martes 25 de junio de 2019
TEST | 25-05-2019 09:00

Citroën C4 Cactus vs Ford EcoSport Storm

Dos de los principales exponentes del segmento miden sus fuerzas. Con diseños llamativos y potencia mecánica similar, el impulsor de uno es turboalimentado y el otro aspirado. Tracción integral inteligente frente a un programa electrónico de tracción. ¿Quién da más?

Cada mes, cuando repasamos las estadísticas de ventas de autos en el mercado local, el nombre EcoSport aparece en la nómina. A esta altura, ya no es casualidad: el SUV compacto del óvalo, que dio vida a este segmento hace más de quince años, supo ir actualizándose para no perder pisada ante la masiva llegada de nuevos modelos.

Test Comparativo Citroën C4 Cactus Ford EcoSport Storm prueba de manejo

Uno de ellos es el Citroën C4 Cactus, el crossover que primero, hace poco más de dos años, llegó importado desde España como un modelo de origen “low cost”, y cuya aceptación en el mercado regional impulsó a la marca del doble chevrón a producir su nueva generación en Brasil, desde el año pasado. Así es como decidimos enfrentar al líder, que estrena en la Argentina esta nueva versión Storm (con una imagen más off-road) y la variante tope de gama del SUV compacto de los dos chevrones.

Diseño/Aerodinámica 
C4 Cactus (✭✭✭1/2)
EcoSport Storm (✭✭✭)     

Dos fórmulas antagónicas. Con líneas redondeadas y una imagen más moderna, el modelo de Citroën sufrió un profundo restyling hace algunos meses, despojándose de los elementos estéticos que caracterizaban a la generación anterior, es decir los singulares “airbumps” de goma que recorrían puertas, baúl y paragolpes.

Test Comparativo Citroën C4 Cactus Ford EcoSport Storm prueba de manejo
 Citroën C4 Cactus

Para bien o mal, perdió algo de personalidad en ese aspecto. Sin embargo, el nuevo frontal cobró más fuerza con la incorporación de grupos ópticos más grandes, mientras que el dibujo de las luces traseras es completamente nuevo. Otra sensible mejora para el Cactus fue la reformulación de las ventanillas traseras, que en el modelo anterior se abrían de forma pivotante y ahora son convencionales. Por su parte, Ford también afinó el lápiz de su modelo más exitoso en esta parte del planeta.

A mediados de 2019, el EcoSport absorbió el lineamiento estilístico global de los modelos del óvalo. Al ser más largo, ancho y alto que el SUV de Citroën, se lo advierte mejor plantado. Esta variante Storm, en particular, se caracteriza por algunos agregados que intentan emparentar su imagen con la de las pick-ups deportivas Raptor.

Test Comparativo Citroën C4 Cactus Ford EcoSport Storm prueba de manejo
Ford EcoSport Storm

Además de los “stickers” en la carrocería, la parrilla frontal ostenta una enorme inscripción de color negro alusiva a la versión, al igual que el cobertor de la rueda de auxilio: los pasarruedas, los bajos de las puertas y los paragolpes lucen protecciones plásticas para resaltar el espíritu off-road. Ambos cuentan con llantas de 17 pulgadas; en el caso del Ford, son específicas para esta versión.
  
Confort/Espacio interior 
C4 Cactus (✭✭✭)    
EcoSport Storm (✭✭✭)    
 

Si bien el EcoSport tiene una arquitectura más grande que la del C4 Cactus, éste último cuenta con la mayor distancia entre ejes: 2.600 vs 2.521 mm. En ese sentido, la habitabilidad del SUV de Citroën ofrece mayor comodidad. Las butacas delanteras son más anchas y mullidas, mientras que en las plazas traseras hay mayor espacio para las piernas y altura hasta el techo, penalizado en la EcoSport por la cavidad ocupada para el despliegue del techo solar delantero.  

Test Comparativo Citroën C4 Cactus Ford EcoSport Storm prueba de manejo

Sendos paneles de a bordo lucen modernos, y la calidad es adecuada: el de los chevrones combina distintos tipos de plásticos, mientras que el del óvalo está revestido con un material acolchado. Por su parte, ambos volantes ofrecen regulación en altura y profundidad, al igual que el asiento del conductor, que dispone de ajuste en altura.

De esa manera, encontrar una posición óptima en cada modelo es tarea sencilla: la EcoSport dispone de ajuste lumbar, aunque el apoyacabeza es pequeño. Comparando la capacidad de carga de cada baúl, los 362 dm3 del Ford sacan ventaja sobre los 320 dm3 del Citroën, que debajo del piso cuenta con un auxilio temporal. En el caso de la EcoSport es homogéneo, pero está ubicado en el exterior: una tentación para los dueños de lo ajeno.  

Motor/Prestaciones 
C4 Cactus (✭✭✭✭)
EcoSport Storm (✭✭1/2)

En este apartado, las diferencias son sustanciales en favor del C4 Cactus. Es que el SUV del doble chevrón –en esta versión tope de gama– equipa el eficaz propulsor naftero THP 1.6 turbo con inyección directa que entrega 165 CV de potencia y 24,5 kgm de torque (desde las 1.400 rpm). Con cinco caballos más, el 2.0 GDI aspirado de la EcoSport (170 CV) no logra equiparar la performance del turbo.

Test Comparativo Citroën C4 Cactus Ford EcoSport Storm prueba de manejo

Las prestaciones son elocuentes: el Citroën C4 Cactus acelera de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 207,1 km/h; el Ford EcoSport Storm lo hace en 10,5 segundos y 178,1 km/h, respectivamente. La respuesta de elasticidad del THP también es notoria respecto del GDI.

Por ejemplo, al momento de realizar un sobrepaso en ruta (acelerando de 80 a 120 km/h), el primero necesita de 5,4 segundos, mientras que el otro, 7,2 segundos. En cuanto al consumo, las cifras también son favorables al modelo de Citroën, cuyo rendimiento promedio es de 12,8 kilómetros por cada litro de combustible, en tanto el Ford alcanza los 11,0 km/l.  

Equipamiento/Instrumental 
C4 Cactus (✭✭✭)     
EcoSport Storm (✭✭✭✭)    

  
En este apartado, las diferencias juegan a favor del Storm a través del techo solar y las barras porta equipajes longitudinales y transversales (regulables): en el Cactus son fijas y sólo longitudinales.

Control de velocidad crucero, tapizado de símilcuero, levantavidrios eléctricos con “one-touch”, pantalla táctil con navegador satelital, cámara de marcha atrás, sistema Mirror Screen, Bluetooth y climatizador digital son comunes a ambos. Sin embargo, vale la pena reparar que en el Citroën el climatizador se manipula exclusivamente desde la pantalla: un recurso poco práctico, “agravado” por lo impreciso del sistema táctil.

Test Comparativo Citroën C4 Cactus Ford EcoSport Storm prueba de manejo

El tablero de instrumentos de la EcoSport es más agradable y completo: combina relojes analógicos con un display digital para la computadora de a bordo, mientras que el del C4 Cactus es ciento por ciento digital, recurso que no termina de convencer. Ambos cuentan con monitoreo de presión de neumáticos. 
  
Suspensiones/Dirección 
C4 Cactus (✭✭✭)    
EcoSport Storm (✭✭✭✭)
    

Fabricados en Brasil, ambos disponen de esquemas de suspensiones mullidos, configuración pensada para los caminos de nuestra región. Sin embargo, el tren delantero de la EcoSport se advierte más firme, absorbiendo mejor las ondulaciones de los lomos de burro, calles empedradas e inclusive algún que otro pozo.

A eso hay que agregarle que dispone de suspensión independiente Multilink en el tren trasero, cualidad que también redunda en un mejor confort de marcha. Dinámicamente, cuando incrementamos la velocidad en ruta, la respuesta de las suspensiones de ambos modelos transmite comodidad al habitáculo, aunque hay que destacar que el modelo de Ford ofrece mayor aplomo (pese a ser más alto): muchas veces, la extrema flexibilidad del Citroën obliga a corregir la trayectoria. Los dos cuentan con dirección asistida eléctricamente, cuya respuesta en ciudad es muy suave.  

Test Comparativo Citroën C4 Cactus Ford EcoSport Storm prueba de manejo

Transmisión/Caja 
C4 Cactus (✭✭✭1/2)  
EcoSport Storm (✭✭✭1/2)  

Con tracción delantera, el SUV de los dos chevrones incorpora el conocido sistema Grip Control que permite optar entre cinco modos de conducción, según el terreno a enfrentar: Normal, Nieve, Barro, Arena y ESP Off. Este mecanismo se activa desde un mando giratorio ubicado en la consola central, y entra en acción para limitar la transferencia del par motor sobre el tren delantero y gestionar los frenos.

Por su parte, el Ford utiliza el también conocido sistema de tracción integral inteligente (4WD). Con este diferencial, el modelo del óvalo es más apto para animarse al barro o a la arena, aunque de ninguna manera es apto para un uso off-road intensivo.  Ambos equipan una caja automática de seis velocidades, con convertidor de par y modo Sport. La transmisión del Citroën ofrece la posibilidad de realizar el pase de marchas de manera manual (secuencial), mientras que sólo la del Ford dispone de levas detrás del volante. En la práctica, la del C4 Cactus hace mejor maridaje con el motor: cuando se exige al conjunto mecánico, es más obediente y precisa.  

Test Comparativo Citroën C4 Cactus Ford EcoSport Storm prueba de manejo

Seguridad/Frenos 
C4 Cactus (✭✭✭)     
EcoSport Storm (✭✭✭1/2)

En líneas generales, la dotación es similar en ambos modelos. La Storm saca ventaja con el séptimo airbag (de rodillas para el conductor), mientras que el Cactus cuenta con alerta de cambio involuntario de carril con una luz en el tablero y un estridente sonido (no genera vibración en el volante) que se puede desconectar, además de un alerta de colisión inminente y sensor de cansancio del conductor.  

Pese a que el Citroën dispone de discos en la cuatros ruedas y el Ford tiene tambores traseros, el del óvalo respondió mejor en las pruebas de rigor. Por ejemplo, para detenerse por completo desde los 120 km/h necesitó de 57,0 metros, mientras que el de Citroën requirió 63,8 metros.   

Test Comparativo Citroën C4 Cactus Ford EcoSport Storm prueba de manejo

Precio/Garantía 
C4 Cactus (✭✭✭)    
EcoSport Storm (✭✭1/2)

Un ítem sensible teniendo en cuenta la actualidad económica que vive nuestro país, donde el sector automotor es uno de los más afectados, y es notoria la retracción de ventas. La volatilidad constante del tipo de cambio genera distorsiones en los precios de los 0 km, y es por ello que algunas marcas no tienen valores de referencia para sus modelos, mientras que otras prefieren no comunicarlos.

Esto explica por qué muchos concesionarios salen a la caza de nuevos clientes ofreciendo importantes descuentos que, en algunos casos, están por debajo del precio sugerido por fábrica. Dicho esto, el precio de la variante tope de gama del Citroën C4 Cactus Shine es de 1.004.000 pesos, en tanto que el del Ford EcoSport Storm (suministrado por tres agencia oficiales de la marca del óvalo en CABA y Gran Buenos Aires) al cierre de esta edición era de 1.119.800 pesos. 

FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES

 

Alejandro Cortina

Alejandro Cortina

Comentarios

Minuto de Noticias

Actualidad en 60 segundos

Conocé los principales temas del día en este resumen informativo.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario