sábado 24 de julio de 2021
NOTICIAS | 19-08-2016 10:46

Manejamos el Nissan Kicks, el SUV que llegará a Argentina en 2017

Fue un contacto en Brasil. Elegido como Auto Oficial de los Juegos Olímpicos de Rio, es cómodo, versátil y de buena calidad.

Por Augusto Brugo Marcó (desde Brasil)

Los Juegos Olímpicos de Río están en su punto máximo y el mundo entero está pendiente de ese gran evento deportivo, competencia universal elegida por Nissan para promocionar el Kicks, SUV compacto que manejamos en la ciudad carioca.

Se trata de un producto de estilo joven y desenfadado al que conocimos como concept car en el Salón de Sao Paulo de 2014 y después en el Salón de Buenos Aires de 2015. Fue concebido a través de una colaboración entre Nissan Design América, en San Diego, y Nissan Design América-Río. De tamaño compacto, mide 4.300 mm de largo, 1.800 mm de ancho y 1.600 mm de alto, mientras que la distancia entre ejes es de 2.620 mm. Cuenta con detalles propios de la marca, como la prominente parrilla denominada V-Motion, y es evidente que hereda algunos rasgos X-Trail.

Un detalle joven y canchero que nos llamó la atención es la combinación de colores. Por ejemplo, en el caso de la unidad que manejamos el techo era de color anaranjado, mientras que el resto de la carrocería era gris oscuro.

El interior combina frescura con funcionalidad; tiene una buena calidad percibida, a pesar de que hay abundancia de plásticos duros. Es amplio pese a la caída del techo en las plazas traseras y posee un panel de instrumentos que apunta a los amantes de la tecnología. La pantalla táctil de 7 pulgadas posee un práctico sistema de conectividad para smartphones. Atrás hay espacio aceptable para dos pasajeros adultos y un tercero eventual. El baúl es razonable (432 dm³) con la grata sorpresa de que debajo del piso aloja una rueda de auxilio del mismo tamaño que las titulares, con llanta de aleación incluida.

La posición de manejo para nuestro gusto es demasiado elevada, aunque el volante permite regularse en altura y profundidad. Los asientos son muy cómodos y fueron desarrollados en conjunto con tecnología aeronáutica de la NASA denominada “Zero Gravity”.

Entre el equipamiento destacado, dispone de encendido por botón, acceso sin llave, climatizador automático de una zona y tapizados de cuero. Entre los faltantes más importantes encontramos el cruise control, techo solar, sensor de lluvia, espejo fotosensible y caja automática que permita intervenir en el paso de cambios.

En términos de seguridad, dispone de airbags frontales, laterales y de cortina; ABS y control de tracción y de estabilidad. La cámara de marcha atrás es muy buena, ya ofrece "visión 360", algo propio de modelos de alta gama.

Motor conocido y confort de marcha

La unidad que manejamos estaba equipada con el único motor que ofrece.  Un 1.6 que es similar al que equipan el March, Versa y Note, pero recalibrado y con la tecnología flex que se utiliza en Brasil eroga 114 CV, 15,5 kgm a 4.000 rpm y combinado con una caja automática tipo CVT ofrece buena respuesta. A pesar de que la caja no tiene modo manual para poder intervenir, está dotada de un discreto modo sport, cuyo botón está muy disimulado.

Las prestaciones, según el fabricante, es que acelera de 0 a 100 km/h en poco más de 11 segundos, y alcanza una máxima del orden de los 180 km/h. El consumo con etanol no pudimos medirlo por la brevedad del contacto, pero nos llamó mucho la atención la escasa capacidad del tanque de combustible, de apenas 41 litros.

Impresiones

El contacto que mantuvimos fue por calles semideterioradas, algunos sectores sinuosos de montaña y un tramo de ruta que nos permitió acelerarlo hasta 140 km/h. El Kicks impresiona bien por el confort de marcha, las suspensiones (independientetipo McPherson adelante y eje de torsión atrás) garantizan un andar bastante blando que no llega a comprometer la estabilidad. Tiene un buen despeje del piso de 20 centímetros. En líneas generales se lo percibe con buen aplomo y está bien insonorizado, al menos hasta 130 km\h.

A pesar de la posición de manejo elevada es agradable de manejar, gracias a las cualidades de la dirección eléctrica con buena calibración y optimo radio de giro.

El Kicks se ofrece hoy en Brasil a 89.900 reales, unos $400.000, un valor que si se lo traslada a nuestro mercado es interesante, sobre todo porque resultaría un poco más accesible que el Honda H-RV que es el más semejante por concepto y diseño. Habrá que esperar al año próximo para poder tenerlo en nuestro mercado y evaluarlo con mayor profundidad.

Lo mejor

Confort de marcha

Diseño atractivo

Calidad percibida

Rueda de auxilio similar a las restantes

Lo peor

Caja sin opción de paso manual

Algunos faltantes de equipamiento

Tanque de combustible chico

Ruidos de viento a más de 130 km\h

FICHA TECNICA

Motor: delantero, transversal, 4 cilindros en línea, 16V, distribución por cadena, alimentado por inyección electrónica tipo flex

Cilindrada: 1.598 cm³

Potencia: 114 CV a 5.600 rpm

Torque: 15,5 kgm a 4.000 rpm

Transmisión: Automática tipo CVT, 6 marchas virtuales y tracción delantera

Dirección: Eléctrica

Suspensiones: Delantera: independiente tipo McPherson

Trasera: eje de torsión

Frenos: Discos

Delanteros: discos ventilados

Traseros: cintas y campanas

Neumáticos: 205/55 R17

Dimensiones

Largo: 4,29 m

Ancho: 1,76 m

Alto: 1,59 m

Distancia entre ejes: 2,61 m

Tanque de combustible: 41 litros

Peso en orden de marcha: 1.142 kg

Baúl: 432 dm³

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en