lunes 28 de noviembre de 2022
TEST | 03-10-2012 16:48

Deportivo con nombre y apellido

El exponente más radical del legendario modelo que llega a la Argentina avasalla con una potencia de 211 CV a partir del ahora mejorado 1.6 turbo, que logra 132 caballos por litro de cilindrada. Su aspereza también es proporcional.

Toda la gama MINI cuenta con su versión John Cooper Works (ver recuadro) y la del modelo estándar no es la excepción. Además de disponer de mayor potencia, esta variante se diferencia por añadir detalles que se advierten tanto en el exterior como en el interior. El primer MINI John Cooper Works estuvo disponible de 2008 a 2010. En la gama MINI 2004 también hubo otra versión deportiva, llamada Cooper S John Cooper Works, también de 211 CV. Se trataba un kit de potenciación del Cooper S, que en ese entonces entregaba 174 CV. Para complementar la serie deportiva, MINI acaba de presentar en el Viejo Continente el John Cooper Works GP, la versión más potente y rápida de la gama MINI y cuya producción será de sólo 2.000 unidades.

Diseño

Pasaron once años desde la reaparición del modelo, pero su silueta sigue atrayendo como si se hubiese presentado ayer. El kit que equipa de serie mejora notablemente el flujo del aire. En esta variante lo hace aún más, con la adopción de alerón y faldones. Además, la doble salida de escape y los faros posteriores exclusivos del modelo se complementan con llamativas llantas y distintivos colores exteriores.

En el interior también impera un ambiente netamente sport, gracias, entre otros detalles, a la adopción de apliques ad hoc, a la tapicería y al nuevo volante con el logotipo de John Cooper Works en la zona inferior del radio central. La destacada calidad se mantiene intacta, en sintonía con la extrema rigidez del chasis.

Lea el resto de esta nota en la edición de Octubre de la Revista Parabrisas

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en