sábado 24 de julio de 2021
ADELANTOS | 13-04-2020 09:30

Nissan explica por qué le dice no a la tablet

Mirá de qué manera los conductores de las futuras generaciones de los automóviles de la marca japonesa accederán a la información y al control de las distintas funciones.

Cada vez más pueden apreciarse autos nuevos equipados con pantallas tipo tablet en el centro del tablero. Si bien son llamativas en los salones de automóviles por sus grandes dimensiones, desde Nissan remarcan que los fabricantes que están trabajando en los vehículos de la siguiente generación deben considerar otros aspectos, en un intento de combinar diseño, tecnología y funcionalidad.

Para el desarrollo de la pantalla del concept Ariya, la marca japonesa eligió un enfoque innovador, poniendo el diseño y la visión por delante de las últimas tendencias de la industria. En lugar de una tablet, este crossover eléctrico posee una pantalla curva, conformado por dos paneles, que recuerda a una ola. Esto incrementa la sensación de estar viendo al horizonte a través del automóvil, que viene desde los elementos de las puertas, hasta la parte trasera del habitáculo.

"Cuando estamos manejando, el ojo humano tiende a mirar naturalmente de lado a lado. Las personas pueden ver y absorber más información cuando se le presenta horizontalmente. Así funciona también la visión periférica", explica Tomomichi Uekuri, Gerente Senior del Equipo de Ingeniería HMI.

Además de presentar la información de una manera más adecuada para el ojo humano, la ubicación de la pantalla está relacionada con la seguridad, ya que se encuentra en la línea de la visión, más cerca del camino. Al combinarse con la estética del interior inspirada en el horizonte, la pantalla se convierte en una parte integral del tablero. El equipo diseñadores de la compañía llama a este concepto engawa, el espacio no definido entre el punto donde uno se encuentra, y el lugar hacia dónde se dirige.

El display del concept Ariya muestra información de manejo en un cuadro de instrumentos de forma similar a los autos convencionales, mientras que la pantalla central está dedicada a la información de entretenimiento, controles de funciones de confort y estado del sistema. Ambos están integrados en un estilizado panel que fluye de manera continua entre el conductor y el pasajero.

A pesar de la presencia de dos pantallas, la información se puede mover o desplazar con el dedo de una a otra, dando la sensación de estar ante una sola. Por ejemplo, se pueden ver direcciones y mapas de rutas frente al volante, y luego mover estos datos al centro o hacer que desaparezcan cuando ya no se los necesite.

"La innovadora estructura ondulada del display se basa en un diseño ergonómico tanto para el panel de instrumentos como para la pantalla central. Esto optimiza la visibilidad y permite al conductor alcanzar fácilmente la pantalla central táctil", sostiene Uekuri.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en