domingo 16 de febrero de 2020
MERCADO | 07-02-2020 17:31

En enero se vendieron más autos de lujo ¿es la tendencia?

Durante el primer mes completo de gobierno de Alberto Fernández, se comercializaron alrededor de 350 autos de lujo más que en el último enero de Mauricio Macri.

Considerando las marcas de autos más caras de la Argentina, durante el primer enero del gobierno de Alberto Fernández se vendieron más vehículos de lujo que en el mismo mes del último mandato de Mauricio Macri.

Parece una paradoja, pero con el debut de un gobierno popular, por lo menos en este primer mes completo del Frente de Todos, se registraron poco más de 1.150 patentamientos de vehículos, cuya gran mayoría supera los 40.000 dólares. Buscando los datos de lo que pasaba el mismo mes del año anterior, encontramos que las mismas marcas que tuvimos en cuenta para este análisis, apenas alcanzaron las 800 unidades, lo que implica un aumento de más de 350 “naves” retiradas de los concesionarios.

Las justificaciones pueden ser varias; lo cierto es que como en diciembre ya se había anunciado un aumento en las alícuotas que comenzarían a correr en enero. De esa manera, muchos se apresuraron a adelantar la facturación de sus vehículos para evitar el recargo, al mismo tiempo que dejaron el patentamiento para el mes siguiente, con el fin de tener un modelo “un año más nuevo”.

También hay que tener en cuenta que está ocurriendo algo que ya había sucedido cuando regía un sistema similar al cepo cambiario. Gran parte de los compradores cuentan con ingresos en dólares. Así, si tenemos en cuenta que la cotización de estas marcas se rige por la moneda oficial (incluso algunas toman el dólar a menor precio) y que hay una importante brecha con el dólar “paralelo”, el auto le va a terminar saliendo más barato.

Por ejemplo, el 20 de diciembre la moneda estadounidense oficial rondaba los 63 pesos, mientras que si ese mismo día el comprador cambiaba los billetes en el mercado paralelo, podía conseguir hasta 75 pesos por dólar.

Lo concreto es que en materia de ventas “autos caros”, en este arranque hay una diferencia bien marcada hacia un gobierno considerado popular. Veremos qué pasa en el transcurso de los meses.

A juzgar por el fuerte aumento que tuvieron los vehículos más exclusivos (ver recuadro con ejemplos) y el mal augurio que pronostican los representantes de las respectivas marcas, la tendencia seguramente se irá revirtiendo, salvo que la brecha cambiaria siga aumentando.

 

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios