viernes 12 de agosto de 2022
NOTICIAS | 29-08-2018 14:02

La increíble colección de autos de Michael Jackson

Las excentricidades que marcaron la vida del “Rey del Pop” no dejaban de lado a los autos. Se estima que llegó a tener unos setenta vehículos.

Pocas son las personas en el mundo que no conocen a esta mega estrella fallecida. Un hombre que se caracterizó siempre por sus excentricidades, tanto en lo que hace a su vestimenta, como en las mansiones donde se hospedó; sin olvidar sus impresionantes shows, que nunca se destacaron por ser modestos. 

Sus autos no eran la excepción a la regla. 

De hecho, su colección de autos, no solo era impresionante por lo cualitativo, sino también por lo cuantitativo. Se sospecha que el cantante llegó a disponer de más de 70 vehículos, de lo más variados. 

Por esta razón, solo nos concentraremos en los más destacados de la extensa lista. 

Uno de sus primeros vehículos, ya en carácter de estrella, fue una limusina Lincoln Town del año 1988 en color blanco. Disponía de todas las comodidades que se podían pretender en aquel entonces: minibar, televisión, asientos en el mejor cuero gris y un largo etcétera. 

Como no podía ser de otra forma, reforzando su carácter de americano, disponía de un enorme motor V8, tracción trasera y la carrocería se apoyaba sobre un chasis de largueros. Nada de monocasco. 

Mira también: Feliz Cumple Cadillac

En el año 1990 comienza a utilizar un Rolls Royce Silver Spur II Touring Limousine. Un nombre muy largo que no es en vano, ya que el vehículo disponía de todo lo imaginable para la época.  

El V8 de 6750 centímetros cúbicos que empujaba a esta bestia, incorporaba la inyección electrónica como una novedad. Flaqueaba en lo que a transmisión se trataba, ya que solo disponía de una caja automática de tres velocidades. 

Volvía a aparecer el cuero gris en el interior, el cual aparecía en la mayoría de sus modelos. 

En el año 1999 adquiere un Rolls Royce Silver Seraph Limousine, el cual se caracterizó por la ostentación poco criteriosa. 

Por lo que se pudo saber acerca de este vehículo, su decoración interior estuvo inspirada en el majestuoso Palacio de Versalles. Claro que, no todo lo que se ve lindo en un palacio, se tiene que ver lindo en un auto. Este caso es un claro ejemplo de ello. 

En lo que respectaba a la motorización disponía de un motor V12, de origen BMW, fabricado íntegramente en aleación de aluminio y que cubicaba 5.4 litros. Se acoplaba a una transmisión automática de cinco velocidades. 

Mira también: ¿Qué hay que revisar cuando compramos un auto usado?

Entre tantos autos de manejados por choferes, nos encontramos con un Mercedes Benz 500 SEL de 1985 que manejaba el. 

Era el vehículo habitual que utilizaba para ir desde su mansión, hasta los estudios de grabación en Los Ángeles, cosa que lo transforma en especial. De hecho, el vehículo siguió en su poder hasta el día de su muerte, cosa que demuestra un cierto aprecio. 

Un auto cómodo, potente, confiable y bastante más discreto que todas las demás maquinas que se encuentran en la lista. 

Y hablando de discreción, debemos nombrar al único auto “barato” de la colección: Una Ford Econoline E150 adquirida en el año 1993. 

Otro de sus vehículos destacados, es el Rolls Corniche Coupé de 1975. El cual termina de demostrar a las claras, la debilidad que tenía por los autos ingleses. 

En sus últimos años de vida se transportó en una Cadillac Escalade, la cual no hizo más que seguir con la tónica de autos en los que siempre se manejó. Era negra y tenía los vidrios polarizados. 

Galería de imágenes

Comentarios

Más en