lunes 1 de marzo de 2021
MERCADO | 27-04-2020 16:56

La cuarentena profundizará el cierre de una gran cantidad de concesionarios

Desde la Cámara de Comercio Automotor advirtieron que muchos locales no volverán a abrir sus puertas después del aislamiento, si el panorama no cambia. La Cámara de Fabricantes de Motovehículos también hizo su análisis de la situación.

El sector automotor y el de motovehículos son dos pilares de la economía durante los últimos años prometían convertirse en uno de ejes principales para la reactivación del mercado, tanto en ventas como en producción, pero la crisis inflacionaria y la volatilidad cambiaria que se potenció principalmente a partir de 2018, cambió el panorama de manera absoluta. Luego de poco más de un año en caída, todo parecía indicar un leve rebote interanual a partir de este año, pero la propagación del Coronavirus a nivel mundial dejó a los dos sectores (motos y autos) al borde del abismo.

Tras el decreto 297/2020 que dio inicio al aislamiento social, preventivo y obligatorio, una gran cantidad de actividades económicas quedaron paralizadas hasta nuevo aviso y con el correr de las semanas, integrantes de distintos rubros comenzaron a transmitir sus necesidades para volver a la rutina con los cuidados necesarios, no por un tema sanitario, sino para tratar de apalear las pérdidas ocasionadas por el avance de la pandemia.

En el caso automotor y motovehicular, diferentes marcas comenzaron a hacer énfasis en las plataformas digitales para tratar de estimular la comercialización de distintos modelos a través de la web en formatos e-commerce. De todas maneras, esto sirvió para contener parcialmente la caída del sector, ya que según revelaron en las últimas horas desde la Cámara del Comercio Automotor, muchos concesionarios no volverán a abrir las puertas, una vez que la situación se normalice.

Alberto Príncipe

"Nuestras empresas continúan con las cortinas bajas. La situación es difícil y alarmante. En los últimos años el sector prácticamente no tuvo rentabilidad y se sostuvo con los ahorros propios, y ahora agravado por el lucro cesante y los costos que seguimos teniendo", señaló Alberto Príncipe, presidente de la CCA.

Frente a esta situación, el sector solicitó tanto a las autoridades de la AFIP como de la AGIP, excepciones o postergaciones a las obligaciones corrientes en materia tributaria por impuesto a las ganancias, mínima presunta, IVA, empleadores, ingresos brutos, ABL, patentes y sellos.

"Estamos trabajando en conjunto para encontrar una solución para el corto plazo", explicó Príncipe a la agencia NA. Además, el directivo también tuvo en cuenta la apertura de las plantas de Verificación Policial en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o el regreso de los registros como antecedentes.

Lino Stefanuto

La Cámara de Fabricantes de Motovehículos tampoco se quedó atrás y dio sus fundamentos para que el sector vuelva a operar con las medidas sanitarias correspondientes. “Tenemos protocolos ya desarrollados para cuando se levante la cuarentena obligatoria, que nos permitirá cuidar a nuestros empleados y clientes. Estos fueron especialmente diseñados para el funcionamiento de fábricas de motos, partes, concesionarias con sus respectivas áreas, talleres y venta de repuestos.” reveló Lino Stefanuto, presidente de CAFAM.

Además, el directivo hizo un análisis sobre el desarrollo de la pandemia y declaró que la moto es un medio de transporte, que se viene usando cada vez más en este contexto, ya que uno viaja sólo, ventilado, con un casco de uso obligatorio que permite aislar a la persona. También anunció que es por eso que los repartos de alimentos, medicamentos, mensajería; también personal de seguridad, obra pública, salud y en zonal rurales se movilizan en este tipo de vehículos. Stefanuto aclaró que la moto se está utilizando hoy más que nunca y la Argentina tiene un parque de 7.000.000 unidades.

Otro de los puntos centrales que enfatizó el presidente de la CAFAM fue el sistema de financiamiento asociado a los Programas Ahora 12 y 18: “Necesitamos reducir la tasa de interés del programa a 0 por ciento para motos producidas en el país y con integración local, contribuyendo a satisfacer una necesidad concreta con beneficios a quienes aún no pueden resolver la forma de llegar a sus destinos laborales, y además se estará ayudando financieramente a toda la cadena de valor del sector. De esta manera se podría acceder a una moto para movilizarse, como medio de transporte seguro, funcional y económico.”

Con la paralización total de las actividades surgieron consecuencias inevitables como la ruptura de la cadena de pagos, peligrando la continuidad de pymes y por lo tanto, fuentes de trabajo existentes, que se calculan entre directas e indirectas llegan a 10.000.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en