martes 22 de junio de 2021
HISTORIA | 30-01-2020 12:39

Mazda festeja sus 100 años de vida

La compañía japonesa pasó de ser una fabricante de corchos en 1920 a una exitosa productora de automóviles.

Mazda es una marca cuyos vehículos dejaron de comercializarse en la Argentina hace varios años. Eso no implica que haya desaparecido de la faz de la tierra, sino todo lo contrario: hoy, 30 de enero, celebra su centésimo aniversario en la sede de Hiroshima con una ceremonia que inaugura un año de eventos, incluido el Salón del Automóvil de Ginebra 2020, durante el cual estará recordando su pasado mirando hacia el futuro.

En 1920, la compañía nació como fabricante de corcho en Hiroshima hasta que Jujiro Matsuda, el industrial Jujiro Matsuda tomó el control del Toyo Cork Kogyo en 1921 y la transformó primero en un productor de máquinas herramienta y posteriormente en un fabricante de vehículos.

El primer modelo fue el Mazda-Go, motovehículo de tres ruedas que salió a la venta en 1931. Resultó exitoso y fue sometido a una mejora continua, recibiendo por ejemplo, una innovadora transmisión de cuatro velocidades en 1938 que redujo el consumo de combustible en un 20 por ciento. Después de la Segunda Guerra Mundial, la producción se reanudó unos meses después de la expliosión de la bomba atómica en Hiroshima.

En 1960 llegó el R360, el primer automóvil de pasajeros. En Japón, este pequeño auto de dos puertas se destacó en el incipiente segmento de kei-car (micro autos que gozan de beneficios impositivos). Al año siguiente, la empresa firmó un acuerdo de licencia con el fabricante de automóviles alemán NSU para desarrollar y fabricar sus nuevos motores rotativos compactos y livianos Wankel.

En 1967, el futurista Cosmo Sport / 110S se convirtió en el primer modelo de serie del mundo equipado con un motor rotativo. Fue el inicio de una fructífera historia que incluyó el lanzamiento de numerosos modelos, como el RX-7 lanzado en 1978.

Mazda demostraría también su capacidad en materia tecnológica en la pista, transformándose en el primer constructor asiático en ganar las legendarias 24 Horas de Le Mans en 1991 con el 787B de cuatro rotores, el único auto que resultó vencedor con un propulsor sin pistones.

La denominación de la compañía pasó a ser oficialmente Mazda Motor Corporation en 1984. Un lustro más tarde, lanzaba el MX-5, en un momento en que los convertibles de dos plazas estaban prácticamente extintos. Hoy, después de cuatro generaciones, el modelo sigue siendo el roadster más vendido en la historia, superando el millón de unidades producidas en 2016.

En la actualidad, Mazda dispone de una gama de productos diseñados con el lenguaje de estilo Kodo - Soul of Motion que están ganando premios en todo el mundo. Entre estos se encuentra el MX-30, su primer vehículo eléctrico. Este modelo tiene la particularidad de utilizar corcho ecológico en el habitáculo, recordando los humildes orígenes de la empresa llamada en sus comienzos Toyo Cork Kogyo.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en