miércoles 1 de febrero de 2023
NOVEDADES | 02-05-2019 15:01

Leonardo Da Vinci también diseñó autos

Es considerado el paradigma del “homo universalis”, un sabio en el sentido más amplio de la palabra. Incursionó en campos tan disímiles como, por ejemplo, anatomía, botánica, pintura y escultura, pero también en la aerodinámica y la hidráulica. Un concept car lleva su nombre.

Hablar de Leonardo Da Vinci es referirse a un personaje sin comparación en la historia de la humanidad. Recorrer su historia de vida genera sorpresa tras sorpresa en el lector desprevenido o en aquel que solo lo recuerda por ser el creador de La Gioconda.

Leonardo nació en la villa de Vinci, en la región de La Toscana, Italia, el 15 de abril de 1452. Desde muy pequeño demostró interés por el arte y a temprana infancia edad animales mitológicos creados por su imaginación. Esa condición empujó a su padre a permitirle ingresar como aprendiz en el taller de Andrea del Verrocchio donde aprendió pintura, escultura y técnicas y mecánicas de la creación artística. 
El primer trabajo que se le atribuye a Leonardo y del cual se tienen datos certeros, fue la esfera de cobre que corona el domo de la iglesia de Santa Maria dei Fiori. Al poco tiempo empezó a mostrar sus capacidades cuando se inició con maestría la nueva técnica pictórica que llegaba de los Países Bajos: la pintura al óleo.
Sin embargo, su época de gran producción se refuerza en 1482 cuando ingresó en la corte de Ludovico Sforza, como ingeniero militar. Allí creó innovadores sistemas de palancas para multiplicar la fuerza humana. También incursionó en la arquitectura, la pintura y la escultura. Incluso dedicó su tiempo a la fabricación de laúdes. 

Leonardo Da Vinci también diseñó autos
En lo estrictamente militar, entre otras de sus creaciones podemos mencionar, un submarino individual, (cuyo armamento era un taladro, para atacar las embarcaciones enemigas por debajo), piezas de artillería con proyectiles de acción retardada y barcos con doble pared para resistir embestidas. 
La situación de hacinamiento de los habitantes de Milán llevó a Leonardo a buscar una solución. Para eso proyectó espaciosas villas, planificó la canalización de ríos e creó sistemas de defensa ante la artillería enemiga. Incluso, en la guerra con Pisa, desarrolló un proyecto para desviar el río Arno para cercar la ciudad enemiga.
Paralelamente sigue pintando, generando nuevas técnicas y creando varias de las piezas consideradas como obras maestras, entre ellas, La Última Cena y la Mona Lisa, tambien conocida como La Gioconda.
También se interesó por la anatomía y el vuelo de las aves, actividades que lo convencieron de que el hombre podría volar si llegaba a conocer las leyes de la resistencia del aire. Escribió varios tratados al respecto muchos de los cuales son considerados como precursores de los helicópteros.
Creo también herramientas, relojes, barcos un velocípedo (una especie de bicicleta), grúas, un paracaídas, un barco de pedales y un automóvil con tres marchas y dirección. Y hasta un odómetro.
Leonardo murió el 2 de mayo de 1519 en Cloux, Francia, mientras, a pesar de su salud deteriorada, (su brazo derecho estaba paralizado) escribía tratados sobre disciplinas varias.
Considerado el paradigma del homo universalis (hombre universal), Leonardo fue un verdadero genio, no solo en su época; varios de sus trabajos son admirados aun en la actualidad y respaldan las especulaciones: qué maravillas hubiera creado si hubiera tenido a su alcance los avances tecnológicos de la modernidad.  

En su honor
El el reciente Salón del Automóvil de Ginebra (Suiza), el legendario estudio de diseño Italdesign presentó un modelo en homenaje al gran creador. Se trata del Italdeign DaVinci Concept, un prototipo fabricado para mostrar nuevas soluciones tecnológicas que, como es evidente, intenta ser tan vanguardista como el inventor toscano.

Leonardo Da Vinci también diseñó autos
Este destacado producto de la casa italiana muestra una silueta atractiva, carrocería que mide 4.981 mm de largo y 2.124 mm de ancho con una distancia entre dejes de caso tres metros, con faros led, tanto frontales como traseros, cuya principal característica es la apertura de sus puertas tipo halcón.
El habitáculo, lujoso y deportivo, dispone de cuatro butacas individuales y suma tecnología digital para la operación de las funciones.  
Por supuesto, por tratarse de un modelo que pretende homenajear al gran Leonardo, está creado para respetar ciertas características especiales, la más innovadora es que puede utilizar tanto un sistema de propulsión eleceléct como uno convencional: está preparado para recibir dos generadores, uno en cada eje, o un motor convencional, inicialmente un V8 de cuatro litros. Seguramente a Leonardo le hubiera gustado.

Galería de imágenes

Walter Togneri

Walter Togneri

Comentarios

Más en