lunes 30 de noviembre de 2020
CLáSICOS | 23-08-2020 14:32

Así probábamos al Chevrolet Corvette Z06

Recordamos la prueba de manejo del clásico deportivo de la marca del moño. En esta ocasión, el test pertenece a la edición de enero de 2007 de Revista Parabrisas.

Una leyenda americana que genera sensaciones poco comunes. Supera los 300 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. Además, ofrece buen confort y una interesante relación precio-prestaciones.

La primera experiencia que tuvimos con el Corvette fue en el 2005 en Rochester, tranquila localidad del Estado de Michigan, y la segunda, en Miami durante una parada del viaje al Salón de Detroit del año pasado. En ambas ocasiones nos dimos el gusto de acelerar este modelo que es considerado una "leyenda viviente".

Pero, como muchos saben, en el "gran país del norte" los controles son tan estrictos que durante ambos contactos no logramos sentir su máximo potencial. Debemos confesar que siempre nos quedamos con las ganas de seguir pisando el acelerador, pero esta vez, gracias la profesional gestión de Andrea de Navarrete de GM Argentina, pudimos confirmar aquel dicho que sostiene: "la tercera es la vencida".

Finalmente, el mítico modelo llegó a Buenos Aires y durante cinco días despuntamos el vicio probando a fondo en ruta y ciudad su V8 con más de 500 caballos hasta alcanzar el corte de inyección en todos los cambios posibles. Para resumirlo experimentamos esas sensaciones que no se viven muy a menudo y que gratifican a quienes sienten pasión por los autos.

Chevrolet Corvette Z06

La versión de Corvette que GM importa al país es la más potente y rápida que haya fabricado nunca General Motors de serie y se la denomina Z 06; en materia de aceleración y velocidad este icono se alinea con una Ferrari 430 o un Porsche 911 Turbo, dos modelos que se comercializan en la Argentina por el doble del valor del producto de Chevrolet. En definitiva, es el superdeportivo con la mejor relación precio prestaciones ya que según fuentes de GM, se comercializará en alrededor de 130.000 dólares.

Diseño

El Corvette, —cuyo nombre deriva de un ágil y pequeño barco de guerra del siglo XlX—, fue creado como un biplaza con motor delantero, tracción trasera y atractiva carrocería de fibra de vidrio. Harley Earl fue el responsable principal del concepto y del diseño básico del primer Corvette, el cual fue presentado el 17 de enero de 1953. Respetando el mismo principio esta sexta generación apela a una estructura de aluminio que combina materiales compuestos avanzados.

Por ejemplo, el piso de la carrocería lleva láminas de fibra de carbono sobre una estructura ultraliviana hecha de madera balsa. La aerodinámica está forjada por la experiencia deportiva, donde la estabilidad a velocidades elevadas y la tenida en curvas son fundamentales. Mientras los autos de competición adoptan grandes alerones, el spoiler elevado del Z06 produce suficiente carga aerodinámica para equilibrar el apoyo del faldón delantero, sin perjudicar la resistencia.

Chevrolet Corvette Z06

El Cx obtenido es de 0,34, un buen valor si se considera el impresionante ancho de sus neumáticos: los delanteros miden 275/35 ZR18 y los traseros 325/30 ZR19. A diferencia de su hermano menor, el C6, este Z06 es 20 mm más bajo, 76 mm más ancho y 10 mm más largo.

Sus dimensiones son 4.460 mm de largo, 1.928 mm de ancho y 1.244 mm de alto. El estilo del Z06 combina las líneas clásicas y la nueva expresividad de diseño Corvette con un inconfundible aspecto deportivo. La experiencia por las calles y rutas de Buenos Aires fue muy emotiva: los transeúntes que se lo cruzaban lo admiraban, fotografiaba y hasta ovacionaban.

Confort

En esta sexta generación se puso mucho énfasis al espacio y confort interior, el diseño es totalmente nuevo y los mandos se alojan de una manera lógica. El panel frontal está construido con un material acolchado de buena calidad aunque en algunos lugares la terminación no es de lo mejor. Por ejemplo, en la unidad de prueba había sectores del tapizado despegado a la altura del túnel de la transmisión lo que se puede atribuir al excesivo calor que emana ese mecanismo.

Llama la atención la dimensión de los grandes posavasos, elementos casi indispensables en su país de origen. Este dispositivo fue pensado para soportar las aceleraciones longitudinales y laterales sin que se derrame el contenido.

Chevrolet Corvette Z06

Al sentarse al volante, con la butaca muy cercana al suelo se advierten los abultados guardabarros, el notable ancho de la carrocería y cierto nivel de confort si se considera que es un "pura sangre" biplaza. Los asientos son mullidos y poseen regulación mixta (manual y eléctrica) al igual que la columna de dirección que lo hace en altura, de forma manual, y en profundiad, de manera eléctrica. El espacio a lo ancho y a lo largo es satisfactorio como también el lugar destinado para cargas en donde puede alojar sin problemas dos bolsas de palos de golf.

Motor

Como se dijo, este es el Corvette construido en serie más potente y veloz de la historia. Su poder de aceleración es tal, que con la primera marcha a fondo alcanzamos los 104 km/h, maniobra que genera una sensación de fuerza hacia atrás que se empieza a sentir en la base del cuello y se desplaza a través de los hombros y la espalda de manera contundente.

Cuando se conecta la segunda el sonido es ensordecedor y en pocos instantes el pulso se acelera, las manos empiezan a transpirar y la boca se seca. Cuando se pasa a tercera de golpe ya estamos superando los 210 km/h en poco más de 12 segundos y la adrenalina va en aumento. 

Con la cuarta a fondo ya podemos superar a todos los autos limitados a 250 km/h ya que el Corvette circula a 273 km/h. La velocidad máxima la alcanzamos en quinta, nada menos que 316,4 km/h a un régimen de 6.100 rpm y con una sensación indescriptible. Curiosamente con la sexta marcha las revoluciones caen estrepitosamente a 3.250 rpm y en consecuencia la velocidad disminuye a 262,8 km/h, una relación pensada para mejorar la muy limitada autonomía.

Chevrolet Corvette Z06

Las relaciones de caja son largas e inclusive comprometen los valores de elasticidad (a 160 km/h el motor gira a sólo 2.000 rpm) pero esa característica se complementa con la potencia brutal del V8: nada menos que 512 caballos. Su nivel de aceleración es tan soberbio que para ir de 0 a 100 km/h demora apenas 4,4 segundos, un valor que puede poner en aprietos a los mismísimos Porsches y Ferraris.

El Z06 deriva de un programa de competición que se ha convertido en una historia de dominio. Entre los hitos conseguidos suman cuatro victorias dobles, primer y segundo puesto, en la categoría GT1 de las 24 horas de Le Mans. Denominado LS7, el motor V8 de 7.011 cm3 es el propulsor más potente construido por GM para un auto de pasajeros.

Su tecnología deriva de la competición y entre las características técnicas se destacan sus bielas de titanio, el cigüeñal de acero forjado, los pistones de cabeza plana de aluminio forjado, la tapas de aluminio con válvulas de admisión de titanio y válvulas de escape rellenas de sodio y varillas y resortes de válvulas de titanio.

Chevrolet Corvette Z06

El LS7 dispone de un sistema de lubricación de cárter seco diseñado para mantener el motor totalmente lubricado durante las elevadas cargas centrífugas que el Corvette Z06 es capaz de producir. Un depósito montado en el compartimiento motor proporciona aceite a presión constante en cargas centrífugas superiores a 1 g. Sólo dos características nos parecieron negativas: una es el ruido excesivo que produce cuando el motor gira a bajas vueltas en un cambio alto (aunque el aislamiento acústico fue pensado para reducir el peso y recibir más sensaciones sonoras del sistema motriz); otro es el consumo desmedido.

Durante las pruebas de aceleración y velocidad llegamos a medir 2,5 kilómetros por litro, lo que se traduce en 40 litros de nafta para realizar 100 kilómetros. El promedio final (calculando ciduad, 90 km/h y 120 km/h) fue de 5,7 km/l que implican que su autonomía es levemente superior a los 300 kilómetros. 

Equipamiento

Salvo por la ausencia de un sensor de estacionamiento el resto del equipamiento es correcto para un auto de su clase. Lo más destacado es el Head up Display un holograma que se refleja en el parabrisas para evitar que el conductor se distraiga. Este dispositivo puede informar, entre otras cosas, el nivel de aceleración lateral en g, las rpm, la velocidad, la presión de aceite, performance de la transmisión, etc. También se destacan el reproductor de sonido con parlantes Bose, los tapizados de cuero, el climatizador dual y los asientos calefaccionados. El tablero de instrumentos es analógico y tiene caracteres muy visibles.

Chevrolet Corvette Z06

La información es completa y se destacan los indicadores de presión de aceite del motor, nivel de batería, temperatura del agua y combustible, además de dos generosos cuadrantes para el cuentarrevoluciones y el velocímetro con escala hasta 320 km/h. Este tablero se complementa con un display que proyecta más información y que cumple las funciones de una computadora de abordo, entre otras cosas indica la presión de los neumáticos y el estado del aceite del motor.

Suspensiones

Una de las características que más nos sorprendieron del Corvette fue su confort de marcha. Por tratarse de un auto súper deportivo su andar no resulta demasiado áspero, como buen biplaza es firme pero con un andar bastante soportable. El chasis fue objeto de una puesta a punto enfocada a lograr un mayor confort pero sin sacrificar el excelente comportamiento. La rigidez de la carrocería tuvo un tratamiento especial y las llantas de aleación fueron pensadas para disminuir las masas no suspendidas y mejorar el trabajo de las suspensiones.

Sobre un asfalto en buen estado se puede conducir a altas velocidades sin esfuerzo por parte del conductor ya que el Corvette posee un aceptable aplomo direccional. En pisos desparejos hace falta un alto grado de efectividad en la conducción ya que se torna un poco inquieto. A pesar de sus dimensiones y peso (1.420 kg.) es ágil en cualquier terreno, aunque su hábitat es la autopista.

Chevrolet Corvette Z06

No tiene tendencias definidas, es prácticamente neutro y dobla sobre rieles. Tanto es así que el límite está dado por el sentido común y el estado de los neumáticos. Pero todo se transforma si se desconecta el control de tracción en donde es posible hacerle perder la compostura, momento en que se manifiesta una notable tendencia a sobrevirar.

Transmisión

Los puristas del manejo pueden sentirse satisfechos con el Z 06 ya que, afortunadamente, está equipado con una tradicional caja manual, en este caso de seis marchas. Tanto la selectora de cambios como el embrague son suaves de accionar y su nivel de precisión es satisfactorio. Lo curioso de esta transmisión está dado por el largo de sus relaciones ya que, como se dijo, en primera llega a poco más de 100 km/h, pero esa receta es la que parece funcionar al momento de sacarle todo el provecho al motor. Tal vez con una relación más corta sería difícil lograr semejante valor.

Esta característica perjudica su elasticidad en los cambios altos ya que de 80 a 120 km/h, en sexta marcha, demora más de 12 segundos lo que deja en claro que GM buscó por todas la formas reducir el consumo del voraz motor. Para manejarlo con cierta cuota de agilidad y diversión es necesario llevar el motor en cambios bajos a regímenes de intermedios a altos.

Chevrolet Corvette Z06

Posee un control de tracción dosificable que permite cierta cuota de patinamiento para sacarle el mayor provecho. Al accionar el botón que los desconecta el patinamiento y el humo blanco de los neumáticos traseros se hacen presentes con sólo acelerar un poco.

Seguridad

Al momento de frenar se nota la eficacia de sus cuatro discos ventilados y el ABS que, prácticamente, no se percibe. El diámetro de los discos delanteros es de 355 mm y los traseros, 340 mm. Por su parte los cáliper delanteros son de seis pistones con seis pastillas, de esta manera se logra un desgaste más equilibrado que con una sola de mayor tamaño. Los traseros son de cuatro pistones. Si se lo somete a exigencias constantes, como por ejemplo en un autódromo el conjunto refleja cierto nivel de fatiga.

En condiciones normales su nivel de detención es más que aceptable: de 100 km/h a 0 precisa de 35,3 metros, distancia que, en cierta medida, se logra por el descomunal ancho de los neumáticos. Dentro del equipamiento de seguridad se destacan los faros de xenón, los airbags frontales y laterales, el control de tracción y la carrocería programada para absorver impactos. 

Chevrolet Corvette Z06

Precio

Actualmente, la fabricación de Corvette se sitúa en un una media de 31.000 autos al año, de los cuales, aproximadamente, el 20 por ciento son modelos Z06. En Europa hoy tiene una fuerte demanda, seguramente consolidada por su excelente relación precio/prestaciones. Esta fórmula también se da en nuestro mercado ya que según GM (al cierre de esta edición el precio no estaba confirmado) el Corvette Z06 se ofrecerá por un valor cercano a los 130.000 dólares y lo que es mejor aún, con una garantía de tres años o 100.000 km.

Con esto queda confirmado que este auto ofrece una de las mejores relaciones precio/prestaciones ya que los modelos del mercado local que más se le asemejan en aceleración y velocidad son la Ferrari 430 que cuesta u$s 291.000 y el Porsche 911 Turbo que se ofrece a u$s 227.000. En resumen el slogan de la marca "Subite a la leyenda" nunca ha sido más apropiado para este Corvette.

FICHA TÉCNICA

Por: Augusto Brugo Marcó
Fotos: Diego Gonzalez

Galería de imágenes

Comentarios

Más en