viernes 17 de septiembre de 2021
NOTICIAS | 13-02-2019 08:31

Lamborghini restauró un Miura SV del presidente de la FIA

Polo Storico, la división de Lamborghini que se encarga de devolver a su estado original viejos clásicos de la marca, puso manos a la obra en un auto de Jean Todt.

Sin dudas, el Lamborghini Miura fue un automóvil revolucionario. Inspirado en autos de competición como el Ford GT40 y el Ferrari 250 LM, que dominaron la escena deportiva a principios de la década del sesenta, este auto de la firma de Bologna fue un verdadero pionero en la escena de los autos deportivos. Fue el primer deportivo de lujo en presentar una disposición central del motor, permitiendo así un reparto más equilibrado entre los ejes. Al momento de su salida al mercado en 1966, era el automóvil de producción en serie más rápido del mundo.

El francés Jean Todt, mandatario de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) desde 2009, es dueño de uno de los 764 Lamborghini Miura producidos entre 1966 y 1973. El de Todt es un Miura P400SV, la versión más famosa de este clásico, con prestaciones más deportivas, nuevos faros y ruedas traseras más grandes.

Sólo se fabricaron 150 ediciones del P400SV y la del presidente de la FIA es única ya que tiene un error: lleva el número de chasis de otro Miura, un modelo P400S de 1968 que fue destrozado en un choque al poco tiempo de ser vendido. La de reutilizar el número de chasis era una práctica común de Lamborghini, que de esa forma le ahorraba al comprador las altas tasas de importación.

El auto de Todt, pintado en color Rosso Corsa con una línea dorada e interior negro, originalmente fue comprado por un sudafricano de apellido Mecin. A esos colores lo restituyó Polo Storico, la división de Lamborghini especializada en restaurar viejos autos de la marca y que opera en la fábrica de Sant'Agata Bolognese. El vehículo fue desarmado por completo y cada parte fue analizada, llegando a la conclusión de que presentaba un gran desgaste, algo lógico, pero tratando de mantener las piezas originales en la restauración.

El evento de Retromobilé en París, Francia, fue el lugar elegido por Lamborghini para devolver a Jean Todt su preciado Miura. Antes de entregarlo fue firmado por Stefano Domenicali, el jefe de la empresa italiana. La relación de Domenicali con Todt va más allá de simple cortesía política: el italiano fue quién reemplazó al francés de la dirección de la escudería Ferrari de Fórmula Uno cuando Todt se marchó tras la temporada 2007. Todt, el primer no italiano en estar a cargo del equipo Ferrari, obtuvo seis campeonatos de pilotos entre 1994 y 2007. Domenicali, su sucesor, no consiguió títulos de pilotos entre 2008 y 2014, aunque logró el último título de Ferrari hasta la fecha: el campeonato de constructores de 2008.

También te puede interesar

at Agustín Aboy

Galería de imágenes

Comentarios

Más en