jueves 2 de abril de 2020
NOVEDADES | 03-02-2020 13:55

El día que Parabrisas manejó el Volkswagen Taigun

El concept del SUV compacto había estado en la Argentina para ser exhibido en el salón de Buenos Aires de 2013 y realizar la producción fotográfica del catálogo oficial.

“El domingo a las siete A.M frente a aeroparque”. Así terminó la conversación con quienes manejaban en esos tiempos el área de prensa de Volkswagen Argentina. ¿La invitación? Muy atípica por cierto: tener un breve contacto con el prototipo que había sido una de las grandes novedades de la marca en el reciente Salón del Automóvil de Buenos Aires, y que “podría producirse en poco tiempo en nuestra región”.

Sin dudarlo fuimos al encuentro, una mañana muy fresca y ventosa, a escasos metros del emblemático Club de Pescadores de Buenos Aires. Por entonces comenzaba a transformarse aquella zona de la costanera porteña en un corredor más amplio, y entre tanta obra en construcción, disponíamos de unos mil metros a la vera del río para la producción fotográfica.

Tan avanzado estaba el proyecto Taigun en 2013, que un equipo de fotógrafos alemanes (de Volkswagen) había estado durante varios días en el país generando imágenes para el catálogo de prensa del modelo de producción, que finalmente quedó trunco: nuestra unidad montaba un novedoso propulsor tricilíndrico de 110 CV y contaba con tracción 4x2. 

A más de seis años de aquél evento y con la confirmación oficial por parte de Volkswagen de la producción de un SUV compacto utilizando el nombre Taigun (VER NOTA), recordamos la nota publicada en nuestra edición nº 418 (correspondiente al mes de agosto de 2013) titulada “Futuro terrenal”

...El año pasado lo conocimos en el Salón de San Pablo y luego lo volvimos a ver en la muestra argentina con claros mensajes de que en poco tiempo se hará realidad. Hablamos del Volkswagen Taigun, modelo que tuvimos posibilidad de manejar en vísperas del Salón de Buenos Aires y que marca cómo será la receta de la casa alemana en el segmento de los SUV compactos. El Taigun que manejamos tiene mucho más de real que de prototipo; al menos así lo percibimos luego de un breve contacto. A diferencia de la que se podía ver en La Rural, a dicha  unidad se le reemplazaron los neumáticos de exhibición por un juego de cubiertas normales con el fin de poder circular por las calles. Durante esos días, Volkswagen organizó pruebas de manejo para medios extranjeros y locales. Este producto derivará de  la plataforma del Up!, auto económico que tiene la difícil tarea de reemplazar al exitoso Gol Power y que en poco tiempo más será lanzado en Brasil. El proyecto del Taigun se estima que estaría listo para el 2015, ya que VW quiere morder parte del mercado del Ford EcoSport, muy consolidado, y del  nuevo Chevrolet Tracker que en breve será lanzado. Durante el contacto que mantuvimos con el auto pudimos saber que el Taigun que se venderá en la Argentina llevaría el auxilio colgado sobre el portón. De esta manera ganaría una mayor percepción de SUV, ya que su tamaño no es mayor que el de sus potenciales rivales. En principio se ofrecería con dos motorizaciones de la nueva planta de tres cilindros y un litro con diferentes niveles de potencia (85 y 110 CV) y solo  con tracción 4x2.

Simpático y cómodo para la ciudad
El exterior del Taigun se rige por el claro ADN de diseño de Volkswagen –definido por los diseñadores jefe Walter de Silva (grupo) y Klaus Bischoff (marca)– que le confiere un aspecto vigoroso y de buena calidad percibida. Mide 3.859 mm de largo, 1.728 mm de ancho y 1.570 mm de alto. En relación con las dimensiones exteriores, la distancia entre ejes ofrece una gran longitud de 2.740 mm. El resultado son cortos voladizos de la carrocería y proporciones muy atractivas. El interior ofrece un espacio razonable para cuatro en donde se destaca su techo elevado. Un detalle que nos llamó la atención son las ventanillas traseras pivotantes, algo que probablemente se modifique en la versión de serie.  El baúl cuenta con un volumen de 280 dm3 aunque, rebatiendo el asiento trasero, el valor aumenta  a 987 dm3. La elevada posición de manejo es típica de este tipo de SUV y se orienta al deseo de muchos usuarios de manejar con mayor visibilidad. La altura libre hasta el techo adelante es de 1.036 mm y atrás, de 980 mm; asimismo, el amplio espacio libre para las piernas permite una comodidad elevada en la parte trasera. La columna de dirección puede regularse en altura.
Cuanta con numerosos espacios portaobjeto y luce llamativas combinaciones de colores y de materiales que subrayan el espíritu joven.  Aunque en la prueba de manejo se repetían a modo de presentación las funciones de la pantalla central, aseguran que poseerá un sistema de infoentretenimiento integrado con interfaces para conectar smartphones. Por encima del sistema de radio-navegación y sobre el cuadro de mandos se encuentran situados tres instrumentos (presión del aceite, temperatura del agua y presión de carga). Haciendo juego con estos detalles de equipamiento se ofrece un volante de cuero plano ergonómico de tres radios que se adapta perfectamente a las manos del conductor.

Alta tecnología de 110 CV
El nuevo motor naftero 1.0 TSI (turbo de inyección directa) de tres cilindros desarrolla una potencia de 110 CV a 5.000 rpm. Según el fabricante, el consumo medio de combustible es de más de 20 km/l, el equivalente a un Diesel de última generación. El torque  (17,8 kgm) está disponible  a partir de 1.500 rpm, garantizando una buena respuesta, algo que percibimos durante la prueba de manejo. A pesar de la baja cilindrada es progresivo y tiene buen poder de aceleración. Lo único por lo VW deberá pelear es por la percepción que tiene el público local de los motores de baja cilindrada. El prototipo que manejamos pesaba apenas  985 kg y lograba acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 9,2 segundos. Según VW, alcanza una velocidad máxima de 186 km/h. Este propulsor se combina con una caja manual de seis velocidades. Por sus características es un auto concebido para el manejo urbano con buena respuesta de la dirección y reducido diámetro de giro.
Sin duda, este Taigun tiene todo el potencial para ser un modelo que marcará tendencia en la región, ya que promete ser accesible y muy barato de mantener. Los medios europeos ya se arriesgan a decir que en el Viejo Continente su precio rondará los 15.000 euros. Será  cuestión de esperar.

Alejandro Cortina

Alejandro Cortina

Comentarios