martes 29 de noviembre de 2022
NOVEDADES | 28-10-2022 00:00

Por qué los planes de ahorro le "ganan" a los sobreprecios

La financiación es una de las formas de pago más famosas a la hora de comprar un 0km, y a pesar del contexto económico existen algunas ventajas.

Una de las formas más elegidas por los usuarios a la hora de comprar un 0km es a través de los planes de financiación, en especial los planes de ahorro. Las marcas que ofrecen esta modalidad tienen diferentes condiciones. Algunas financian el 100 por ciento de un vehículo, otras el 70 (por ciento) con una cuota extraordinaria del 30 (por ciento), mientras que los plazos suelen ser de siete a diez años.

En líneas generales, son financiadas las variantes más básicas de un modelo determinado, y obviamente el valor que se toma para sacar la cuota pura es el del precio ofrecido al público.

¿Cuál es el problema del plan de ahorro? Si bien pueden haber puntos positivos y negativos, entre estos últimos se encuentra uno de los grandes males de la Argentina: la inflación. En un contexto donde el índice de precios gira en torno al 100 por ciento de cara a fin de año, los valores de los autos aumentan con una gran magnitud, afectando todos los meses al costo final de la cuota que el usuarios de un plan debe pagar. 
Seguro
A pesar de la cifra inflacionaria, este es un punto en contra que esta modalidad lleva consigo misma desde hace décadas, debido a que mínimo pasaron 20 años que vivimos en un mercado donde los precios suben constantemente (por obvias razones, contamos como punto de partida la salida de la convertibilidad, sino deberíamos retrotraernos a más de medio siglo con valores en alza de forma constante).

Si los sueldos subieran a la par de la inflación, es posible que se pudiera "compensar" ese incremento que todos los meses les llega a los usuarios que apostan por los planes de ahorro, pero en la práctica muy pocas veces ocurre.

Hasta el momento, en esta nota casi no dijimos nada que la mayoría de las personas no estén enteradas, pero hablemos también del "punto positivo" de este tipo de financiación.

En primer lugar, sea como sea, aquellas personas que ingresan a esta modalidad se están capitalizando, teniendo en cuenta todo lo negativo mencionado anteriormente. Aún así, en estos últimos años ocurrió un fenómeno a favor de este tipo de planes.

Parecería una cosa de locos, pero se convirtieron en una herramienta para "combatir" los sobreprecios. ¿Por qué? Como te dijimos en los párrafos anteriores, los autos que se ofrecen bajo esta modalidad deben estar sujetos a un precio específico, y para que esto ocurra se toma como referencia el valor "de lista" o "sugerido al público".

Esto significa que por más que haya un auto de 4.000.000 de pesos (de lista) y lo vendan con sobreprecios de 1.000.000 (5.000.000 pesos totales), la automotriz termina tomando como referencia el costo "real" (4.000.000), ya que para sacar la cuota del mes que el usuario debe abonar, es necesario tener un valor fijo y certero (valor móvil), sin tener en cuenta las suposiciones del mercado.
Concesionario
Donde sí habrá que tener cuidado es al momento de la adjudicación. El usuario puede salir sorteado o licitar, pero hay algunos inconvenientes que cada vez son más comunes en la actualidad. La falta de stock y los problemas de importación hacen que sea ese el momento oportuno para que algunos concesionarios y/o automotrices aprovechen para "cobrar" los famosos sobreprecios.

A pesar de que puedan respetar los valores "de lista" durante la modalidad de plan de ahorro, muchas personas quieren su unidad de forma instantánea o según los plazos que se compromete la empresa según el contrato que se firma al momento de ingresar en este tipo de financiación. Sin embargo, debido a los problemas de falta de vehículos, varias compañías suelen extender los tiempos de entrega y solicitar un "costo extra" si el usuario no quiere esperar demasiado.

Obviamente, quedará a criterio de cada uno, al igual que realizar algún tipo de acción judicial por los incumplimientos de los plazos, pero lo que podemos decir es que en un contexto económico más que complicado, existe un "punto positivo" para los planes de ahorro, debido a que se convirtieron en un instrumento para "ganarle a los sobreprecios".

Galería de imágenes

Dilan Bucchianeri Lima

Dilan Bucchianeri Lima

Comentarios

Más en