sábado 15 de mayo de 2021
NOVEDADES | 30-08-2020 05:54

A 50 años de la carrera que unió a Palito Ortega y el Loco Luis Di Palma

El 30 de agosto de 1970, el cantante se convirtió en copiloto del ex corredor de Arrecifes en la carrera del TC de Chivilcoy.

Un día como hoy pero de 1970, la música y el automovilismo se unieron para llevar a la victoria a dos personalidades muy conocidas de la Argentina. Por un lado, Ramón "Palito" Ortega, cantante, actor y ex político. Por otro, uno de los grandes corredores del automovilismo nacional, Rubén Luis Di Palma.

Un año después de formar parte de la Misión Argentina en Nürburgring, el piloto de Arrecifes invitó a Palito para que ocupara el puesto de copiloto en la carrera de Chivilcoy del Turismo Caretera a bordo del Torino 380W, que lo llevó a lo más alto de esa temporada para conseguir su primer título en el TC (Fórmula A).

“Palito era muy amigo de Patricio Peralta Ramos y yo también. Nos hicimos amigos y me acompañó en Chivilcoy”, decía Luis, según indicó deautosmotivo.

Ortega consiguió que para aquella carrera de fines de agosto, el automovilismo quedara no sólo bajo la lupa de los seguidores de los "amantes de los fierros", sino también que varios medios de prensa de diferentes temáticas terminaran sumándose a la transmisión que salía desde el partido bonaerense.

Palito y Di Palma

Aquel día, junto a Palito como acompañante, el Loco Luis alcanzó el primer lugar en la quinta fecha del campeonato, logró el récord de vuelta y obtuvo el tercer triunfo consecutivo con el Toro de Juan Fava, diseñado por Oreste Berta. Eduardo Volpicina y Gastón Perkins completaron el podio. Del primer puesto al octavo, todos los modelos en completar la carrera fueron Torino.

Además de la noticia de Palito y Di Palma, otras dos novedades fueron el debut de Roberto Mouras y la presentación de Jorge Cupeiro con un Chevrolet 400.

 “Nosotros estábamos en los boxes, el auto tenía que parar para reabastecerse y piloto y acompañante bajarse mientras se cargaba el combustible. Fue muy rápido porque la tapa de baúl tenía un solo broche. Yo coloqué el embudo y otro de los muchachos echó el bidón. Tito (Hanley) era el encargado de limpiar el parabrisas... Luis ya había subido al auto y se había abrochado los cinturones… Palito cuando bajó se sacó el casco… Cuando vimos eso… Tito le tiró con la rejilla para que se apurara y yo de un empujón lo senté en el auto.. Cuando terminó la carrera, Palito se reía y nos decía – ¡Miércoles, que habían sido bravos ustedes! –“

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en