viernes 18 de octubre de 2019
NOVEDADES | 09-05-2019 13:23

Cambio de paradigma en el Salón de Nueva York

La muestra automotriz de la Gran Manzana abrió el debate entre los analistas: para sorpresa de muchos, llenar los stand de SUV, los productores se jugaron con modelos que (casi) son del pasado.

Shanghái y Nueva York están a sólo doce horas de vuelo, aunque en estos días parecen estar a años, quizás décadas de distancia, al menos en el mundo del automovilismo. Mientras las automotrices mostraban el camino a una nueva era en la feria de China, con muchos autos eléctricos nuevos y prototipos, en el Salón del Automóvil de Nueva York (del 19 al 28 de abril) jugaron el papel inverso. 

Al mismo tiempo, celebraban allí nuevos productos que, en comparación, parecen venir de un mundo casi pasado. Los grandes vehículos todoterreno y los deportivos fueron el centro de atención de la Gran Manzana. Para muchos, el futuro hace aquí una pausa. 

Además, lo más importante en la edición de este año de la muestra norteamericana no llegó de mano de los norteamericanos, sino de Mercedes-Benz. Los alemanes revelaron el nuevo GLS, que como el buque insignia de la creciente flota de SUV es de un tamaño mayor.

Cambio de paradigma en el Salón de Nueva York

Clasificado como un Clase S entre los todoterreno, el vehículo de 5,21 metros de largo y siete asientos ofrece aún más lujo y rendimiento. Finalmente, hay un nuevo motor con ocho válvulas y 489 CV de potencia. 

El GLS está flanqueado por el GLC revisado, que en Nueva York fue presentado en cuatro variantes: con la parte posterior inclinada y como cupé, y también como un modelo AMG con hasta 510 CV.

Y como si esto no fuera suficiente, en la exposición también se pudo ver el CLA 35 AMG, con motor de 306 CV.

Volkswagen y Porsche también atendieron a los seguidores del Heavy Metal. La marca alemana exhibe la pick-up Tarok creada para los mercados sudamericanos para competir con productos de gran éxito en esos países tales como la Fiat Toro. La VW Tarok no llegará al mercado estadounidense. 

Cambio de paradigma en el Salón de Nueva York

Claro que para sintonizar con los estadounidenses y con ellos con el resto del mundo, se espera que la marca de Wolfsburgo apunte sus cañones con la pick-up mediana que fabricará en colaboración con Ford para reemplazar a la Amarok, y que también se fabricará en Argentina.

Porsche, en tanto, gira en torno al 911 Speedster, que mira al pasado. Después de todo, Porsche celebra el 70 aniversario de la construcción de autos deportivos con este convertible radical de 500 CV y ha limitado el automóvil a 1948 unidades por este motivo. Así, el Speedster recuerda el año de nacimiento del 356, con el que comenzó la historia en 1948.

Los fabricantes estadounidenses siguen con sus innovaciones para el aquí y ahora y dejan que el futuro espere un poco. Por lo tanto, el sucesor del CTS de Cadillac, el CT5, fue rediseñado y se ha convertido en un sedán atractivo de tamaño mediano. Pero viene solo con motores convencionales. Y el hecho de que Ford ofrezca el Kuga recién presentado en Europa como Ford Escape o Lincoln Corsair con motor híbrido o plug-in (enchufable) es un paso adelante. A juzgar por las docenas de SUV puramente eléctricos de Shanghái, es a lo sumo un pequeño atisbo.

Cambio de paradigma en el Salón de Nueva York

También de Asia vienen una serie de novedades con tecnología más convencional. En Toyota, por ejemplo, el Highlander, por supuesto híbrido, es la próxima generación de vehículos todo terreno de tamaño medio. Subaru muestra una nueva edición del Outback, que debería entrar a Europa en el próximo otoño boreal.

Hyundai redondeó el modelo Venue con poco más de cuatro metros de largo. Este todoterreno sólo llegará a los mercados de Asia y América.

Cambio de paradigma en el Salón de Nueva York 

Hay solo dos momentos en que el futuro se asomó en Nueva York. Uno fue en la premiación al Auto del Año a nivel mundial (World Car of the Year), en el que un jurado global de más de 50 periodistas eligió el Jaguar I-Pace. 

El otro fue la presentación del Genesis Mint Concept. El prototipo es eléctrico y un anticipo de un posible modelo urbano de la firma de lujo subsidiaria de la surcoreana Hyundai, que se especializa en grandes sedanes.

Fuente: dpa

Galería de imágenes

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario