad sin igual a la pick-up del óvalo.

Ese carácter se ve reforzado por la musculación del capó y una prominente parrilla cromada, flanqueada por ópticas de diseño rasgado. Los estribos laterales y la barra de San Antonio cromada (diferente a las rígidas de las versiones Limited) hacen un buen equipo para agregarle aditamentos a una estética moderna, de las más atractivas en el segmento de pick-ups.

Ford Ranger XLT Nafta

Si bien esta versión XLT es la más equipada dentro de la gama naftera, cabe destacar que puertas adentro es diferente a las opciones Limited, e inclusive a las equivalentes con motor Diesel. Por ejemplo, el panel de a bordo y el instrumental son más simples que las de las mencionadas. Sobre la plancha central no encontraremos la pantalla grande con navegador satelital. En su lugar hay un pequeño display digital HMI de 4,2 pulgadas desde donde se pueden manejar la radio y el bluetooth, además de visualizar el alerta del sensor de estacionamiento trasero.

Dispone de tapizado de tela de agradable calidad, climatizador automático bizona y un tablero que combina tres cuadrantes analógicos con un pequeño display digital para la computadora de a bordo: esta se maneja desde una perilla sobre el tablero, solución poco práctica si se tiene en cuenta que el volante es multifunción.

Ford Ranger XLT Nafta

La comodidad del puesto de conducción está dada a través de una butaca bien mullida, que dispone de ajustes en altura y lumbar (de accionamiento manual). La columna de dirección ofrece ajuste en altura.

Cabe destacar que todos los ocupantes disponen de apoyacabezas y cinturones inerciales de tres puntos, mientras que las plazas traseras cuentan con ganchos para sujeción de sillas infantiles.

La capacidad total de carga es de 963 kg, y en ella participa una caja larga que mide 1,13 m y dispone de seis ganchos para sujeción, aunque la tapa no cuenta con cerradura: un aspecto negativo para aquellos usuarios que quieran colocarle opcionalmente un cobertor de lona, ya que no podrán resguardar del todo sus pertenencias.

La buena noticia es que la rueda de auxilio, ubicada debajo del piso de la caja, es del mismo tamaño que las titulares (neumático en medida 255/70 R16), aunque la llanta es de acero.

Ford Ranger XLT Nafta

El “anti FAP”

Con 166 caballos de potencia y 22,9 kgm de torque máximo (a 4.500 rpm), el conocido propulsor Duratec se posiciona como el único naftero disponible en el mercado local, cuando todas las terminales apelan exclusivamente al uso de mecánicas turbodiésel para sus pick-ups medianas (todas con filtro de partículas).

Son claras las ventajas del Diesel en cuanto a torque a bajas revoluciones, economía de combustible, autonomía y capacidad de arrastre. Sin embargo, la marca del óvalo encuentra en esta versión una manera de brindar mayor respaldo a los clientes que eligen este tipo de combustible. ¿Por qué? Porque además cuenta con la particularidad de convertirse a GNC sin perder la garantía del fabricante. Cabe destacar que Ford Argentina no instala los equipos en fábrica, sólo exige que se utilicen marcas reconocidas (homologadas por Enargas), y dispositivos de quinta generación en adelante.

La única “preparación” realizada en la planta de General Pacheco se da en los asientos de válvulas del motor, que son más duros, para resistir la mayor temperatura de combustión del gas.

Ford Ranger 2.5 XLT 4x2

Pero vayamos a la evaluación de nuestra unidad, lógicamente, sin equipo de gas natural comprimido. Con distribución variable e inyección electrónica secuencial multipunto, este propulsor de 2,5 litros de cilindrada es comandado por cadena de distribución. Trabaja asociado con una caja manual de cinco velocidades (cuya selectora es un tanto gomosa al tacto), mientras que la tracción está a cargo de las ruedas traseras.

Se trata de un motor enérgico, que se destaca por su performance: es muy elástico para el tránsito urbano (se lo puede llevar en tercera sin que "cabecee"), pero, además, por ser muy sereno: no se percibe su rumorosidad dentro del habitáculo, incluso si se viaja a 130 km/h, donde gira a 3.500 vueltas.

Ford Ranger 2.5 XLT 4x2

Las prestaciones son razonables: acelera de “cero a cien” en 11,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 166,7 km/h. Sin embargo, el punto negativo es su rendimiento promedio, de 7,6 km/l: un rango acotado que se ve penalizado fundamentalmente por los siete kilómetros por cada litro de combustible que puede recorrer en ciudad. Teniendo en cuenta la capacidad del tanque de combustible (80 litros), la
autonomía de la Ranger naftera es de unos 600 kilómetros.

Si bien en Ford Argentina no han realizado pruebas de consumo con la Ranger equipada con GNC, vale consignar que con un tanque de 60 litros (el que utilizan normalmente las pick-ups) que carga 14 metros cúbicos de gas natural comprimido, una camioneta de este tipo puede recorrer, en promedio, 116 kilómetros a un costo de 182 pesos, si tomamos como referencia el valor del metro cúbico de gas en CABA, que ronda los 13 pesos (al cierre de esta edición). En ese contexto, estará en el gusto o en el bolsillo de cada usuario “pasarla a gas” o no, teniendo en cuenta que la conversión vale unos 30.000 pesos.

Ford Ranger 2.5 XLT 4x2

Daily use

Si hablamos de comportamiento, no podemos dejar de mencionar la notable mejora del confort de marcha de la Ranger tras su actualización allá por 2016, característica que se advierte especialmente cuando circulamos en la ruta. No obstante, al sortear algún lomo de burro o calles empedradas, los rebotes de las suspensiones traseras se encargarán de recordarnos que estamos a bordo de un vehículo que puede cargar casi mil kilos.

A diferencia de las versiones más sofisticadas, esta variante de Ranger dispone de dirección hidráulica. Sin llegar a ser extremadamente pesada, obliga al conductor ejercer gran presión sobre el volante a la hora de realizar maniobras en espacios reducidos.

Ford Ranger 2.5 XLT 4x2

Durante nuestras pruebas, los frenos (ABS y EBD) respondieron con eficacia. Siguiendo con el apartado de seguridad, se destacan los tres airbags frontales (conductor y acompañante, de rodillas para el conductor), anclajes Isofix, control de tracción y estabilidad, asistente de partida en pendientes, y los controles antivuelco, de balanceo de tráiler y de carga.

*Los precios corresponden al momento de realizar el test

FICHA TÉCNICA

 

Alejandro Cortina

Alejandro Cortina

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario