viernes 17 de septiembre de 2021
TEST | 05-08-2021 15:25

Haval H6: probamos el renovado SUV chino

En su nueva generación, este modelo mantiene la jerarquía de ser uno de los Sport Utility de su origen con mejor calidad y tecnología, adoptando soluciones de alto nivel y mucho confort. Con motor turbo de 190 CV y mucho espacio interior, le toca rivalizar con productos ya instalados en el segmento.

Hace unos tres años probábamos un producto de una marca nueva: Haval. En ese entonces, el H6 Coupé fue el primer SUV chino que nos sorprendió por la calidad percibida, sumada a tecnologías nunca antes vistas en productos de similar origen, entre ellos la motorización turbo y la caja de doble embrague.

Básicos:
Velocidad máxima: 194 km/h / Potencia: 190 CV / Consumo promedio: 10,7 km/l / Precio: u$s 41.900

Diseño/Aerodinámica (✭✭✭1/2): Si bien tiene un diseño moderno y actualizado, se muestra bastante formal. Digamos que no cautiva demasiado por su figura exterior. Muy buena insonorización.
Confort/Espacio interior (✭✭✭1/2): Buen espacio para cinco ocupantes gracias a plazas traseras amplísimas. Buena capacidad en el baúl y confort para el conductor.
Motor/Prestaciones (✭✭✭✭): Se trata de un motor provisto con tecnología moderna y potencia suficiente. Logra prestaciones favorables, con un consumo algo elevado. Buena percepción general.

Los más: Espacio interior/baúl • Motor/prestaciones • Insonorización • Equipamiento tecnológico.

Instrumental/Equipamiento (✭✭✭✭): Muy buena dotación, ya sea tecnológica o en materia de confort. El instrumental digital luce moderno, pero en ocasiones se hace difícil de ver.
Suspensión/Dirección (✭✭✭): El comportamiento de las suspensiones resulta agradable, aunque no se destaca por el confort de marcha. La dirección no es de las más directas, pero cumple.
Transmisión/Caja (✭✭✭✭): Se trata de una transmisión de doble embrague y siete velocidades. Más rápida y más eficiente que una CVT, pero no del todo precisa. Solo opción de tracción simple.

Los menos: Consumo elevado • Confort de marcha • Calidad de algunos materiales • Auxilio temporal/neumáticos de 19”.

Seguridad/Frenos (✭✭✭): Muy buena dotación de seguridad, incluso con asistentes a la conducción. Frenos con respuesta acorde.
Precio/Garantía (✭✭): El valor es lógico si consideramos su equipamiento, calidad y tecnología. La garantía es de 3 años o 100.000 kilómetros.

Haval H6
En el transcurso de los años se agregaron nuevos modelos de otras marcas del mismo origen con una calidad al menos parecida, e incluso Haval estrenó una nueva generación del H6, que llegó al mercado a inicios del 2021.

Como todo producto de su origen, conforma el segmento C o mediano, con miras de apuntar a uno superior, por tamaño o espacio interior. Claro que este año no es precisamente el mejor para presentar un modelo de dicho segmento: además de la pandemia del coronavirus, dos productos regionales están a punto de llegar y establecer sus condiciones como líderes.

Haval H6

Por un lado, el renovado Jeep Compass con motor de 1,3 litros turbo, y por el otro el nuevo Volkswagen Taos, que ya estamos probando y cuyo test publicaremos en la próxima edición.

¿Qué podrá hacer Haval frente a esos referentes? ¿Vale la pena “arriesgarse” por un modelo de origen chino, teniendo otras alternativas regionales? Son preguntas que cualquier posible usuario se hará, y por eso intentaremos aclararlas en esta nota.

Haval H6

Un modelo muy llamativo

El nuevo Haval H6 no pasa inadvertido, ya que se muestra grande y hasta ostentoso, pero también con un estilo poco congruente. Tiene ruedas gigantes (19 pulgadas) y mucha superficie en chapa, lo que lo dejan ver alto, sin una gran imagen identificable.

Principalmente, porque el frontal luce bastante parecido al de la generación pasada, aunque no así el resto de la carrocería. Las líneas son relativamente atractivas, pero hay que tener en cuenta que el color de esta unidad también sumaba bastante.

Haval H6

Por su formato, se diría incluso que se ve más grande de lo que en realidad es: mide 4,61 metros de largo, o sea apenas más grande que un SUV del segmento C regional, que está en el orden de los 4,45 metros.

Algunos detalles, como las ópticas apaisadas o la parrilla, con gran injerencia de cromados, aumentan la sensación de lujo, pero sin estridencias. Atrás, la cuádruple salida de escape es una muestra de ostentación, realmente innecesaria.

Haval H6

Haval H6: más cautivante

Donde no esconde singularidades es en el interior, ya que su panel interior presenta un diseño muy llamativo. Lo más atrayente es una línea a media altura que en la parte central baja hacia una serie de comandos principales.

Por encima se halla la pantalla táctil, con un moderno sistema multimedia con conexiones múltiples, que es capaz de operar tanto el sistema de sonido como la climatización. El funcionamiento del mismo se muestra rápido, sobre un entorno gráfico moderno. Dos perillas circulares cumplen las funciones básicas: una es la de velocidad del forzador de aire, y otra la del volumen de audio.

Haval H6

Lo que tampoco pasa inadvertido es la continuación de la salida de ventilación del lado derecho, que invade parte del panel frente al acompañante: aún más singular.

La calidad percibida se sitúa en lo alto de las marcas de este origen, con materiales suaves al tacto casi en su totalidad. De todas formas algunas piezas, y el tacto de los comandos, no están a la altura de un vehículo de 40.000 dólares; entre ellos, el “joystick” que opera el sistema multimedia, e incluso los apliques de tono “cobre” sobre la plancha, que no resultan muy agradables a la vista.

Haval H6

Además, el tablero de instrumentos, conformado por una gran pantalla color, se hace imposible de visualizar al momento de tener el sol por detrás. Se trata de una falla bastante molesta, porque nos priva de ver información básica acerca de la conducción.

Es completo y muy legible en condiciones normales, pero los instrumentos secundarios (medidor de combustible y temperatura de agua) resultan muy poco precisos.

Haval H6

La postura frente al volante se nota relajada, y todos los comandos en general están a mano. Ambas butacas delanteras cuentan con reglajes eléctricos, pero la del conductor agrega memorias.

Incluso la calefacción de esos asientos se enciende mediante la misma central táctil, que a su vez hace de computadora de viaje, pudiendo visualizar datos poco comunes, como la temperatura de la transmisión, la tensión de la batería y la temperatura del aceite.

Haval H6

Las plazas traseras son gigantescas, mientras que el respaldo trasero puede colocarse en una posición relajada, lo que aumenta la sensación de placer. Hay salidas posteriores de aire y apoyabrazos central, junto a iluminación.

El baúl es adecuado, pero no demasiado aprovechado por sus laterales rectos. El cobertor es retráctil y debajo de la alfombra se ubica la rueda de repuesto, de menor tamaño.

Haval H6

De punta

Si hablamos de confort, el equipamiento se destaca por el techo panorámico vidriado, el climatizador bizona, las mencionadas butacas eléctricas y el tapizado de símil cuero, solo por mencionar los más importantes. Faltantes no detectamos demasiados, aunque podríamos reclamarle cargador inductivo de celulares o portón trasero con apertura eléctrica.

Donde la nueva Haval H6 se destaca es en la dotación de seguridad, ya que ofrece elementos diferenciadores. Encontramos control de velocidad crucero adaptativo y sistema de aviso de colisión frontal, con frenado parcial.

Haval H6

También dispone de alertas de cambio de carril y de ángulo ciego, asistente de estacionamiento y sistema de visualización de presión de los neumáticos. El sistema de frenos funciona de manera correcta, aunque con distancias que no sorprenden.

¿Cómo es el andar del Haval H6?

Uno puede disfrutar y percibir detalles con el vehículo detenido, pero al salir a rodar es donde afloran mayores sensaciones. Entre lo bueno del Haval H6 podemos mencionar la insonorización del habitáculo, como así también la respuesta dinámica y de la dirección, que ofrece tres niveles de dureza, aunque con poca diferencia entre ellas.

Haval H6

¿Dónde aparecen las críticas? Parece un juego de niños, pero en la ciudad, donde estos vehículos pasan gran parte de su vida útil, el H6 redunda en un confort poco satisfactorio.

Tal como sucede con muchos otros modelos de su mismo origen, existe una gran diferencia entre el mullido de las suspensiones, que parecen suaves, y el impacto que genera en el habitáculo encontrarnos con cualquier accidente vial de nuestras calles.

Haval H6

Puede ser por los neumáticos, por la dureza de los bujes o por un poco entendimiento entre la compresión y la expansión de los amortiguadores, o bien por el conjunto de todo ello, pero si se maneja de manera alegre en la ciudad, en el habitáculo se percibirán saltos, además de algún que otro quejido mediante ruidos o golpes secos.

El motor no ha cambiado; se trata de un dos litros de cuatro cilindros con turbo e inyección directa, que se muestra ágil y convincente, aunque resulta un poco gastador, más que nada en la ciudad.

Haval H6

Logra prestaciones favorables, mejoradas con respecto a la generación pasada gracias a la adopción de una transmisión de doble embrague con una velocidad extra: siete cambios (antes, seis).

Funciona bien, sin patinamientos, pero es un tanto lenta al salir desde parado o cuando se cambia de posición el selector. Las levas al volante cumplen para un manejo más deportivo. Por el momento, a nuestro país no llega con opción de tracción integral.

La única versión disponible de la Haval H6 tiene un precio de 41.900 dólares, con una garantía de tres años o 100.000 kilómetros, que la convierten en una opción costosa pero coherente desde el punto de vista de su relación entre tecnología, potencia y equipamiento.

Mirá la ficha técnica y prestaciones del nuevo Haval H6

 

También te puede interesar

at René Villegas

En esta Nota

Comentarios

Más en