lunes 1 de marzo de 2021
ADELANTOS | 28-04-2020 09:02

Toyota entrena a robots para ayudar a las personas en sus casas

El instituto de investigación de la marca japonesa realiza las pruebas en hogares reales, para alcanzar unos niveles adecuados en su capacidad de asistencia y su fiabilidad.

Toyota Research Institute (TRI) se está enfocando en desarrollar y probar las innovaciones tecnológicas necesarias para que los robots asistentes domésticos les permitan a las personas desenvolverse en sus hogares durante más tiempo y con mayor calidad de vida.

Este tipo de ayuda beneficiaría especialmente a las personas mayores, en un mundo donde la población envejece a gran velocidad, especialmente en los países más desarrollados.

La compañía japonesa considera que la movilidad del futuro va más allá del desplazamiento de la gente con nuevas formas y vehículos. Es por eso que la tecnología que está investigando bien podría aplicarla al desplazamiento de personas y objetos dentro de la casa.

Que los robots puedan desempeñarse en entornos domésticos y circular por éstos representa todo un desafío. Teniendo en cuenta que cada hogar es único, con una combinación distinta de objetos, en configuraciones diferentes que cambian con el tiempo, el aprendizaje y las pruebas del robot desarrollado por TRI se lleva a cabo en viviendas reales.

Para que el robot pueda afrontar la diversidad existente en un entorno hogareño, se lo enseña a realizar tareas con objetos diversos, en vez de programarlo para que haga tareas predefinidas con objetos concretos. De esta forma, aprende a relacionar lo que ve con las acciones que se le enseñan. Así, cuando vuelve a ver un objeto o un escenario concreto, incluso si la escena cambia levemente, sabe qué acciones puede realizar con respecto a lo que ve.

Según Toyota, en la actualidad el robot puede llevar a cabo de manera correcta tareas complejas de nivel humano alrededor del 85 por ciento del tiempo, probando automáticamente realizar de nuevo la tarea correspondiente si detecta que se equivocó en una conducta determinada.

Si bien en estos momentos las tareas enseñadas no se pueden generalizar a otros robots ni a situaciones distintas, TRI cree que poder enseñar tareas a un robot es un primer paso muy prometedor para llegar a alcanzar la visión más amplia de “aprendizaje de flotas”. Significa que un robot aprenda a realizar una tarea, ya sea enseñado por una persona o en una simulación, y luego comparta ese conocimiento con todos los demás robots, para que puedan realizar a su vez la tarea en nuevas situaciones. El resultado es un aumento exponencial de las capacidades robóticas.

La marca nipona tiene en mente prestar tres tipos de servicios de movilidad por medio de sus robots: el “movimiento físico”, cuando tanto humanos como objetos se desplazan por un espacio concreto, el “movimiento virtual” cuando el cuerpo de un operador, o una parte de él, se mueve virtualmente por un espacio remoto mediante avatares, y el “movimiento emocional”, por el que los dos modos de movilidad anteriores ofrecen a las personas nuevos encuentros y experiencias y los inspiran emocionalmente. Para cada caso, cuenta con un equipo dedicado al desarrollo de robots.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en